Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000358.htm

Enfermedad de Graves

Es un trastorno autoinmunitario que lleva a hiperactividad de la glándula tiroides (hipertiroidismo). Un trastorno autoinmunitario es una afección que ocurre cuando el sistema de defensas ataca por error el tejido sano.

Causas

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endócrino y está localizada en la parte frontal del cuello, por encima de donde se encuentran las clavículas. Esta glándula secreta las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales controlan el metabolismo del cuerpo. El control del metabolismo es importante para regular el estado de ánimo, el peso y los niveles de energía tanto físicos como mentales.

Cuando el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea, la afección se conoce como hipertiroidismo (una glándula tiroides hipoactiva lleva al hipotiroidismo).

La enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo. Se debe a una respuesta anormal del sistema inmunitario que lleva a la glándula tiroides a producir demasiada hormona tiroidea. La enfermedad de Graves es más común en las mujeres de más de 20 años. Pero el trastorno puede ocurrir a cualquier edad y también puede afectar a los hombres.

Síntomas

Los pacientes más jóvenes pueden tener estos síntomas:

  • Ansiedad o nerviosismo, así como también problemas para dormir
  • Agrandamiento de las mamas en los hombres (posible)
  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Deposiciones frecuentes
  • Pérdida de cabello
  • Intolerancia al calor y aumento de la sudoración
  • Aumento del apetito, a pesar de tener pérdida de peso
  • Periodos menstruales irregulares en las mujeres
  • Debilidad muscular de las caderas y los hombros
  • Cambios de humor, incluidos irritabilidad y enojo
  • Latidos cardíacos irregulares o rápidos
  • Dificultad para respirar con actividad
  • Temblor

Muchos personas con la enfermedad de Graves tienen problemas con sus ojos:

  • Los globos oculares pueden parecer sobresalidos y pueden doler
  • Los ojos se pueden sentir irritados y llorosos
  • Puede presentarse visión doble

Las personas de edad avanzada pueden tener estos síntomas:

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y puede descubrir que usted tiene un aumento de la frecuencia cardíaca. Un examen del cuello puede mostrar agrandamiento de la tiroides (bocio).

Otros exámenes abarcan:

Esta enfermedad también puede afectar los resultados de los siguientes exámenes:

  • Ecografía o tomografía computarizada de la órbita
  • Inmunoglobulina estimulante de la tiroides (TSI, por sus siglas en inglés)
  • Anticuerpo anti-peroxidasa tiroidea (TPO, por sus siglas en inglés)
  • Anticuerpo antirreceptor de TSH

Tratamiento

El propósito del tratamiento es controlar la glándula tiroides hiperactiva. Los medicamentos llamados betabloqueadores se usan a menudo para manejar síntomas de frecuencia cardíaca rápida, sudoración y ansiedad hasta que el hipertiroidismo esté controlado.

El hipertiroidismo se trata con 1 o más de los siguientes:

  • Medicamentos antitiroideos que pueden bloquear o cambiar la forma como la glándula usa el yodo. Estos fármacos pueden usarse para controlar la hiperactividad de la glándula antes de la cirugía o del tratamiento con yodo radiactivo, o como un tratamiento a largo plazo.
  • Tratamiento con yodo radiactivo que consiste en administrar esta sustancia por boca. A continuación, se concentra en el tejido de la tiroides hiperactiva y produce daños.
  • Se puede realizar una cirugía para remover la tiroides.

Si usted se ha hecho una cirugía o un tratamiento con yodo radiactivo, necesitará tomar hormonas tiroideas de reemplazo por el resto de su vida. Esto se debe a que estos tratamientos destruyen o extirpan la glándula.

TRATAMIENTO PARA LOS OJOS

Algunos de los problemas oculares relacionados con la enfermedad de Graves generalmente mejoran cuando se trata el hipertiroidismo con medicamentos, radiación o cirugía. El yodo radiactivo algunas veces puede empeorar dichos problemas oculares. Los problemas en los ojos son peores en personas que fuman, incluso después de que el hipertiroidismo se trata.

Algunas veces, se necesita el uso de prednisona (un medicamento esteroide que inhibe el sistema inmunitario) para reducir la irritación e inflamación ocular.

Es posible que se necesite cubrir los ojos con cinta durante la noche para prevenir la resequedad. Las gafas de sol y las gotas oftálmicas pueden disminuir la irritación ocular. En raras ocasiones, se puede necesitar cirugía o radioterapia (diferente del yodo radiactivo) para prevenir un daño mayor al ojo y la pérdida de la visión.

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad de Graves con frecuencia responde bien al tratamiento. La cirugía de tiroides o el tratamiento con yodo radiactivo a menudo causarán una baja en la actividad tiroidea (hipotiroidismo). Sin tomar la dosis correcta del reemplazo de hormona tiroidea, el hipotiroidismo puede llevar a: 

  • Depresión
  • Lentitud física y mental
  • Aumento de peso

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de la enfermedad de Graves. Asimismo, consulte si los problemas oculares o los síntomas generales empeoran o no mejoran con el tratamiento.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911) si tiene síntomas de hipertiroidismo con:

  • Disminución del estado de conciencia
  • Fiebre
  • Latidos cardíacos irregulares y rápidos

Nombres alternativos

Bocio tirotóxico difuso; Hipertiroidismo - Graves; Tirotoxicosis - Graves; Exoftalmos - Graves; Oftalmopatía - Graves; Exoftalmia - Graves; Exorbitismo - Graves

Referencias

Burch HB, Cooper DS. Management of Graves disease: a review. JAMA. 2015;314(23):2544-2554. PMID: 26670972 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26670972.

Davies TF, Lauerberg P, Bahn RS. Hyperthyroid disorders. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 12.

Marino M, Vitti P, Chiovato L. Graves' disease. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 82.

Actualizado 2/3/2016

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados