Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000265.htm

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Es una afección en la cual los contenidos estomacales vuelven hacia atrás desde el estómago hacia el esófago (el conducto que va desde la boca hasta el estómago). Esto puede irritar el esófago y causa acidez gástrica y otros síntomas.

Causas

Cuando usted come, el alimento pasa desde la garganta hasta el estómago a través del esófago. Un anillo de fibras musculares en la parte inferior del esófago impide que el alimento deglutido vuelva a subir. Estas fibras musculares se denominan esfínter esofágico inferior (EEI).

Cuando este anillo muscular no se cierra bien, los contenidos del estómago pueden devolverse hacia el esófago. Esto se denomina reflujo o reflujo gastroesofágico. El reflujo puede causar síntomas. Los ácidos gástricos fuertes también pueden dañar el revestimiento del esófago.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Entre los factores de riesgo para el desarrollo del reflujo están:

  • Consumo de alcohol (posiblemente)
  • Hernia de hiato (una afección en la cual parte del estómago pasa por encima del diafragma, el músculo que separa el tórax y la cavidad abdominal)
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Esclerodermia
  • Tabaquismo

La acidez gástrica y el reflujo gastroesofágico se pueden producir o empeorar por el embarazo. Los síntomas también pueden ser causados por ciertos medicamentos, como:

  • Anticolinérgicos (por ejemplo, para el mareo)
  • Broncodilatadores para el asma
  • Bloqueadores de los canales del calcio para la hipertensión arterial
  • Fármacos dopaminérgicos para el mal de Parkinson
  • Progestágeno para el sangrado menstrual anormal o el control natal
  • Sedantes para el insomnio o la ansiedad
  • Antidepresivos tricíclicos

Si usted sospecha que uno de los medicamentos le puede estar causando acidez gástrica, hable con su proveedor de atención médica. Nunca cambie ni suspenda un medicamento que usted tome regularmente sin hablar con su proveedor de atención médica.

AcidezMire éste video sobre:Acidez

Síntomas

Los síntomas comunes de ERGE son:

  • Sentir que el alimento se atora por detrás del esternón.
  • Acidez gástrica o dolor urente en el pecho.
  • Náuseas después de comer.

Los síntomas menos comunes son:

  • Devolver el alimento (regurgitación)
  • Tos o sibilancias
  • Dificultad para deglutir
  • Hipo
  • Ronquera o cambios en la voz
  • Dolor de garganta

Los síntomas pueden empeorar cuando usted se agacha o se acuesta o después de comer. Los síntomas también pueden ser peores en la noche.

Pruebas y exámenes

Tal vez no se necesite ningún examen si los síntomas son leves.

Si los síntomas son graves o reaparecen después de haber recibido tratamiento, el médico puede llevar a cabo un examen llamado esofagogastroduodenoscopia (EGD).

  • Se trata de una prueba para examinar el revestimiento del esófago (el conducto que conecta la garganta al estómago), el estómago y la primera parte del intestino delgado.
  • Se hace con una pequeña cámara (endoscopio flexible) que se introduce por la garganta.

También se puede necesitar uno o más de los siguientes exámenes:

  • Un examen que mide con qué frecuencia el ácido gástrico entra en el conducto que va desde la boca hasta el estómago (llamado el esófago).
  • Un examen para medir la presión dentro de la parte inferior del esófago (manometría esofágica)

Con un examen de sangre oculta en heces positivo se puede diagnosticar sangrado proveniente de la irritación en el esófago, el estómago o los intestinos.

Tratamiento

Usted puede hacer muchos cambios en su estilo de vida para ayudar a tratar sus síntomas.

Otros consejos incluyen:

  • Si tiene sobrepeso o es obeso, en muchos casos, bajar de peso puede ayudar.
  • Evite fármacos como el ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn). Tome paracetamol (Tylenol) para aliviar el dolor.
  • Tome sus medicamentos con bastante agua. Cuando el médico le dé un nuevo medicamento, no olvide preguntarle si éste empeorará su acidez gástrica.

Usted puede usar antiácidos de venta libre después de las comidas y a la hora de acostarse, aunque es posible que el alivio no dure mucho tiempo. Los efectos secundarios comunes de los antiácidos abarcan diarrea o estreñimiento.

Otros fármacos de venta libre y de venta con receta pueden tratar la ERGE. Actúan más lentamente que los antiácidos pero le brindan alivio más prolongado. El farmacéutico, el médico o el personal de enfermería le pueden decir cómo los debe tomar.

  • Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) disminuyen la cantidad de ácido producida en el estómago.
  • Los bloqueadores (antagonistas) de H2 disminuyen la cantidad de ácido liberada en el estómago.

La cirugía antirreflujo puede ser una opción para personas cuyos síntomas no desaparecen con cambios en el estilo de vida y fármacos. La acidez gástrica y otros síntomas deben mejorar después de la cirugía, pero aún puede ser necesario que tome medicamentos para la acidez.

Igualmente, hay terapias nuevas para el reflujo que se pueden llevar a cabo por medio de un endoscopio (sonda flexible que se pasa a través de la boca hasta el estómago).

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas responde a los cambios en el estilo de vida y medicamentos. Sin embargo, muchas personas necesitan seguir tomando medicamentos para controlar sus síntomas.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Empeoramiento del asma
  • Un cambio en el revestimiento del esófago que puede aumentar el riesgo de cáncer (Esófago de Barret)
  • Broncoespasmo (irritación y espasmo resultante de las vías respiratorias debido al ácido)
  • Tos o ronquera crónicas
  • Problemas dentales
  • Úlcera esofágica
  • Estenosis (un estrechamiento del esófago debido a cicatrización)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si los síntomas no mejoran con cambios en el estilo de vida o medicamentos.

Igualmente, llame si presenta:

  • Sangrado
  • Ahogamiento (tos, dificultad para respirar)
  • Sentirse lleno rápidamente al comer
  • Vómitos frecuentes
  • Ronquera
  • Inapetencia
  • Problemas para deglutir (disfagia) o dolor con la deglución (odinofagia)
  • Pérdida de peso

Prevención

Seguir las técnicas de prevención de la acidez gástrica puede ayudar a prevenir los síntomas. La obesidad está ligada a la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), así que mantener un peso corporal saludable puede ayudar a prevenir la enfermedad.

Nombres alternativos

Esofagitis péptica; Esofagitis por reflujo; ERGE; Acidez gástrica crónica; Dispepsia - ERGE

Referencias

ASGE Standards of Practice Committee, Muthusamy VR, Lightdale JR, et al. The role of endoscopy in the management of GERD. Gastrointest Endosc. 2015;81(6):1305-1310. PMID: 25863867 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25863867.

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 138.

Galmiche JP, Hatlebakk J, Attwood S, et al. Laparoscopic antireflux surgery vs esomeprazole treatment for chronic GERD: the LOTUS randomized controlled trial. JAMA. 2011;305:1969-1977. PMID: 21586712 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21586712.

Katz PO, Gerson LB, Vela MF. Guidelines for the diagnosis and management of gastroesophageal reflux disease. Am J Gastroenterol. 2013;108:308-28. PMID: 23419381 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23419381.

Richter JE, Friedenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 44.

Wang KK, Sampliner RE. Updated guidelines 2008 for the diagnosis, surveillance and therapy of Barrett's esophagus. Am J Gastroenterol. 2008;103(3):788-797. PMID: 18341497 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18341497.

Ultima revisión 1/28/2016

Versión en inglés revisada por: Subodh K. Lal, MD, gastroenterologist with Gastrointestinal Specialists of Georgia, Austell, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados