Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000771.htm

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

Es un trastorno cerebral debido a la deficiencia de vitamina B1 (tiamina).

Causas

La encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff son afecciones diferentes que a menudo ocurren juntas. Ambas se deben al daño cerebral causado por la falta de vitamina B1.

La falta de vitamina B1 es común en personas con alcoholismo. También es común en personas cuyos cuerpos no absorben los alimentos apropiadamente (malabsorción). Esto puede ocurrir algunas veces con una enfermedad crónica o después de una cirugía para la obesidad (bariátrica).

El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse a medida que desaparecen los síntomas del síndrome de Wernicke. La encefalopatía de Wernicke causa daño cerebral en partes bajas del cerebro llamadas el tálamo y el hipotálamo. La psicosis de Korsakoff resulta del daño permanente a zonas del cerebro involucradas con la memoria.

Síntomas

Los síntomas de la encefalopatía de Wernicke incluyen:

Síntomas del síndrome de Korsakoff:

  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
  • Pérdida de la memoria que puede ser grave
  • Inventar historias (fabulación)
  • Ver o escuchar cosas que realmente no existen (alucinaciones)

Pruebas y exámenes

El examen del sistema nervioso y muscular puede mostrar daño a múltiples sistemas de nervios:

  • Movimientos oculares anormales
  • Reflejos anormales o disminuidos
  • Pulso rápido (frecuencia cardíaca)
  • Presión arterial baja
  • Temperatura corporal baja
  • Debilidad y atrofia muscular (pérdida de la masa tisular)
  • Problemas con el caminar (paso) y la coordinación

La persona puede parecer desnutrida. Los siguientes análisis se utilizan para verificar el nivel nutricional de la persona:

  • Albúmina sérica (se relaciona con la nutrición general de la persona)
  • Niveles séricos de vitamina B1
  • Actividad de la transcetolasa en glóbulos rojos (reducida en personas con deficiencia de tiamina)

Las enzimas hepáticas pueden estar altas en personas con antecedentes de abuso de alcohol en forma prolongada.

Otras afecciones crónicas que pueden causar una deficiencia de vitamina B1 son, entre otras, las siguientes:

  • VIH/SIDA.
  • Cánceres que se han diseminado por todo el cuerpo.
  • Vómitos y náuseas extremas durante el embarazo (hiperemesis gravídica).
  • Insuficiencia cardíaca (cuando ha sido tratada con terapia diurética a largo plazo).
  • Períodos prolongados de terapia intravenosa (IV) sin recibir suplementos de tiamina.
  • Diálisis prolongada.
  • Niveles muy altos de hormona tiroidea (tirotoxicosis).

Una resonancia magnética del cerebro puede mostrar cambios en el tejido cerebral, pero si se sospecha la presencia del síndrome de Wernicke-Korsakoff, el tratamiento se debería iniciar inmediatamente. Generalmente no se necesita una resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son controlar los síntomas y evitar el empeoramiento de la enfermedad. Algunas personas pueden necesitar hospitalización a comienzos de la afección para ayudar a controlar los síntomas.

Puede requerirse vigilancia y cuidado apropiado de la enfermedad si la persona está:

La vitamina B1 se puede suministrar a través de una inyección intravenosa o intramuscular o por vía oral. Esta puede mejorar los síntomas de:

  • Confusión o delirio
  • Dificultades con la visión y el movimiento ocular
  • Falta de coordinación muscular

La vitamina B1 generalmente no mejora la pérdida de la memoria y la capacidad intelectual que ocurre con la psicosis de Korsakoff.

La suspensión del consumo de alcohol puede prevenir la pérdida adicional de las funciones cerebrales y el daño a los nervios. Consumir una dieta nutritiva y bien equilibrada puede ayudar, pero no es un sustituto para dejar el consumo de alcohol.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, el síndrome de Wernicke-Korsakoff empeora en forma constante y puede ser mortal. Con tratamiento, es posible controlar síntomas (como la falta de coordinación y las dificultades visuales). El trastorno también se puede disminuir o detener.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden ocurrir incluyen:
  • Abstinencia alcohólica
  • Dificultades en las relaciones con las personas o en la interacción social
  • Lesiones causadas por caídas
  • Neuropatía alcohólica permanente
  • Pérdida permanente de las habilidades cognitivas
  • Pérdida de la memoria de manera permanente
  • Período de vida reducido

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico o acuda a la sala de urgencias si presenta síntomas del síndrome de Wernicke Korsakoff o si le han diagnosticado la afección y los síntomas empeoran o reaparecen.

Prevención

No tomar alcohol o tomarlo en forma moderada y nutrirse lo suficiente reduce el riesgo de sufrir el síndrome de Wernicke-Korsakoff. Si un bebedor empedernido no deja de tomar, los suplementos de tiamina y una buena alimentación pueden reducir la probabilidad de contraer esta afección, pero no se elimina el riesgo.

Nombres alternativos

Psicosis de Korsakoff; Encefalopatía alcohólica; Encefalopatía - alcohólica; Enfermedad de Wernicke; Uso de alcohol - Wernicke; Alcoholismo - Wernicke; Deficiencia de tiamina - Wernicke

Referencias

Koppel BS. Nutritional and alcohol-related neurologic disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 416.

So YT. Deficiency diseases of the nervous system. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SK, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 85.

Actualizado 2/27/2016

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.