Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000490.htm

Síndrome nefrótico

Es un grupo de síntomas que incluyen proteína en la orina, bajos niveles de proteína en la sangre, niveles altos de colesterol y de triglicéridos, aumento del riesgo de desarrollar coágulos de sangre e hinchazón.

Causas

El síndrome nefrótico es causado por diversos trastornos que dañan los riñones. Este daño ocasiona la liberación de demasiada proteína en la orina.

La causa más común en los niños es la enfermedad de cambios mínimos. La glomerulonefritis membranosa es la causa más común en adultos. En ambas enfermedades, los glomérulos de los riñones resultan dañados. Los glomérulos son las estructuras que ayudan a filtrar los desechos y los líquidos.

Esta afección también puede ocurrir como resultado de:

También puede ocurrir con trastornos renales, como:

El síndrome nefrótico puede afectar a todos los grupos de edades. En los niños, es más común entre los 2 y los 6 años de edad. Este trastorno se presenta con una frecuencia ligeramente mayor en los hombres que en las mujeres.

Síntomas

La hinchazón (edema) es el síntoma más común. Puede ocurrir:

Otros síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Asimismo, se harán pruebas de laboratorio para ver qué tan bien están funcionado los riñones. Entre ellas están:

Con frecuencia, también hay presencia de grasas en la orina. Los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre se pueden incrementar.

Se puede necesitar una biopsia del riñón para encontrar la causa del trastorno.

Los exámenes para descartar diversas causas pueden abarcar los siguientes:

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y retrasar el daño renal. Para controlar el síndrome nefrótico se debe tratar el trastorno que lo está causando. El tratamiento se puede requerir de por vida.

Los tratamientos pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Mantener la presión arterial en o por debajo de 130/80 mm Hg para demorar el daño renal. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) son los medicamentos que se emplean con mayor frecuencia. Los inhibidores ECA y los BRA también pueden ayudar a disminuir la cantidad de pérdida de proteína en la orina.
  • Corticosteroides y otros fármacos que inhiban o calmen el sistema inmunitario.
  • Tratar los niveles altos de colesterol para reducir el riesgo de problemas vasculares y cardíacos. Una dieta baja en grasas y en colesterol por lo general no es suficiente para las personas con síndrome nefrótico. Es posible que necesiten medicamentos para reducir el colesterol y los triglicéridos (por lo regular las estatinas).
  • Una dieta baja en sodio puede ayudar con la hinchazón en las manos y las piernas. Los diuréticos también pueden aliviar este problema.
  • Las dietas bajas en proteínas pueden servir. Su proveedor puede recomendar una dieta moderada en proteínas (1 gramo de proteína diario por kilogramo de peso corporal).
  • Tomar suplementos de vitamina D si el síndrome nefrótico es crónico y no responde a la terapia.
  • Tomar anticoagulantes para tratar o prevenir la formación de coágulos.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico varía. Algunas personas se recuperan de la afección. Otras presentan enfermedad renal prolongada y requieren diálisis y, con el tiempo, un trasplante de riñón.

Posibles complicaciones

Los padecimientos que pueden presentarse a raíz del síndrome nefrótico incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Presenta síntomas del síndrome nefrótico, que incluyen hinchazón de la cara, el abdomen o los brazos y las piernas, o si tiene llagas en la piel.
  • Está recibiendo tratamiento para el síndrome nefrótico, pero los síntomas no mejoran.
  • Presenta nuevos síntomas como tos, disminución del gasto urinario, molestia al orinar, fiebre, dolor de cabeza fuerte.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene convulsiones.

Prevención

El tratamiento de afecciones que puedan causar el síndrome nefrótico puede ayudar a prevenirlo.

Nombres alternativos

Nefrosis

Referencias

Pais P, Avner ED. Nephrotic syndrome. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 527.

Ruggenenti P, Cravedi P, Remuzzi G. Microvascular and macrovascular diseases of the kidney. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 35.

Ultima revisión 8/1/2017

Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, Nephrologist and Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.