Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003907.htm

Biopsia renal

Es la extracción de un pequeño fragmento de tejido del riñón para su análisis.

Forma en que se realiza el examen

Una biopsia de riñón se realiza en el hospital. Las dos formas más comunes para hacer esta biopsia son percutánea y abierta, las cuales se describen a continuación.

Biopsia percutánea:

  • Percutánea significa a través de la piel. La mayoría de las biopsias renales se realizan de esta manera.
  • Usted puede recibir medicamentos para inducirle el sueño.
  • Se acuesta sobre su estómago. Si tiene un riñón trasplantado, se acuesta sobre su espalda.
  • El médico marca el punto en la piel donde se introduce la aguja para la biopsia.
  • Se limpia la piel.
  • Se inyecta un medicamento insensibilizador (anestesia) bajo la piel cerca de la zona del riñón.
  • El médico hace un pequeño corte en la piel. Se utilizan imágenes de ultrasonido para encontrar la ubicación apropiada. Algunas veces, se utiliza otro método imagenológico como una TC.
  • El médico introduce una aguja para biopsia a través de la piel hasta la superficie del riñón. Se le solicita tomar y contener una respiración profunda a medida que la aguja entra en el riñón.
  • Si el médico no está utilizando la guía del ultrasonido, le pueden pedir que tome varias respiraciones profundas. Esto le permite al médico saber que la aguja está en su lugar.
  • La aguja se puede introducir más de una vez si se necesita más de una muestra de tejido.
  • Se retira la aguja y se aplica presión en el sitio de la biopsia para detener cualquier sangrado.
  • Después del procedimiento, se aplica un vendaje en el sitio de la biopsia.

Biopsia abierta

En algunos casos, el médico puede recomendar una biopsia quirúrgica. Este método se utiliza cuando se necesita un pedazo de tejido más grande.

  • Usted recibe medicamento (anestesia) que le permite dormir y no sentir dolor.
  • El cirujano hace un pequeño corte (incisión) quirúrgico.
  • El cirujano localiza la parte del riñón de la cual es necesario sacar el tejido para la biopsia. Se extrae el tejido.
  • Se cierra la incisión con puntos de sutura (suturas).

Después de la biopsia percutánea o abierta, usted probablemente permanecerá en el hospital durante al menos 12 horas. Recibirá analgésicos y líquidos por vía oral o a través de una vena (IV). Se revisará la orina para ver si hay sangrado abundante. Una pequeña cantidad de sangrado es normal después de una biopsia.

Siga las instrucciones respecto al cuidado de sí mismo después de la biopsia. Esto puede incluir no levantar nada que pese más de 10 libras durante dos semanas después del procedimiento. 

Preparación para el examen

Dígale a su proveedor de atención médica:

  • Sobre las medicinas que esté tomando, incluso vitaminas y suplementos, remedios herbales y medicinas de venta libre.
  • Si tiene alguna alergia.
  • Si tiene problemas de sangrado o si toma medicinas para diluir la sangre (anticoagulantes) como warfarina, clopidigrel o ácido acetilsalicílico (aspirin).
  • Si está o piensa que podría estar embarazada.

Lo que se siente durante el examen

Se utiliza anestesia, por lo que el dolor durante el procedimiento a menudo es leve. El medicamento anestésico puede arder o picar cuando se inyecta por primera vez.

Después del procedimiento, la zona puede sentirse sensible o doler por unos cuantos días.

Usted puede observar sangre en la orina de color rojo brillante durante las primeras 24 horas posteriores al examen. Coméntele a su proveedor de atención si el sangrado dura más tiempo.

Razones por las que se realiza el examen

El médico puede ordenar una biopsia renal si usted presenta: 

  • Una disminución inexplicable en el funcionamiento del riñón.
  • Sangre en la orina que no desaparece.
  • Proteína urinaria, detectada durante un examen de orina.
  • Un riñón trasplantado que necesita vigilancia mediante una biopsia.

Resultados normales

Un resultado normal es cuando el tejido renal muestra una estructura normal.

Significado de los resultados anormales

Un resultado anormal significa que hay cambios en el tejido del riñón. Esto puede deberse a:

  • Infección.
  • Flujo sanguíneo deficiente a través del riñón.
  • Enfermedades del tejido conectivo, como lupus eritematoso sistémico.
  • Otras enfermedades que puedan estar afectando al riñón, como la diabetes.
  • Rechazo al trasplante de riñón si le practicaron uno.

Riesgos

Los riesgos incluyen:

  • Sangrado del riñón (puede requerir una transfusión sanguínea en casos muy excepcionales)
  • Sangrado en el músculo, que podría ocasionar dolor
  • Infección (riesgo pequeño)

Nombres alternativos

Biopsia del riñón; Biopsia de los riñones

Referencias

Barisoni L, Arend LJ, Thomas DB. Introduction to renal biopsy. In: Zhou M, Mari-Galluzzi C, eds. Genitourinary Pathology: Foundations in Diagnostic Pathology. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 7.

Topham PS, Chen Y. Renal biopsy. In: Johnson RJ, Feehally J, Floege J, eds. Comprehensive Clinical Nephrology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 6.

Actualizado 8/31/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.