Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/alcoholusedisorderaudtreatment.html

Tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol

Otros nombres: Tratamiento del alcoholismo, Tratamiento para el abuso de alcohol

Introducción

¿Qué es un trastorno por consumo de alcohol?

Un trastorno por consumo de alcohol consiste en la angustia y el daño que causa beber alcohol. Es una condición médica en la que usted:

  • Bebe alcohol en forma compulsiva
  • No puede controlar cuánto bebe
  • Se siente ansioso, irritable y/o estresado cuando no está bebiendo

Los tipos de trastornos incluyen el alcoholismo (también llamado dependencia del alcohol) y el abuso de alcohol.

¿Cuáles son los tratamientos para el trastorno para el consumo de alcohol?

La mayoría de las personas con trastorno por consumo de alcohol pueden encontrar ayuda con alguna forma de tratamiento. Estos incluyen medicamentos y terapias conductuales. Muchas personas obtienen un mejor resultado recibiendo ambos tratamientos. Las personas que reciben tratamiento por trastorno por consumo de alcohol también pueden beneficiarse al asistir a un grupo de apoyo como Alcohólicos Anónimos (AA). Si usted tiene el trastorno y una enfermedad mental, es importante conseguir tratamiento para ambos.

Algunas personas pueden necesitar un tratamiento intensivo para este trastorno. Por ejemplo, pueden internarse en un centro de tratamiento de rehabilitación residencial, donde el tratamiento es altamente estructurado. En general, incluye varios tipos diferentes de terapias conductuales. También puede incluir medicamentos para la desintoxicación (un tratamiento médico para la abstinencia de alcohol) y/o para tratar el trastorno por consumo de alcohol.

¿Qué medicamentos pueden tratar el trastorno por consumo de alcohol?

Tres medicamentos están aprobados para tratar el trastorno por consumo de alcohol:

  • Disulfiram: Causa síntomas desagradables como náuseas y enrojecimiento de la piel cada vez que bebe alcohol. Saber que beber causará estos efectos desagradables puede ayudar a mantenerlo alejado del alcohol
  • Naltrexona: Bloquea los receptores en el cerebro que le hacen sentir bien cuando bebe alcohol. También puede reducir sus ansias por beber. Esto puede ayudarle a reducir su consumo de alcohol
  • Acamprosato: Ayuda a evitar el alcohol después de haber dejado de beber. Funciona en múltiples sistemas cerebrales para reducir sus ansias, especialmente justo después de haber dejado de beber

Su médico le puede ayudar a determinar si uno de estos medicamentos es adecuado para usted. No son adictivos, por lo que no tiene que preocuparse por reemplazar una adicción por otra. Si bien no son una cura, pueden ayudarle a manejar el trastorno por consumo de alcohol. Es similar a tomar medicamentos para manejar una enfermedad crónica, como el asma o la diabetes.

¿Qué terapias conductuales pueden tratar el trastorno por consumo de alcohol?

Otro nombre para las terapias conductuales es asesoramiento o consejería sobre el alcohol. Se trata de trabajar con un profesional de la salud para identificar y ayudar a cambiar los comportamientos que conducen a su consumo excesivo de alcohol.

  • La terapia cognitivo-conductual ayuda a identificar los sentimientos y situaciones que pueden conducir a un consumo excesivo de alcohol. Enseña habilidades para enfrentarlo, incluyendo cómo manejar el estrés y cómo cambiar los pensamientos que le llevan a querer beber. Usted puede recibir la terapia uno-a-uno con un terapeuta o en grupos pequeños
  • La terapia de mejora motivacional (o terapia de estímulo de la motivación) ayuda a construir y fortalecer la motivación para cambiar su hábito de beber. Incluye alrededor de cuatro sesiones en un corto período de tiempo. La terapia comienza con la identificación de los pros y los contras de buscar tratamiento. Luego, usted y su terapeuta trabajan en la creación de un plan para cambiar su hábito. Las próximas sesiones se centran en aumentar su confianza y desarrollar las habilidades que necesita para poder cumplir con el plan
  • La consejería matrimonial y familiar incluye a los cónyuges y otros miembros de la familia. Puede ayudar a reparar y mejorar sus relaciones familiares. Los estudios demuestran que un apoyo familiar fuerte a través de esta terapia puede ayudarle a mantenerse lejos del alcohol
  • Las intervenciones breves son sesiones de consejería cortas, individuales o en grupos pequeños. Incluyen entre una a cuatro sesiones. El consejero le entrega información sobre su patrón de consumo y riesgos potenciales. El consejero trabaja con usted para establecer metas y proporcionar ideas que pueden ayudarle a hacer un cambio

¿Es efectivo el tratamiento para el trastorno por uso de alcohol?

Para la mayoría de las personas, el tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol es útil. Pero superarlo es un proceso continuo y usted puede tener una recaída, como se le llama a empezar a beber de nuevo. Usted debe mirar la recaída como un retroceso temporal y seguir trabajando en su proceso de rehabilitación. Muchas personas tratan repetidamente de reducir o dejar de beber, tienen un revés, y luego tratar de dejar el alcohol de nuevo. Tener una recaída no significa que no pueda recuperarse. Si la tiene, es importante volver al tratamiento de inmediato, para que pueda aprender qué la desencadenó y mejorar sus habilidades de superación. Esto puede ayudarle a tener más éxito la próxima vez.

NIH: Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo

Recursos