Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000110.htm

Dieta mediterránea

La dieta estilo mediterráneo tiene menos carnes y carbohidratos que una dieta estadounidense típica. También tiene más alimentos a base de vegetales y grasa monoinsaturada (buena). Las personas que viven en Italia, España y otros países en la región mediterránea han comido de esta manera durante siglos.

Seguir la dieta mediterránea puede llevar a niveles de azúcar en sangre más estables, colesterol y triglicéridos más bajos y a un riesgo menor de desarrollar enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

Cómo seguir la dieta

La dieta mediterránea está basada en:

  • Comidas a base de vegetales, con sólo pequeñas cantidades de carne de res y pollo
  • Más porciones de granos enteros, frutas y verduras frescas, nueces y legumbres
  • Alimentos que en forma natural contengan cantidades altas de fibra
  • Mucho pescado y otros mariscos en lugar
  • Aceite de oliva como la fuente principal de grasa empleada para preparar los alimentos. Este aceite es una grasa saludable y monoinsaturada
  • Alimentos que se preparan y sazonan de manera simple, sin salsas ni jugos de la carne

Alimentos que no están en la dieta

Los alimentos que se comen en cantidades pequeñas o que definitivamente NO se consumen en la dieta mediterránea abarcan:

  • Carnes rojas
  • Dulces y otros postres
  • Huevos
  • Mantequilla

Posibles preocupaciones de salud

Las posibles preocupaciones de salud con la dieta mediterránea abarcan:

  • Aumento de peso a raíz de las grasas en el aceite de oliva y las nueces.
  • Niveles de hierro reducidos. Si usted opta por seguir la dieta mediterránea, asegúrese de comer algunos alimentos ricos en hierro o en vitamina C, lo cual le ayuda al cuerpo a absorber el hierro.
  • Puede presentar pérdida de calcio por consumir menos productos lácteos. Pregúntele su proveedor de atención médica si debe tomar un suplemento de calcio.
  • Es común tomar vino en una dieta al estilo mediterráneo, pero algunas personas no deberían beber alcohol. Evite el alcohol si usted es propenso al alcoholismo, está embarazada, está en riesgo de desarrollar cáncer de mama o tiene otras afecciones que el alcohol podría empeorar.

Referencias

Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, et al. 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on practice guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;63(25 Pt B):2960-2984. PMID: 24239922 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24239922.

Mozaffarian D. Nutrition and cardiovascular and metabolic diseases. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 46.

Ultima revisión 8/22/2016

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados