Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000317.htm

Bocio nodular tóxico

Consiste en un agrandamiento de la glándula tiroides. La glándula contiene áreas que han aumentado en tamaño y se han formado nódulos. Uno o más de estos nódulos produce demasiada hormona tiroidea.

Causas

El bocio nodular tóxico comienza a partir de un bocio simple existente. Se presenta con mayor frecuencia en adultos mayores. Los factores de riesgo abarcan ser mujer y tener más de 55 años de edad. Este trastorno es muy poco frecuente en niños. La mayoría de las personas que lo desarrollan han tenido un bocio con nódulos durante muchos años. En ocasiones la glándula tiroides solo está un poco agrandada, y el bocio no se había diagnosticado.

Algunas veces, las personas con bocio multinodular tóxico desarrollarán niveles tiroideos altos la primera vez. Esto ocurre principalmente después de recibir una gran cantidad de yodo a través de una vena (por vía intravenosa) o por vía oral. El yodo se puede utilizar como medio de contraste para una tomografía computarizada o un cateterismo cardíaco. Tomar medicamentos que contengan yodo, como amiodarona, también puede llevar a que se presente el trastorno. Trasladarse de un país en donde la dieta es baja en yodo otro en donde es alta puede hacer que un bocio simple se vuelva en tóxico.

Síntomas

Los síntomas pueden abarcar cualquiera de los siguientes:

Los adultos mayores pueden tener síntomas menos específicos. Estos pueden incluir:

  • Debilidad y fatiga
  • Palpitaciones y dolor o presión en el pecho
  • Cambios de memoria y de ánimo

El bocio modular tóxico no provoca que los ojos se salten, lo que sí puede ocurrir con la enfermedad de Graves. La enfermedad de Graves es un trastorno autoinmunitario que puede causar que la tiroides se vuelva hiperactiva (hipertiroidismo).

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede mostrar uno o muchos nódulos en la tiroides. Con frecuencia la tiroides está agrandada. Es posible que se presente frecuencia cardíaca rápida o temblores.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Los betabloqueadores pueden controlar algunos de los síntomas del hipertiroidismo hasta que los niveles de la hormona tiroidea en el cuerpo estén bajo control.

Ciertos medicamentos pueden bloquear o cambiar la manera en la que la glándula tiroides usa el yodo. Estos se pueden usar para controlar la glándula tiroides hiperactiva en cualquiera de los siguientes casos:

  • Antes que se lleve a cabo una cirugía o una terapia con yodo radioactivo
  • Como tratamiento a largo plazo

Se puede usar la radioterapia. El yodo radioactivo se administra por vía oral. Después se concentra en el tejido de la tiroides hiperactiva y causa daño. En pocas ocasiones, se necesitará reemplazo de tiroides posteriormente.

La cirugía para extraer la tiroides se puede llevar a cabo cuando:

  • Un bocio o un bocio muy grande está causando los síntomas al dificultar respirar o tragar
  • Existe cáncer de tiroides
  • Se necesita tratamiento rápido

Expectativas (pronóstico)

El bocio nodular tóxico es principalmente una enfermedad que se presenta en adultos mayores, por lo que otros problemas de salud crónicos pueden influenciar el desenlace clínico de esta afección. Un adulto mayor puede tener menos capacidad de tolerar el efecto del hipertiroidismo sobre el corazón. Sin embargo, esta afección a menudo se puede tratar con medicamentos.

Posibles complicaciones

Complicaciones cardíacas:

Otras complicaciones:

La crisis o tormenta tiroidea es un empeoramiento agudo de los síntomas del hipertiroidismo y puede ocurrir con infección o estrés. La crisis tiroidea puede causar:

  • Dolor abdominal
  • Disminución de la lucidez mental
  • Fiebre

Las personas con esta afección necesitan ir al hospital de inmediato.

Las complicaciones de tener un bocio muy grande pueden incluir dificultad para respirar o deglutir. Estas complicaciones se deben a la presión sobre la vía respiratoria (tráquea) o el esófago, el cual yace por detrás de la tiroides.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene síntomas del trastorno mencionado anteriormente. Siga las recomendaciones de su proveedor para las visitas de seguimiento.

Prevención

Para prevenir el bocio nodular tóxico, siga las recomendaciones de su proveedor para tratar el hipertiroidismo y el bocio simple.

Nombres alternativos

Bocio multinodular tóxico; Enfermedad de Plummer; Tirotoxicosis - bocio nodular; Tiroides hiperactiva - bocio nodular tóxico; Hipertiroidismo - bocio nodular tóxico; Bocio multinodular tóxico; BMN

Referencias

Hegedus L, Paschke R, Krohn K, Bonnema SJ. Multinodular goiter. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 90.

Jonklaas J, Cooper DS. Thyroid. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 213.

Kopp P. Autonomously functioning thyroid nodules and other causes of thyrotoxicosis. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 85.

Ritter JM, Flower R, Henderson G, Loke YK, MacEwan D, Rang HP. The thyroid. In: Ritter JM, Flower R, Henderson G, Loke YK, MacEwan D, Rang HP, eds. Rang and Dale's Pharmacology. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 35.

Smith PW, Hanks LR, Salomone LJ, Hanks JB. Thyroid. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 36.

Ultima revisión 1/26/2020

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, board certified in Metabolism/Endocrinology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.