Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000171.htm

Endurecimiento de las arterias

Es una afección, también llamada ateroesclerosis, que ocurre cuando se acumulan grasa, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias. Estos depósitos se denominan placas. Con el tiempo, estas placas pueden estrechar u obstruir completamente las arterias y causar problemas en todo el cuerpo.

El endurecimiento de las arterias es una afección común.

Causas

AteroesclerosisMire éste video sobre:Ateroesclerosis

El endurecimiento de las arterias a menudo ocurre con el envejecimiento. A medida que se envejece, la acumulación de placa estrecha las arterias y las hace más rígidas. Estos cambios dificultan el flujo de sangre a través de ellas.

Los coágulos se pueden formar en estas arterias estrechas y bloquear el flujo sanguíneo. También se pueden desprender pedazos de placa y desplazarse hasta vasos sanguíneos más pequeños y bloquearlos.

Estos bloqueos privan a los tejidos de sangre y de oxígeno. Esto puede llevar a que se presente daño o muerte tisular. Esta afección es una causa común de ataque cardíaco o de ataque cerebral (accidente cerebrovascular).

Los niveles altos de colesterol en la sangre pueden causar endurecimiento de las arterias a una edad más temprana.

Para muchas personas, los niveles altos de colesterol son el resultado de una dieta demasiado alta en grasas saturadas y grasas trans.

Productores de colesterol

Otros factores que pueden contribuir al endurecimiento de las arterias incluyen:

Síntomas

La ateroesclerosis no causa síntomas hasta que el flujo sanguíneo a una parte del cuerpo se vuelve lento o se bloquea.

Si las arterias que irrigan al corazón se estrechan, el flujo sanguíneo puede disminuir o detenerse. Esto puede causar dolor torácico (angina estable), dificultad para respirar y otros síntomas.

Las arterias estrechas o bloqueadas también pueden causar problemas en los intestinos, los riñones, las piernas y el cerebro.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y auscultará el corazón y los pulmones con un estetoscopio. La ateroesclerosis puede producir un sonido de silbido o ruido (soplo) sobre una arteria.

  • Se recomienda hacer exámenes de evaluación para hipertensión arterial para todos los adultos que tengan al menos 18 años. Los exámenes de detección adicionales que se recomiendan incluyen:
  • Una vez al año para los adultos empezando a los 40 años de edad y para las personas con un riesgo mayor de padecer hipertensión arterial. Los riesgos mayores incluyen personas con presión arterial alta normal (130-139/85-89mmHg), personas que tiene sobrepeso u obesidad y afroamericanos.
  • Exámenes cada 3 a 5 años para adultos entre 18 y 39 años de edad con una presión arterial menor a 130/85mmHg que no tengan riesgos mayores.

Se recomiendan exámenes de colesterol para todos los adultos. Las principales pautas nacionales difieren en la edad sugerida para comenzar.

  • Los exámenes deben comenzar entre los 20 y 35 años para los hombres y entre los 20 y 45 años para las mujeres.
  • No es necesario repetir el examen durante cinco años para la mayoría de los adultos con niveles de colesterol normales.
  • Puede ser necesario repetir el examen si se presentan cambios en el estilo de vida, como un gran cambio en el peso o un cambio en la dieta.
  • Se necesitan exámenes más frecuentes para adultos con historial de colesterol alto, diabetes, problemas renales, cardiopatía, accidente cerebrovascular y otras afecciones.

Se pueden usar muchos exámenes imagenológicos para ver qué tan bien circula la sangre a través de las arterias.

  • Exámenes Doppler, que usan ultrasonido u ondas sonoras.
  • Arteriografía por resonancia magnética (ARM), un tipo especial de resonancia magnética.
  • Tomografía computarizada especial llamada angiografía por TC.
  • Arteriografía o angiografía, que utilizan rayos X y material de contraste (a veces llamado tinte) para ver el camino del flujo sanguíneo dentro de las arterias.

Tratamiento

Los cambios en el estilo de vida reducirán el riesgo de ateroesclerosis. Las medidas que se pueden tomar incluyen:

  • Deje de fumar: Este es el cambio más importante que usted puede hacer para reducir su riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.
  • Evite los alimentos grasos: Consuma comidas bien equilibradas que contengan poco colesterol y grasa. Incluya varias porciones diarias de frutas y verduras. Añadir pescado a la dieta al menos dos veces por semana puede ser útil; sin embargo, no coma pescado frito.
  • Reduzca la cantidad de alcohol que consume: El límite recomendado es un trago al día para las mujeres y dos para los hombres.
  • Realice actividad física regular: Haga ejercicio con intensidad moderada (como una caminada enérgica) 5 días a la semana durante 30 minutos cada día si está en un peso saludable. Para perder peso, haga ejercicios de 60 a 90 minutos cada día. Hable con su proveedor antes de comenzar un nuevo plan de ejercicios, especialmente si le han diagnosticado cardiopatía o alguna vez ha tenido un ataque al corazón.
Prevención de la enfermedad cardíaca

Si su presión arterial está alta, es importante que la reduzca y la mantenga bajo control.

  • La mayoría de las personas deben mantener su presión arterial por debajo de 140/90 mmHg. Sin embargo, su proveedor puede recomendar una meta diferente dependiendo de la edad y de otras afecciones de salud.
  • Si tiene diabetes, enfermedad renal o ha tenido un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, su meta de presión arterial debe ser más baja. Pregúntele a su proveedor cuál debe ser su presión arterial. 
  • No suspenda ni cambie las medicinas para la hipertensión arterial sin hablar primero con su proveedor.

Su proveedor puede recomendarle que tome un medicamento para los niveles anormales de colesterol o para la presión arterial alta si los cambios en el estilo de vida no funcionan. Esto dependerá de:

  • Su edad.
  • Si tiene cardiopatía u otros problemas de circulación sanguínea.
  • Si fuma o tiene sobrepeso.
  • Si tiene diabetes u otros factores de riesgo de cardiopatías.

Su proveedor le puede sugerir que tome ácido acetilsalicílico (aspirin) u otro medicamento para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre en las arterias. Estos medicamentos se denominan fármacos antiplaquetarios. NO tome ácido acetilsalicílico sin hablar primero con su proveedor.

Bajar de peso si tiene sobrepeso y reducir el azúcar en la sangre si tiene diabetes o prediabetes puede ayudar a reducir el riesgo de presentar aterosclerosis.

Expectativas (pronóstico)

La aterosclerosis no se puede revertir una vez que ha ocurrido. Sin embargo, hacer cambios en el estilo de vida y tratar los niveles de colesterol altos pueden prevenir o retardar el proceso para que no empeore. Esto puede ayudar a reducir las probabilidades de tener un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular como resultado de la ateroesclerosis. 

Posibles complicaciones

En algunos casos, la placa es parte de un proceso que ocasiona debilitamiento en la pared de una arteria. Esto puede llevar a que se presente una protuberancia en una arteria, llamada aneurisma. Los aneurismas pueden abrirse (romperse), lo cual provoca un sangrado que es potencialmente mortal.

Nombres alternativos

Aterosclerosis; Arterioesclerosis; Acumulación de placa - arterias; Hiperlipidemia - aterosclerosis; Colesterol - aterosclerosis

Referencias

Ettehad D, Emdin CA, Kiran A, et al. Blood pressure lowering for prevention of cardiovascular disease and death: a systematic review and meta-analysis. Lancet. 2016;387(10022):957-967. PMID: 26724178 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26724178.

Genest J, Libby P. Lipoprotein disorders and cardiovascular disease. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 45.

Hansson GK, Hamsten A. Atherosclerosis, thrombosis, and vascular biology. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 70.

Libby P. The vascular biology of atherosclerosis. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 41.

Siu AL, on behalf of the US Preventive Services Task Force. Screening for high blood pressure in adults. US Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Ann Intern Med. 2015;163:778-786.

US Preventive Services Task Force Draft Recommendation Statement. Statin use for the primary prevention of cardiovascular disease in adults: preventive medication. www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Document/draft-recommendation-statement175/statin-use-in-adults-preventive-medication1. Accessed June 3, 2016.

US Preventive Services Task Force Topic Page. Screening for lipid disorders in adults. www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspschol.htm. Accessed May 13, 2014.

Actualizado 2/24/2016

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados