Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001555.htm

Síndrome de Munchausen por poderes

Es una enfermedad mental y una forma de maltrato infantil. El cuidador del niño, con frecuencia la madre, inventa síntomas falsos o provoca síntomas reales para que parezca que el niño está enfermo.

Causas

Nadie sabe con certeza qué causa el síndrome de Munchausen por poderes. Algunas veces, la persona fue víctima de abuso de niño o tiene el síndrome de Munchausen (finge tener enfermedades).

Síntomas

La madre puede tomar acciones extremas para fingir los síntomas de una enfermedad en su hijo. Por ejemplo, podría:

  • Añadir sangre a la orina o heces del niño
  • Privar de alimento al niño para que parezca que no puede aumentar de peso
  • Calentar los termómetros para que parezca que el niño tiene fiebre
  • Inventar resultados de pruebas de laboratorio
  • Darle fármacos al niño para provocarle vómito o diarrea
  • Infectar una línea intravenosa (IV) para enfermar al niño

¿Cuáles son las señales en la madre?

  • La mayoría de las personas con este problema son madres con niños pequeños. Algunos son hijos adultos que cuidan a un padre mayor.
  • La madre a menudo trabaja en atención médica y sabe mucho sobre el cuidado médico. Puede describir los síntomas del niño con mucho detalle médico. Le gusta estar muy involucrada con el equipo de atención médica y es apreciada por el equipo por el cuidado que le da a su hijo.
  • Estas madres están muy involucradas con sus hijos. Parecen devotas a su hijo. Esto dificulta que los profesionales de la salud lleguen a un diagnóstico de síndrome de Munchausen por poderes.

¿Cuáles son las señales en el niño?

  • El niño visita a muchos proveedores de atención médica y ha estado mucho tiempo en el hospital.
  • A menudo le han practicado muchos exámenes, cirugías u otros procedimientos. 
  • El niño tiene síntomas extraños que no encajan con ninguna enfermedad. Lo síntomas no cuadran con los resultados de los exámenes.
  • La madre reporta los síntomas del niño. Los profesionales de la salud nunca ven estos síntomas. Desaparecen en el hospital, pero vuelven a empezar cuando el niño se va a casa.
  • Los exámenes de sangre no corresponden con el tipo sanguíneo del niño.
  • Se encuentran fármacos o químicos en la orina, sangre o heces del niño.

Pruebas y exámenes

Para diagnosticar el síndrome de Munchausen por poderes, los proveedores tienen que ver las pistas. Tienen que revisar el historial clínico del niño para ver lo que ha pasado con el niño a través del tiempo. Con mucha frecuencia, el síndrome de Munchausen por poderes queda sin diagnóstico.

Tratamiento

Es necesario proteger al niño. Puede ser necesario retirarlo del cuidado directo de la madre o el padre.

Los niños pueden necesitar atención médica para tratar las complicaciones de las lesiones, infecciones, medicinas, cirugías o análisis. También pueden necesitar atención psiquiátrica para lidiar con la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático que pueden presentarse con el abuso infantil.

El tratamiento a menudo involucra terapia individual y familiar. Ya que esto es una forma de abuso infantil, el síndrome se debe reportar a las autoridades.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si usted cree que un niño es víctima de abuso, póngase en contacto con un proveedor, la policía o con los servicios de protección infantil.

Llame al número de emergencias (911 en los Estados Unidos) si hay algún niño en peligro inminente provocado por abuso o negligencia.

También puede llamar a esta línea de atención. Hay consejeros de crisis disponibles las 24 horas del día los 7 días de la semana. Hay interpretes disponibles para ayudar en 170 idiomas. El consejero al teléfono puede ayudarlo a determinar los siguientes pasos. Todas las llamadas son anónimas y confidenciales. Llame a Childhelp National Abuse Hotline 1-800-4-A-CHILD (1-800-422-4453).

Prevención

La detección del síndrome de Munchausen en una relación padre-hijo puede evitar el maltrato continuado y los exámenes médicos innecesarios, costosos y posiblemente peligrosos.

Referencias

Dubowitz H, Lane WG. Abused and neglected children. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 40.

Shapiro R, Farst K, Chervenak CL. Child abuse. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 24.

Actualizado 7/10/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados