Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003058.htm

Aliento fuerte

Es el olor del aire que usted exhala por la boca. El aliento desagradable comúnmente se denomina mal aliento o halitosis.

Consideraciones

El mal aliento usualmente está relacionado con una mala higiene oral. No lavarse los dientes o no usar hilo dental regularmente hace que compuestos de azufre sean liberados por las bacterias en la boca.

Algunos trastornos producirán aliento con olores distintivos. Algunos ejemplos son: 

  • Un aliento que huele a frutas es un signo de cetoacidosis, que puede ocurrir en la diabetes. Es una afección potencialmente mortal.
  • El aliento que huele a heces se puede presentar con el vómito prolongado, especialmente cuando hay una obstrucción intestinal. También se puede presentar temporalmente si la persona tiene puesta una sonda través de la nariz o la boca hasta el estómago para drenar los contenidos gástricos (sonda nasogástrica).
  • En personas con insuficiencia renal crónica, el aliento puede tener un olor similar al amoníaco (también descrito como un olor parecido a la orina o a "pescado").

Causas

El mal aliento puede ser causado por:

  • Absceso dental
  • Alcoholismo
  • Caries dental
  • Prótesis dentales
  • Consumir determinados alimentos como repollo, ajo o cebollas crudas
  • Café y una dieta no muy bien balanceada en el pH
  • Objeto atorado en la nariz (generalmente sucede en niños); con frecuencia, una secreción blanca, amarillenta o sanguinolenta de una de las fosas nasales
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Enfermedad de las encías (gingivitis, gingivoestomatitis)
  • Diente impactado
  • Infección pulmonar
  • Mala higiene dental
  • Sinusitis
  • Infección de la garganta
  • Tabaquismo
  • Suplementos vitamínicos (especialmente en grandes dosis)
  • Algunos medicamentos, incluyendo paraldehído, triamtereno e inyecciones de insulina

Enfermedades que pueden estar asociadas con el aliento fuerte:

Cuidados en el hogar

Practique una higiene dental adecuada, especialmente el hilo dental. Recuerde que los enjuagues bucales no son efectivos para tratar el problema subyacente.

El perejil fresco o una menta fuerte son con frecuencia formas efectivas de combatir temporalmente el mal aliento. Evite fumar.

Por otra parte, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para tratar cualquier causa subyacente del mal aliento.

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor si:

  • El aliento fuerte no desaparece y no hay una causa obvia (como el consumo de cigarrillo o la ingestión de alimentos que causen el olor).
  • Si se presenta aliento fuerte y signos de una infección respiratoria, como fiebre, tos o dolor facial con secreción de su nariz.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor elaborará la historia médica y llevará a cabo un examen físico.

A usted le pueden hacer las siguientes preguntas sobre la historia clínica:

  • ¿Hay un olor específico, como a pescado, amoníaco, fruta, heces o alcohol?
  • ¿Ha comido recientemente un alimento condimentado, ajo, repollo u otro alimento "oloroso"?
  • ¿Toma suplementos vitamínicos?
  • ¿Fuma?
  • ¿Qué medidas de cuidados caseros e higiene oral ha intentado? ¿Qué tan efectivas son?
  • ¿Se ha presentado irritación de la garganta, infección sinusal, absceso dental u otra enfermedad recientemente?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

El examen físico abarcará una evaluación minuciosa de la boca y de la nariz. Se puede hacer un cultivo de garganta si la persona presenta dolor de garganta o úlceras bucales.

En muy pocos casos, se pueden llevar a cabo exámenes de diagnóstico como:

Para algunas afecciones se pueden prescribir antibióticos. En caso de que se presente un objeto en la nariz, su proveedor utilizará un instrumento para retirarlo.

Nombres alternativos

Halitosis; Mal aliento

Referencias

Murr AH. Approach to the patient with nose, sinus, and ear disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 426.

Stein PS, Miller CS, Fowler CB. Oral disorders. In: Ham RJ, Sloane PD, Warshaw GA, Potter JF, Flaherty E, eds. Primary Care Geriatrics: A Case-Based Approach. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 53.

Ultima revisión 2/22/2016

Versión en inglés revisada por: Michael Kapner, DDS, general and aesthetic dentistry, Norwalk Medical Center, Norwalk, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network.Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados