Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000309.htm

Hipertiroidismo provocado

Se refiere a niveles de hormona tiroidea en sangre más altos que lo normal y síntomas que sugieren hipertiroidismo. Esto ocurre por tomar medicamentos con demasiada hormona tiroidea.

El hipertiroidismo también se conoce como tiroides hiperactiva. 

Causas

La glándula tiroides produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). En la mayoría de los casos de hipertiroidismo, la glándula tiroides en sí produce demasiada cantidad de estas hormonas.

El hipertiroidismo también puede ser causado por tomar demasiado medicamento con hormona tiroidea para tratar el hipotiroidismo. Esto se denomina hipertiroidismo provocado. Cuando esto ocurre debido a que la dosis recetada del medicamento hormonal es demasiado alta, se llama hipertiroidismo yatrógeno o inducido por el médico. Esto es común. Algunas veces es intencional (para algunos pacientes con depresión o cáncer de tiroides), pero a menudo esto sucede debido a que la dosis no se ajusta basado en los exámenes de sangre de seguimiento.

El hipertiroidismo provocado también puede ocurrir cuando alguien toma intencionalmente demasiada hormona tiroidea. Esto es muy poco común. Se puede tratar de personas que:

  • Padecen trastornos mentales como el síndrome de Munchausen
  • Están tratando de bajar de peso
  • Están siendo tratadas por depresión o infertilidad
  • Desean obtener una indemnización de la compañía de seguros

Los niños pueden tomar accidentalmente pastillas de hormona tiroidea.

Síntomas

Los síntomas del hipotiroidismo provocado son los mismos que los del hipertiroidismo ocasionado por trastorno de la glándula tiroides, excepto que: 

  • No existe bocio. La glándula tiroides es usualmente pequeña.
  • Los ojos no protruyen como lo hacen en la enfermedad de Graves (el tipo más común de hipertiroidismo).
  • No se presenta engrosamiento de la piel sobre las espinillas, como sucede algunas veces con las personas que padecen la enfermedad de Graves.

Pruebas y exámenes

Los exámenes de sangre utilizados para diagnosticar el hipertiroidismo provocado incluyen:

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen captación de yodo radioactivo o ultrasonido de la tiroides.

Tratamiento

Su proveedor de atención médica le dirá que deje de tomar hormona tiroidea. Si necesita tomarla, su proveedor disminuirá la dosis.

Usted debe ser examinado nuevamente entre 2 a 4 semanas para constatar que los signos y los síntomas del hipertiroidismo hayan desaparecido. Esto también ayuda a confirmar el diagnóstico.

Las personas con el síndrome de Munchausen necesitarán tratamiento de salud mental y seguimiento.

Expectativas (pronóstico)

El hipertiroidismo provocado se resolverá espontáneamente cuando se deje de tomar o se disminuya la dosis de la hormona tiroidea.

Posibles complicaciones

Cuando el hipertiroidismo provocado dura mucho tiempo, las mismas complicaciones del hipertiroidismo no tratado o tratado de manera inapropiada pueden desarrollarse:

Cuándo contactar a un profesional médico

Póngase en contacto con su proveedor si presenta síntomas de hipertiroidismo.

Prevención

La hormona tiroidea se debe tomar solo por prescripción y bajo la supervisión de un proveedor. Con frecuencia, se necesitan pruebas de sangre regulares para ayudarle al proveedor a ajustar la dosis que está tomando.

Nombres alternativos

Tirotoxicosis provocada; Tirotoxicosis simulada; Tirotoxicosis medicamentosa; Hipertiroxinemia provocada

Referencias

Hollenberg A, Wiersinga WM. Hyperthyroid disorders. In: Melmed S, Auchus, RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 12.

Kopp P. Autonomously functioning thyroid nodules and other causes of thyrotoxicosis. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 85.

Ultima revisión 5/13/2020

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, board certified in Metabolism/Endocrinology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.