Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000109.htm

Dieta con bajo contenido de sal

Demasiado sodio en su dieta puede ser dañino para usted. Si tiene presión arterial alta o insuficiencia cardíaca, es posible que le pidan que reduzca la cantidad de sal que consume cada día. Estos consejos lo ayudarán a escoger alimentos que tengan un bajo contenido de sodio.

La sal y la alimentación

Su cuerpo necesita sal para funcionar apropiadamente. La sal contiene sodio. El sodio ayuda a que su cuerpo controle muchas funciones. Demasiado sodio en la alimentación puede ser malo para usted. Para la mayoría de las personas, el sodio en la dieta proviene de la sal que está en los alimentos o que se les ha agregado.

Si usted tiene presión arterial alta o insuficiencia cardíaca, probablemente le pedirán que reduzca la cantidad de sal que consume todos los días. Incluso las personas con presión arterial normal tendrán presión arterial más baja (y más saludable) si reducen la cantidad de sal que consumen.

El sodio en la dieta se mide en miligramos (mg). Su proveedor de atención médica puede solicitarle que no coma más de 2,300 mg por día cuando padezca estas afecciones. Para algunas personas, 1,500 mg al día es una meta incluso mejor.

Reducir la sal en la alimentación

Comer una variedad de alimentos todos los días puede ayudarlo a reducir la sal. Trate de consumir una dieta balanceada.

Compre verduras y frutas frescas cuando sea posible. Estas son naturalmente bajas en sal. Los alimentos enlatados a menudo contienen sal para conservar el color del alimento y mantenerlo luciendo fresco. Por esta razón, es mejor comprar alimentos frescos. Compre también:

  • Carnes, pollo o pavo y pescados frescos
  • Verduras y frutas frescas o congeladas

Busque estas palabras en las etiquetas:

  • Bajo en sodio
  • Libre de sodio
  • Sin sal agregada
  • Reducido en sodio
  • Sin sal

Verifique todas las etiquetas para ver cuánta sal contienen los alimentos por porción.

Los ingredientes aparecen enumerados en el orden de cantidad que el alimento contiene. Evite alimentos que incluyan la sal encabezando la lista de ingredientes. Un producto con menos de 100 mg de sal por porción es bueno.

Aléjese de alimentos que siempre tengan alto contenido de sal. Algunos de estos alimentos comunes son:

  • Alimentos procesados, tales como carnes curadas o ahumadas, tocino, perros calientes, salchicha, mortadela, jamón y salami
  • Anchoas, aceitunas, encurtidos y chucrut
  • Salsa de soja (soya) y de Worcestershire, jugos de tomate y otros vegetales, y la mayoría de los quesos
  • Muchos aderezos y mezclas de aderezos para ensaladas embotellados
  • La mayoría de los refrigerios, tales como papitas fritas, galletas y otros

Al cocinar, reemplace la sal por otros aliños. La pimienta, el ajo, las hierbas y el limón son buenas opciones. Evite las mezclas de especias empacadas. A menudo contienen sal.

Use ajo y cebolla en polvo, no sal de ajo y cebolla. NO coma alimentos con glutamato monosódico (GMS).

Cuando salga a comer, limítese a los alimentos al vapor, asados a la parrilla, cocidos, hervidos y dorados sin nada de sal, salsa o queso adicionales. Si piensa que el restaurante podría utilizar GMS, solicite que no se lo agreguen a su pedido.

Use aceite y vinagre en las ensaladas. Agregue hierbas frescas o secas. Coma fruta fresca o sorbete como postre. Retire el salero de la mesa. Reemplácelo por una mezcla de aliños libre de sal.

Pregúntele al proveedor o al farmacéutico qué antiácidos y laxantes contienen poca o ninguna sal, si necesita estos medicamentos. Algunos contienen mucha sal.

Los descalcificadores o suavizadores de agua en casa le agregan sal a esta. Si tiene uno reduzca la cantidad de agua de grifo que consume. Tome más bien agua embotellada.

Pregúntele al proveedor si un sustituto de la sal es seguro para usted. Muchos de ellos contienen mucho potasio. Esto puede ser dañino si usted tiene ciertos problemas de salud o si está tomando ciertos medicamentos. Sin embargo, si el potasio extra en la dieta no fuera dañino en su caso, un sustituto de la sal es una buena forma de reducir la cantidad de sodio en la alimentación.

Nombres Alternativos

Dieta hiposódica; Restricción de la sal

Referencias

Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. 2015-2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th ed. December 2015. health.gov/dietaryguidelines/2015/resources/2015-2020_Dietary_Guidelines.pdf. Accessed September 29, 2016.

Elijovich F, Weinberger MH, Anderson CA, et al. Salt sensitivity of blood pressure: a scientific statement from the American Heart Association. Hypertension. 2016;68(3):e7-e46. PMID: 27443572 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27443572.

Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, et al. 2013 AHA/ACC Guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;63(25 Pt B):2960-2984. PMID: 24239922 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24239922.

Heimburger DC. Nutrition's interface with health and disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 213.

Mozaffarian D. Nutrition and cardiovascular and metabolic diseases. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 46.

Ultima revisión 8/22/2016

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados