Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/alcoholismandalcoholabuse.html

Alcoholismo y abuso de alcohol

Introducción

Para la mayoría de los adultos, el consumo moderado de alcohol probablemente no es peligroso. Sin embargo, cerca de 18 millones de adultos en Estados Unidos tienen trastorno por el consumo de alcohol. Esto quiere decir que sus hábitos de consumo causan angustia y daños. Esto incluye alcoholismo y abuso del alcohol.

El alcoholismo o dependencia de alcohol es una enfermedad que causa:

  • Ansia: Una fuerte necesidad de beber
  • Pérdida de control: Incapacidad para dejar de beber una vez que se comenzó
  • Dependencia física: Síntomas de abstinencia
  • Tolerancia: La necesidad de beber cada vez más cantidad de alcohol para sentir el mismo efecto

Con el abuso del alcohol, usted no es físicamente dependiente pero tiene un problema serio. El consumo de alcohol puede causar problemas en el hogar, el trabajo o la escuela. Puede ponerlo en situaciones peligrosas, o llevarlo a tener problemas legales o sociales.

Otro problema común es el consumo excesivo de alcohol, definido como beber cerca de cinco o más bebidas en dos horas para los hombres y cuatro o más bebidas en dos horas para mujeres.

Beber demasiado alcohol es peligroso. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Puede conducir a enfermedades del hígado como hígado graso y cirrosis. También puede causar daño al cerebro ya otros órganos. Beber durante el embarazo puede dañar a su bebé. El alcohol también aumenta el riesgo de muerte por accidentes de tránsito, lesiones, homicidios y suicidios.

Usted puede tener un trastorno por consumo de alcohol si contesta afirmativamente a dos o más de las siguientes preguntas.

En el último año, usted:

  • ¿Terminó bebiendo más o por más tiempo más de lo que había planeado?
  • ¿Quiso reducir o dejar de beber, o trató de hacerlo y no pudo?
  • ¿Pasó mucho tiempo bebiendo, o recuperándose de beber mucho?
  • ¿Tuvo una fuerte necesidad de beber?
  • ¿Encontró que beber, o sentirse mal por beber, a menudo interfirió con su vida familiar, trabajo o escuela?
  • ¿Siguió bebiendo a pesar de que estaba causándole problemas con su familia o amigos?
  • ¿Dejó o disminuyó actividades que disfrutaba para beber?
  • ¿Se puso en situaciones peligrosas mientras bebía o después de beber? Algunos ejemplos son conducir borracho y tener relaciones sexuales de alto riesgo
  • ¿Siguió bebiendo aunque le hiciera sentir deprimido o ansioso? ¿O cuando agravaba otro problema de salud?
  • ¿Debió beber más y más para sentir los efectos del alcohol?
  • ¿Sentía síntomas de abstinencia cuando se le estaba pasando el efecto del alcohol? Los síntomas incluyen problemas para dormir, temblores, irritabilidad, ansiedad, depresión, inquietud, náuseas y sudores. En casos severos, usted podría tener fiebre, convulsiones o alucinaciones

Si usted tiene alguno de estos síntomas, su consumo ya puede ser motivo de preocupación. Cuantos más síntomas tenga, más grave es el problema. Si cree que podría tener un trastorno por consumo de alcohol, consulte a su proveedor de atención médica para una evaluación. Su proveedor puede ayudarle a hacer un plan de tratamiento, recetar medicamentos y, si es necesario, darle referencias de tratamiento.

NIH: Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo

Comience aquí

Diagnóstico y exámenes

Tratamientos y terapias

Viviendo con...

Asuntos relacionados

Asuntos específicos

Genética

Estadísticas e investigación

Especialistas

Mujeres

Personas mayores