Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000101.htm

Control de su hipertensión arterial

La hipertensión es otro término usado para describir la presión arterial alta. La presión arterial alta puede provocar:

Usted es más propenso a tener presión arterial alta a medida que envejece. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto ocurre, su presión arterial se eleva.

¿Cuándo es la presión arterial una preocupación?

Si su presión arterial está alta, necesita bajarla y mantenerla bajo control. La lectura de la presión arterial tiene 2 números. Uno o ambos números pueden estar demasiado altos.

  • El número superior se denomina presión arterial sistólica. Para la mayoría de las personas, esta lectura está demasiado alta si es de 140 o superior.
  • El número inferior se denomina presión arterial diastólica. Para la mayoría de las personas, esta lectura es demasiado alta si es de 90 o superior.

Las lecturas de presión arterial arriba mencionadas son los objetivos acordados por la mayoría de expertos para la mayoría de las personas. Para las personas de 60 años y mayores, algunos médicos recomiendan un objetivo de presión arterial de 150/90. Su proveedor de atención médica considerará la manera como estos objetivos aplican a usted específicamente.

Medicamentos para la presión arterial

Muchos medicamentos pueden ayudarlo a controlar la presión arterial. Su proveedor:

  • Recetará los medicamentos más adecuados para usted
  • Vigilará los medicamentos
  • Hará cambios si los necesita

Los adultos mayores tienden a tomar más medicamentos y esto los pone en mayor riesgo de efectos secundarios perjudiciales. Un efecto secundario de los medicamentos para la presión arterial es un aumento en el riesgo de caídas. En el tratamiento de los adultos mayores, los objetivos de la presión arterial deben equilibrarse contra los efectos secundarios del medicamento.

Dieta, ejercicio y otros cambios en el estilo de vida

Además de tomar el medicamento, usted puede tomar muchas medidas para ayudar a controlar la presión arterial. Algunas de estas incluyen:

  • Reducir la cantidad de sodio (sal) que consume. Procure que sean menos de 1,500 mg por día.
  • Reducir la cantidad de alcohol que toma, no más de 1 trago al día para las mujeres y 2 para los hombres.
  • Consumir una dieta saludable para el corazón que incluya las cantidades recomendadas de potasio y fibra.
  • Tomar mucha agua.
  • Permanecer en un peso corporal saludable. Encuentre un programa para bajar de peso, si lo necesita.
  • Hacer ejercicio de manera regular. Por lo menos 30 minutos al día de ejercicio aeróbico moderado.
  • Reducir el estrés. Trate de evitar las situaciones que le causan estrés y pruebe con meditación o yoga para desestresarse.
  • Si fuma, dejar de hacerlo. Busque un programa que lo ayude a dejar de fumar.

El proveedor puede ayudarlo a encontrar programas para bajar de peso, dejar de fumar y hacer ejercicio. También puede conseguir una remisión de su proveedor a un nutricionista. El nutricionista puede ayudarlo a planear una dieta que sea saludable para usted.

Revisarse la presión arterial

Su presión arterial puede medirse en muchos lugares, por ejemplo:

  • El hogar
  • El consultorio del proveedor
  • La estación de bomberos local
  • Algunas farmacias

El proveedor puede solicitarle que lleve un registro de su presión arterial en el hogar. Cerciórese de conseguir un dispositivo casero que ajuste bien y de buena calidad. Es mejor tener uno con un manguito para su brazo y lectura digital. Practique con su proveedor para constatar que esté tomando la presión arterial correctamente.

Es normal que su presión arterial sea diferente en distintos momentos del día.

A menudo es más alta cuando usted está en el trabajo. Baja ligeramente cuando usted está en casa. Generalmente es más baja cuando está durmiendo.

Es normal que su presión arterial aumente repentinamente cuando se despierta. En personas con presión arterial muy alta, este es el momento cuando están en mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Control

El proveedor le practicará un examen físico y verificará su presión arterial con frecuencia. Con su proveedor, establezca una meta para su presión arterial.

Evaluación de la presión sanguínea

Si usted vigila su presión arterial en casa, mantenga un registro escrito. Lleve los resultados a la consulta clínica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor si su presión arterial está muy por encima de su rango normal.

Llame igualmente si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Pulso o latidos cardíacos irregulares
  • Dolor torácico
  • Sudoración
  • Náuseas o vómitos
  • Dificultad para respirar
  • Vértigo o mareo
  • Dolor u hormigueo en el cuello, la mandíbula, el hombro o los brazos
  • Entumecimiento o debilidad en el cuerpo
  • Desmayo
  • Problemas para ver
  • Confusión
  • Dificultad para hablar
  • Otros efectos secundarios que usted piensa que podrían ser a raíz del medicamento o su presión arterial

Nombres alternativos

Control de la hipertensión

Referencias

American Diabetes Association. Standards of Medical Care in Diabetes-2016 Abridged for Primary Care Providers. Clin Diabetes. 2016;34(1):3-21. PMID: 26807004 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26807004.

Ettehad D, Emdin CA, Kiran A, et al. Blood pressure lowering for prevention of cardiovascular disease and death: a systematic review and meta-analysis. Lancet. 2016;387(10022):957-967. PMID: 26724178 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26724178.

Gaziano JM, Ridker PM, Libby P. Primary and secondary prevention of coronary heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 49.

James PA, Oparil S, Carter BL, et al. 2014 evidence-based guideline for the management of high blood pressure in adults: report from the panel members appointed to the Eighth Joint National Committee (JNC 8). JAMA. 2014;311(5):507-520. PMID: 24352797 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24352797.

Peterson ED, Gaziano JM, Greenland P. Recommendations for treating hypertension: what are the right goals and purposes? JAMA. 2014;311(5):474-476. PMID: 24352710 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24352710.

Rosendorff C, Lackland DT, Allison M, et al. Treatment of hypertension in patients with coronary artery disease: a scientific statement from the American Heart Association, American College of Cardiology, and American Society of Hypertension. Circulation. 2015;131(19):e435-e470. PMID: 25829340 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25829340.

Weber MA, Schiffrin EL, White WB, et al. Clinical practice guidelines for the management of hypertension in the community: a statement by the American Society of Hypertension and the International Society of Hypertension. J Clin Hypertens (Greenwich). 2014;16(1):14-26. PMID: 24341872 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24341872.

Wright JT Jr, Fine LJ, Lackland DT, Ogedegbe G, Dennison Himmelfarb CR. Evidence supporting a systolic blood pressure goal of less than 150 mm Hg in patients aged 60 years or older: the minority view. Ann Intern Med. 2014;160(7):499-503. PMID: 24424788 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24424788.

Ultima revisión 8/22/2016

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados