Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/acutelymphocyticleukemia.html

Leucemia linfocítica aguda

Otros nombres: Leucemia linfoblástica aguda
En esta página

Para ver, jugar y aprender

Recursos

Para usted

  • Información no disponible

Introducción

¿Qué es la leucemia?

Se conoce como leucemia al cáncer de las células sanguíneas. La leucemia comienza en los tejidos que forman la sangre, como la médula ósea. Su médula ósea produce células que se convertirán en glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. Cada tipo de célula tiene un trabajo diferente:

  • Los glóbulos blancos ayudan a su cuerpo a combatir las infecciones
  • Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde sus pulmones a sus tejidos y órganos
  • Las plaquetas ayudan a formar coágulos para detener el sangrado

Cuando tiene leucemia, su médula ósea produce una gran cantidad de células anormales. Este problema afecta con mayor frecuencia a los glóbulos blancos. Estas células anormales se acumulan en la médula ósea y la sangre, desplazando a las células sanguíneas sanas y dificultando que las células y la sangre hagan su trabajo.

¿Qué es la leucemia linfocítica aguda?

La leucemia linfocítica aguda es un tipo de leucemia aguda. También se conoce como leucemia linfoblástica aguda. El término aguda significa que la leucemia generalmente empeora rápidamente si no se trata. Este es el tipo de cáncer más común en los niños. También puede afectar a los adultos.

En la leucemia linfocítica aguda, la médula ósea produce demasiados linfocitos, un tipo de glóbulo blanco. Normalmente, estas células ayudan al cuerpo a combatir las infecciones. Pero en la leucemia linfocítica aguda, son anormales y no pueden combatir bien las infecciones. También desplazan a las células sanas, lo que puede provocar infecciones, anemia y sangrado fácil. Estas células anormales también pueden propagarse a otras partes del cuerpo, incluyendo el cerebro y la médula espinal.

¿Qué causa la leucemia linfocítica aguda?

La leucemia linfocítica aguda ocurre cuando hay cambios en el material genético (ADN) de las células de la médula ósea. No se conoce la causa de estos cambios genéticos. Sin embargo, existen ciertos factores que aumentan el riesgo de tener leucemia linfocítica aguda.

¿Quiénes corren el riesgo de padecer leucemia linfocítica aguda?

Los factores que aumentan el riesgo de tener leucemia linfocítica aguda incluyen:

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia linfocítica aguda?

Los signos y síntomas de leucemia linfocítica aguda incluyen:

  • Debilidad o cansancio
  • Fiebre o sudores nocturnos
  • Fácil aparición de moretones o sangrado
  • Petequias (pequeños puntos rojos debajo de la piel causados por el sangrado)
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso o de apetito
  • Dolor en los huesos o el estómago
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas
  • Ganglios linfáticos inflamados. Es posible que los note como bultos indoloros en el cuello, las axilas, el estómago o la ingle
  • Haber tenido muchas infecciones

¿Cómo se diagnostica la leucemia linfocítica aguda?

Su profesional de la salud puede usar varias pruebas y procedimientos para diagnosticar la leucemia linfocítica aguda y determinar qué subtipo tiene, por ejemplo:

Si le diagnostican leucemia linfocítica aguda, es posible que le realicen pruebas adicionales para ver si el cáncer se ha diseminado. Estas incluyen pruebas por imágenes y una punción lumbar, que es un procedimiento para recolectar y analizar el líquido cefalorraquídeo.

¿Cuáles son los tratamientos para la leucemia linfocítica aguda?

Los tratamientos para leucemia linfocítica aguda incluyen:

  • Quimioterapia
  • Terapia de radiación
  • Quimioterapia con trasplante de células madre
  • Terapia dirigida: Usa medicamentos u otras sustancias que atacan células cancerosas específicas con menos daño a las células normales

El tratamiento generalmente se realiza en dos fases:

  • El objetivo de la primera fase es destruir las células leucémicas en la sangre y la médula ósea. Este tratamiento busca poner a la leucemia en remisión, es decir, que los signos y síntomas del cáncer se reducen o desaparecen
  • La segunda fase se conoce como terapia posterior a la remisión. Su objetivo es prevenir una recaída (regreso) del cáncer. Implica matar las células leucémicas restantes que pueden no estar activas pero que podrían comenzar a volver a crecer

El tratamiento durante ambas fases también suele incluir terapia de profilaxis del sistema nervioso central. Esta ayuda a prevenir la propagación de las células leucémicas al cerebro y la médula espinal. Puede ser quimioterapia de dosis alta o quimioterapia inyectada en la médula espinal. En ocasiones, también incluye radioterapia.

NIH: Instituto Nacional del Cáncer

Comience aquí

Diagnóstico y exámenes

Prevención y factores de riesgo

Tratamientos y terapias

Viviendo con...

Asuntos relacionados

Imágenes

Estadísticas e investigación

Especialistas

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud.