Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000683.htm

Demencia de origen metabólico

La demencia es una pérdida de la función cerebral que ocurre con ciertas enfermedades.

La demencia debida a causas metabólicas provoca una pérdida de la función mental que se puede presentar con procesos químicos anormales en el cuerpo. Si se trata precozmente, la función cerebral puede retornar a la normalidad. Sin tratamiento, puede ocurrir daño cerebral permanente, como demencia.

Causas

Las posibles causas metabólicas de demencia incluyen:

Síntomas

Los trastornos metabólicos pueden causar confusión y cambios en el intelecto o el razonamiento. Estos cambios pueden ser por poco tiempo o duraderos. La demencia ocurre cuando los síntomas no son reversibles. Los síntomas pueden ser diferentes para cada persona y dependen del problema de salud que esté causando la demencia.

Los primeros síntomas de demencia pueden abarcar:

  • Dificultad para realizar tareas que requieren  algo de razonamiento y que solían ser fáciles, como llevar el saldo de una chequera, participar en juegos (como bridge) y aprender nueva información o rutinas.
  • Perderse en rutas familiares.
  • Problemas del lenguaje, como tener dificultad para encontrar el nombre de objetos familiares.
  • Perder interés en actividades que previamente disfrutaba, estado anímico indiferente.
  • Extraviar artículos.
  • Cambios de personalidad y pérdida de las destrezas sociales, lo que puede llevar a que se presenten comportamientos inadecuados.

A medida que la demencia empeora, los síntomas son más obvios e interfieren con la capacidad para cuidarse:

  • Patrones de sueño cambiantes, despertarse con frecuencia por la noche.
  • Olvidar detalles acerca de hechos actuales, olvidando hechos de la historia de la vida propia.
  • Tener dificultad para realizar tareas básicas, como preparar comidas, escoger la ropa apropiada o manejar.
  • Tener alucinaciones, discusiones, golpear y comportarse violentamente.
  • Tener más dificultad para leer o escribir.
  • Tener mal juicio y perder la capacidad para reconocer el peligro.
  • Usar la palabra errónea, no pronunciar las palabras correctamente, hablar con oraciones confusas.
  • Alejarse del contacto social.

La persona también puede presentar síntomas del trastorno que causó la demencia.

Pruebas y exámenes

Dependiendo de la causa, se realiza un examen del sistema nervioso (evaluación neurológica) para identificar los problemas.

Los exámenes para diagnosticar una afección causante de demencia pueden abarcar:

Para descartar ciertos trastornos cerebrales, generalmente se hace un EEG (electroencefalograma), una tomografía computarizada de la cabeza o una resonancia magnética de la cabeza.

Tratamiento

El tratamiento se centra en el manejo del trastorno y en controlar los síntomas. Con algunos trastornos, el tratamiento puede detener o incluso neutralizar los síntomas de la demencia.

Los medicamentos utilizados para tratar el mal de Alzheimer no han demostrado funcionar para este tipo de demencia. Algunas veces, estos fármacos se usan de todos modos, cuando otros tratamientos son incapaces de controlar los problemas subyacentes.

También deberían hacerse planes para cuidar en casa a personas con demencia.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico varía dependiendo de la causa de la demencia y de la magnitud del daño cerebral.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar las siguientes:

  • Pérdida de la capacidad para cuidarse o valerse por sí mismo.
  • Pérdida de la capacidad para interactuar con los demás.
  • Neumonía, infecciones urinarias e infecciones de la piel.
  • Úlceras de decúbito.
  • Síntomas de un problema subyacente (como la pérdida de la sensibilidad debido a una lesión nerviosa por deficiencia de la vitamina B12).

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame para una cita con su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o continúan. Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911) si hay un repentino cambio en el estado mental o una emergencia que amenace la vida.

Prevención

Tratar la causa subyacente puede reducir el riesgo de demencia metabólica.

Nombres alternativos

Cerebral crónico - metabólico; Cognitivo leve - metabólico; DCL - metabólico

Referencias

Budson AE, Solomon PR. Other disorders that cause memory loss or dementia. In: Budson AE, ed. Memory Loss, Alzheimer Disease, and Dementia. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 14.

Douglas VC, Josephson SA. Dementia and systemic disease. In: Aminoff MJ, Josephson SA, eds. Aminoff's Neurology and General Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2014:chap 61.

Knopman DS. Alzheimer disease and other dementias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 402.

Peterson R, Graff-Radford J. Alzeimer disease and other dementias. In: Daradoff RB, Jankovc J, Mazzotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 95.

Ultima revisión 2/27/2016

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados