Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000182.htm

Pericarditis

Es una afección en la cual la cubierta similar a un saco alrededor del corazón (pericardio) resulta inflamada.

Pericarditis

Causas

La causa de la pericarditis a menudo se desconoce o no está comprobada en muchos casos. Afecta en su mayoría a hombres de 20 a 50 años.

La pericarditis con frecuencia es el resultado de una infección, como:

  • Infecciones virales que causan un resfriado o una neumonía
  • Infecciones por bacterias (menos comunes)
  • Algunas infecciones por hongos (poco frecuentes)

La afección se puede observar con enfermedades, como:

Otras causas incluyen:

  • Ataque cardíaco
  • Cirugía cardíaca o traumatismo en el tórax, el esófago o el corazón
  • Ciertos medicamentos, como procainamida, hidralazina, fenitoína, isoniazida y algunos fármacos empleados para tratar el cáncer o inhibir el sistema inmunitario
  • Hinchazón o inflamación del miocardio
  • Radioterapia del tórax

Síntomas

El dolor torácico casi siempre está presente y:

  • Puede sentirse en el cuello, el hombro, la espalda o el abdomen.
  • Con frecuencia, aumenta con la respiración profunda y al acostarse en posición horizontal; puede incrementarse con la tos y la deglución.
  • Puede ser agudo, punzante.
  • A menudo se alivia sentándose derecho y recostándose o inclinándose hacia adelante.

Se pueden presentar fiebre, escalofríos o sudoración si la afección es causada por una infección.

Otros síntomas pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Al auscultar el corazón con un estetoscopio, el proveedor de atención médica puede oír un ruido llamado roce pericárdico. Los ruidos cardíacos se pueden percibir como leves o distantes. Asimismo, puede haber otros signos de exceso de líquido en el pericardio (derrame pericárdico).

Si este trastorno es grave, puede haber:

  • Crepitación pulmonar
  • Disminución de los ruidos respiratorios
  • Otros signos de líquido en el espacio que rodea los pulmones 

Los siguientes exámenes imagenológicos se pueden hacer para revisar el corazón y la capa de tejido que lo rodea (pericardio):

Para buscar daño al miocardio, el proveedor puede ordenar un examen de troponina I. Otras pruebas de laboratorio pueden incluir:

Tratamiento

La causa de la pericarditis se debe identificar, de ser posible.

A menudo se administran altas dosis de antiinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno, con un medicamento llamado colchicina. Estos medicamentos disminuyen el dolor y reducen la hinchazón o inflamación del saco alrededor del corazón.

Si la causa de la pericarditis es una infección:

  • Los antibióticos se usan para las infecciones bacterianas
  • Los medicamentos antimicóticos se utilizan para la pericarditis por hongos

Otros medicamentos que pueden utilizarse son:

  • Los corticosteroides, como la prednisona (en algunos pacientes)
  • Los diuréticos para eliminar el exceso de líquido

Si la acumulación de líquido hace que el corazón trabaje de manera deficiente, el tratamiento puede incluir:

  • Drenar el líquido del saco. Este procedimiento, llamado pericardiocentesis, se puede hacer utilizando una aguja guiada por ultrasonido (ecocardiografía) en la mayoría de los casos.
  • Hacer un pequeño agujero (ventana) en el pericardio (pericardiotomía subxifoidea) para permitir que el líquido infectado drene hacia la cavidad abdominal. Este procedimiento lo realiza un cirujano.

Si la pericarditis es crónica, reaparece después del tratamiento u ocasiona cicatrización o rigidez del tejido alrededor del corazón, se puede necesitar una cirugía llamada pericardiectomía. La operación implica cortar o extirpar parte del pericardio.  

Expectativas (pronóstico)

La pericarditis puede variar desde enfermedad leve que mejora por sí sola hasta una afección potencialmente mortal. La acumulación de líquido alrededor del corazón y el funcionamiento cardíaco deficiente pueden complicar el trastorno.

El pronóstico es bueno si el trastorno se trata de inmediato. La mayoría de las personas se recupera en 2 semanas a 3 meses. Sin embargo, la pericarditis puede reaparecer. Esto se denomina recurrente, o crónica si los síntomas o episodios continúan.

La cicatrización y el engrosamiento de la cubierta similar a un saco y el miocardio se pueden presentar cuando el problema es grave. Esto se denomina pericarditis restrictiva y puede causar a largo plazo problemas similares a los de la insuficiencia cardíaca.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si experimenta síntomas de pericarditis. Este trastorno por lo general no pone en peligro la vida. Sin embargo, puede ser muy peligroso si no es tratado.

Prevención

Muchos casos no se pueden prevenir.

Referencias

Imazio M, Gaita F, LeWinter M. Evaluation and treatment of pericarditis: A systematic review. JAMA. 2015; 314(14):1498-1506. PMID: 26461998 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26461998.

Knowlton KU, Narezkina A, Savoia MC, Oxman MN. Myocarditis and pericarditis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 86.

LeWinter MM, Imazio M. Pericardial diseases. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2019:chap 83.

Ultima revisión 2/22/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.