Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/nutritionforolderadults.html

Nutrición para personas mayores

Otros nombres: Alimentación para personas mayores
En esta página

Para ver, jugar y aprender

Investigaciones

  • Información no disponible

Recursos

Para usted

  • Información no disponible

Introducción

¿Qué es la nutrición y por qué es importante para las personas mayores?

Nutrición es consumir una dieta saludable y balanceada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita. Los nutrientes e encuentran en los alimentos, e incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua.

La buena nutrición es importante, sin importar su edad. Le entrega energía y puede ayudar a controlar su peso. También puede ayudar a prevenir enfermedades, como osteoporosis, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Pero a medida que envejece, su cuerpo y su vida cotidiana cambia, lo mismo lo que usted necesita para mantener su salud. Por ejemplo, puede necesitar menos calorías, pero de todas formas requiere suficientes nutrientes. Algunos adultos mayores necesitan más proteínas.

¿Qué cosas pueden dificultar que coma saludable a medida que envejezco?

Algunos cambios que ocurren a medida que envejece pueden hacer más difícil que usted coma saludable. Estos incluyen cambios en su:

  • Hogar: Si es que de repente se queda viviendo solo o tiene problemas para moverse Salud: Puede tener problemas para cocinar o para alimentarse
  • Medicamentos: Pueden cambiar cómo percibe el sabor de la comida, causar boca seca o reducir sus ganas de comer
  • Ingresos: Puede que usted no tenga los recursos suficientes para los alimentos
  • Su sentido del olfato y del gusto
  • Problemas para mascar o tragar los alimentos

¿Cómo puedo comer saludable a medida que envejezco?

Para mantenerse saludable, usted debe:

  • Comer alimentos que le entregan muchos nutrientes sin demasiadas calorías extra, como:
    • Frutas y vegetales (elija diferentes tipos con colores vivos)
    • Granos integrales, como avena, pan integral y arroz integral
    • Leche descremada y queso bajo en calorías, o leche de arroz o de soya fortificada con vitamina D y calcio
    • Pescados, mariscos, carnes magras, aves y huevos
    • Frijoles, nueces y semillas
  • Evite las calorías vacías o huecas: Estas son alimentos que tienen muchas calorías pero pocos nutrientes, como papas fritas, dulces, productos horneados, bebidas azucaradas y alcohol
  • Prefiera alimentos bajos en colesterol y grasas: Especialmente evitar los que contienen grasas saturadas y trans. Las saturadas son grasas de origen animal, mientras que las trans son grasas procesadas en margarina y grasa alimentaria. Se pueden encontrar en los productos horneados que se venden en tiendas o alimentos fritos en los restaurantes de comida rápida
  • Tome suficientes líquidos: No se deshidrate. Algunas personas pierden la capacidad de sentir sed a medida que envejecen. Además, ciertos medicamentos pueden aumentar la importancia de beber suficientes líquidos
  • Haga ejercicio: Si ha comenzado a perder el apetito, la actividad física puede ayudarle a sentir hambre

¿Qué puedo hacer si tengo problemas para alimentarme sanamente?

A veces, las enfermedades u otros problemas pueden dificultar el comer sano. Algunas sugerencias que pueden ayudar son:

  • Si está cansado de comer solo, intente organizar algunas comidas caseras o cocinar con un amigo. También puede servir tener algunas comidas en un centro para adultos mayores, un centro comunitario o un centro religioso cercano
  • Si tiene problemas para masticar, consulte a su dentista para que lo examine
  • Si tiene problemas para tragar, intente beber muchos líquidos con su comida. Si eso no ayuda, consulte con su proveedor de atención médica. Una afección médica podría estar causando el problema
  • Si tiene problemas para oler y probar su comida, intente agregar color y textura para hacerla más interesante
  • Si no está comiendo lo suficiente, agregue algunos bocadillos saludables a lo largo del día para ayudarle a obtener más nutrientes y calorías
  • Si una enfermedad le dificulta cocinar o alimentarse, consulte a su profesional de la salud. Él o ella puede recomendar un terapeuta ocupacional que puede ayudarle

NIH: Instituto Nacional sobre el Envejecimiento

Comience aquí

Diagnóstico y exámenes

Asuntos relacionados

Asuntos específicos

Herramientas para evaluar la salud