Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000105.htm

Consejos sobre comida rápida

Muchas comidas rápidas tienen un alto contenido de calorías, grasa, sal y azúcar. Siga estos consejos que le ayudarán a tomar decisiones más saludables al comer en un restaurante de comida rápida.

¿Puede uno consumir comida rápida?

Las comidas rápidas son sustitutos fáciles y rápidos para la cocina en el hogar, pero casi siempre son ricas en calorías, grasa, azúcar y sal.

Algunos restaurantes aún utilizan aceites vegetales hidrogenados para freír, los cuales contienen grasas trans que aumentan el riesgo de cardiopatía. Algunas ciudades han prohibido o están tratando de prohibir el uso de estas grasas.

Ahora, muchos restaurantes están preparando alimentos usando otros tipos de grasa. Algunos ofrecen opciones con bajas calorías en su lugar.

Incluso con estos cambios, es difícil consumir una alimentación saludable cuando usted sale a comer con frecuencia. Muchos alimentos aún se preparan con mucha grasa y muchos restaurantes no ofrecen ningún alimento bajo en grasa. Las porciones grandes también facilitan el hecho de comer demasiado. Pocos restaurantes ofrecen muchas frutas y verduras frescas.

En general, las personas con hipertensión arterial, diabetes y cardiopatía deben tener mucho cuidado al consumir comida rápida.

Cuando vaya a un restaurante de comida rápida

Conocer la cantidad de calorías, grasa y sal en las comidas rápidas puede ayudarle a comer más sano. Muchos restaurantes ahora ofrecen información acerca de sus alimentos. Esta información es muy parecida a las etiquetas de información nutricional en los alimentos que usted compra. Si no está publicada en el restaurante, pregúntele a un empleado si tienen una copia.

En general, coma en lugares que ofrezcan ensaladas, sopas y verduras. Con la pizza, pida menos queso y escoja cubiertas bajas en grasa como las verduras. Usted puede darle golpecitos ligeros a la pizza con una servilleta de papel para eliminar mucha de la grasa del queso.

Los emparedados más saludables abarcan carnes magras de tamaño pequeño o regular. Agregar tocino, queso o mayonesa incrementará la grasa y las calorías. Pida verduras en lugar de esto. Escoja panes o rosquillas de pan integrales. Los cuernitos y los bizcochos tienen mucha grasa.

Si desea una hamburguesa, compre un solo pastelillo de carne simple sin el queso y sin las salsas. Pida lechuga, tomates y cebollas adicionales. Limite la cantidad de papas a la francesa que come. La salsa de tomate contiene muchas calorías por el azúcar. Pregunte si puede cambiar las papas a la francesa por una ensalada.

Busque carne roja, pollo y pescado que sean cocidos al fuego, asados a la parrilla, horneados o dorados. Evite las carnes empanadas o fritas. Si el plato que usted ordena viene con una salsa espesa, pídala aparte y utilice simplemente una cantidad pequeña.

En sus ensaladas, evite productos ricos en grasa. Los aderezos, pedazos de tocino y queso rallado aportan grasa y calorías. Escoja lechuga y verduras variadas. Seleccione aderezos para ensaladas bajos en grasa o sin grasa, vinagre o jugo de limón. Pida el aderezo para la ensalada aparte.

Coma postres con bajo contenido de grasa. Un postre rico puede aportarle diversión a una alimentación bien equilibrada, pero consúmalo sólo en ocasiones especiales.

Ordene porciones más pequeñas cuando pueda. Divida algunos productos de comidas rápidas para reducir la cantidad de calorías y grasa. Solicite una bolsa para llevarse las sobras o simplemente puede dejar lo que sobre en el plato.

La elección de los alimentos también puede enseñarles a sus hijos cómo comer de manera saludable. Escoger una variedad de alimentos saludables y limitar el tamaño de las porciones son claves para una alimentación saludable para todo mundo.

Nombres Alternativos

Obesidad - comida rápida; Pérdida de peso - comida rápida; Presión arterial alta - comida rápida; Hipertensión - comida rápida; Colesterol - comida rápida; Hiperlipidemia - comida rápida

Referencias

Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. 2015-2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th ed. December 2015. health.gov/dietaryguidelines/2015/resources/2015-2020_Dietary_Guidelines.pdf. Accessed September 29, 2016.

Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, et al. 2013 AHA/ACC Guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;63(25 Pt B):2960-2984. PMID: 24239922 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24239922.

Heimburger DC. Nutrition's interface with health and disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 213.

Mozaffarian D. Nutrition and cardiovascular and metabolic diseases. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 46.

Ultima revisión 8/22/2016

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados