Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000501.htm

Insuficiencia aguda del riñón

Es la pérdida rápida (en menos de 2 días) de la capacidad de sus riñones para eliminar los residuos y ayudar con el equilibrio de líquidos y electrólitos en el cuerpo.

Causas

Existen numerosas causas posibles de daño a los riñones. Éstas incluyen:

  • Necrosis tubular aguda (NTA)
  • Enfermedad renal autoinmunitaria
  • Coágulo de sangre por el colesterol (émbolo por colesterol)
  • Disminución del flujo sanguíneo debido a presión arterial muy baja, lo cual puede resultar de quemaduras, deshidratación, hemorragia, lesión, shock séptico, enfermedad grave o cirugía
  • Trastornos que causan coagulación dentro de los vasos sanguíneos del riñón
  • Infecciones que causan lesión directamente al riñón como pielonefritis aguda, septicemia
  • Complicaciones del embarazo, incluso desprendimiento prematuro de placenta o placenta previa
  • Obstrucción de las vías urinarias
  • Drogas ilegales como cocaína y heroína
  • Medicamentos incluyendo los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE), ciertos antibióticos y medicamentos para la presión arterial, medios de contraste intravenosos, y algunos fármacos para el cáncer y el VIH.

Síntomas

Los síntomas de la insuficiencia renal aguda pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica lo examinará.

Los examenes para observar cuán bien están funcionando sus riñones incluyen:

Se pueden hacer otras pruebas de sangre para encontrar la causa subyacente de la falla renal.

Una ecografía renal o abdominal es el examen preferido para diagnosticar una obstrucción en las vías urinarias. Las radiografías, la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) del abdomen también pueden indicar si hay una obstrucción.

Tratamiento

Una vez que se encuentra la causa, el objetivo del tratamiento es restaurar el funcionamiento de los riñones y evitar que el líquido y los residuos se acumulen en el cuerpo, mientras estos órganos sanan. Generalmente es necesario permanecer una noche en el hospital para el tratamiento.

La cantidad de líquido que usted beba se limitará a la cantidad de orina que pueda producir. Le dirán lo que puede o no comer con el fin de reducir la acumulación de toxinas que los riñones normalmente eliminarían. Es posible que necesite consumir una dieta rica en carbohidratos y baja en proteínas, sal y potasio.

Se pueden necesitar antibióticos para tratar o prevenir la infección. Se pueden emplear diuréticos para ayudar a eliminar el líquido del cuerpo.

Se administrarán medicamentos por vía intravenosa para ayudar a controlar los niveles de potasio en la sangre.

Es posible que necesite diálisis. Este es un tratamiento que hace lo que normalmente hacen los riñones: eliminar los desechos dañinos, la sal extra y el agua del cuerpo. La diálisis puede salvarle la vida si los niveles de potasio están peligrosamente elevados. La diálisis también se utilizará si: 

  • Su estado mental cambia
  • Presenta pericarditis
  • Retiene demasiado líquido
  • No puede eliminar los productos de desecho nitrogenados del cuerpo

La diálisis casi siempre será por corto tiempo. En casos poco comunes, el daño renal es tan grande que la diálisis se puede necesitar de manera permanente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si su diuresis (cantidad de orina) disminuye o se detiene o si tiene otros síntomas de insuficiencia renal aguda.

Prevención

Para prevenir la falla renal aguda:

  • Deben controlarse bien los problemas de salud como la presión arterial alta o la diabetes 
  • Evitar fármacos y medicamentos que pueden causar daño al riñón.

Nombres alternativos

Insuficiencia del riñón; Insuficiencia renal; Insuficiencia renal aguda; IRA; Lesión renal aguda

Referencias

Devarajan P. Biomarkers for assessment of renal function during acute kidney injury. In: Alpern RJ, Moe OW, Caplan M, eds. Seldin and Giebisch's The Kidney. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2013:chap 75.

Molitoris BA. Acute kidney injury. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 120.

Sharfuddin AA, Weisbord SD, Palevsky PM, Molitoris BA. Acute kidney injury. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 31.

Ultima revisión 5/10/2016

Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, nephrologist, Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados