Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000945.htm

Depresión mayor

La depresión es sentirse triste, melancólico, infeliz, o mal de ánimo. La mayoría de las personas se siente así de vez en cuando.

La depresión mayor es un trastorno del estado de ánimo. Se presenta cuando los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un largo período de tiempo. También cambia la manera como funciona el cuerpo.

Causas

Los proveedores de atención médica desconocen la causa exacta de la depresión. Se cree que los cambios químicos en el cerebro son responsables. Esto puede deberse a problemas con los genes o se puede desencadenar por ciertos hechos estresantes. Lo más probable es que sea una combinación de ambos.

Algunos tipos de depresión se transmiten de padres a hijos. Otros tipos ocurren incluso si usted no tiene antecedentes familiares de la enfermedad. Cualquier persona puede deprimirse, incluso los niños y los adolescentes.

Depresión y hombres

La depresión puede ser producida por:

  • Alcoholismo o drogadicción
  • Ciertas afecciones, como hipotiroidismo, cáncer o dolor prolongado
  • Ciertas medicinas como los esteroides
  • Problemas para dormir
  • Hechos estresantes en la vida, como enfermedad o muerte de alguien cercano, divorcio, maltrato o rechazo en la niñez, soledad (común en los adultos mayores), ruptura de una relación

Síntomas

La depresión puede cambiar o distorsionar la forma como usted se ve a sí mismo, a su vida y a las personas a su alrededor.

Con la depresión, a menudo usted ve todo en una forma negativa y es difícil para usted imaginar que un problema o situación se puedan resolver de un modo positivo.

Tipos de depresión

Los síntomas de depresión pueden incluir:

  • Agitación, inquietud, irritabilidad e ira
  • Volverse retraído o aislado
  • Fatiga y falta de energía
  • Sentimientos de desesperanza, abandono, minusvalía, odio a sí mismo y culpa
  • Pérdida de interés o placer en actividades que alguna vez se disfrutaron
  • Cambio súbito en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Pensamientos de muerte o suicidio
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño

La depresión en los adolescentes puede ser más difícil de reconocer. Los problemas de comportamiento, en la escuela o el consumo de drogas o alcohol pueden ser todos señales.

Si la depresión es muy intensa, pueden presentarse alucinaciones y delirios (creencias falsas). Esta afección se denomina depresión con rasgos psicóticos.

Pruebas y exámenes

Su proveedor hará preguntas respecto a su historia clínica y síntomas. Sus respuestas pueden ayudarle a su proveedor a hacer un diagnóstico de la depresión y determinar qué tan grave puede ser.

Se pueden hacer exámenes de sangre y orina para descartar otras afecciones con síntomas similares a la depresión.

Tratamiento

La depresión se puede tratar. El tratamiento normalmente incluye medicinas, con o sin psicoterapia.

Si usted está pensando en el suicidio o está sumamente deprimido y no puede desempeñarse, posiblemente necesite tratamiento en un hospital.

Después de que haya estado en tratamiento y si siente que sus síntomas están empeorando, hable con su proveedor. Es posible que sea necesario cambiar su plan de tratamiento.

MEDICAMENTOS

Los antidepresivos son medicinas empleadas para tratar la depresión. Funcionan restableciendo los químicos en el cerebro a los niveles adecuados, lo cual ayuda a aliviar los síntomas.

Si tiene delirios o alucinaciones, su proveedor puede prescribirle medicinas adicionales.

Coméntele a su proveedor acerca de cualquier otra medicina que esté tomando. Algunas medicinas pueden cambiar la forma como los antidepresivos funcionan en su cuerpo.

Dele tiempo a la medicina para que haga efecto. Pueden pasar varias semanas antes de que se sienta mejor. Continúe tomando su medicina según las instrucciones. NO deje de tomarla ni cambie la cantidad (dosis) que está tomando sin consultar con su proveedor. Pregúntele a su proveedor acerca de los posibles efectos secundarios y qué hacer si tiene algunos.

Si siente que la medicina no está funcionando, coméntele a su proveedor. Es posible que sea necesario cambiar la medicina o su dosis. NO deje de tomar medicinas por su cuenta.

ADVERTENCIA

A los niños, adolescentes y adultos jóvenes se los debe vigilar muy de cerca en busca de comportamiento suicida, especialmente durante los primeros meses de comenzar las medicinas para la depresión.

Las mujeres que estén recibiendo tratamiento para la depresión y que estén embarazadas o pensando en quedar embarazadas no deben dejar de tomar los antidepresivos sin hablar primero con su proveedor.

Hierba de San Juan

Tenga cuidado con los remedios naturales como la hierba de San Juan, una hierba de venta sin receta médica y que puede ayudar a algunas personas con depresión leve. Sin embargo, esta hierba puede alterar la acción de otras medicinas en el cuerpo, como los antidepresivos. Hable con su proveedor antes de probar esta hierba.

PSICOTERAPIA

La psicoterapia es la orientación para hablar de sus sentimientos y pensamientos y para aprender cómo hacerles frente.

Los tipos de psicoterapia incluyen:

  • La terapia cognitiva conductista le enseña cómo combatir los pensamientos negativos. Aprenderá cómo tener más conciencia de sus síntomas y cómo detectar los factores que empeoran la depresión. También le enseñarán habilidades para la resolución de problemas.
  • La psicoterapia también puede ayudarle a entender las cuestiones que pueden estar detrás de sus pensamientos y sentimientos.
  • Con la terapia de grupo, usted comparte con otros que tienen problemas como el suyo. El terapeuta o su proveedor le pueden comentar más acerca de este tipo de terapia.

OTROS TRATAMIENTOS PARA LA DEPRESIÓN

  • La terapia electroconvulsiva (TEC) puede mejorar el estado de ánimo de personas con depresión grave o pensamientos suicidas que no mejoran con otros tratamientos. Esta terapia generalmente es segura.
  • La fototerapia puede aliviar los síntomas de depresión en los meses de invierno. Este tipo de depresión se denomina trastorno afectivo estacional.

Expectativas (pronóstico)

Usted puede comenzar a sentirse mejor unas cuantas semanas después de empezar el tratamiento. Si toma medicinas, deberá continuarlas por varios meses para sentirse mejor y prevenir la reaparición de la depresión. Si su depresión sigue reapareciendo, es posible que deba continuar con la medicina por un período prolongado.

La depresión crónica puede dificultarle el manejo de otras enfermedades, como la diabetes o la cardiopatía. Solicítele ayuda a su proveedor para el manejo de estos problemas de salud.

El consumo de alcohol o drogas puede empeorar la depresión. Hable con su proveedor respecto a la forma de conseguir ayuda.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si usted tiene pensamientos suicidas o de hacerse daño o dañar a los demás, llame de inmediato al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o vaya al servicio de emergencias de un hospital.

Usted también puede llamar a una línea nacional de ayuda en casos de suicidio, las 24 horas del día: 1-800-SUICIDE o 1-800-999-9999.

Llame a su proveedor de inmediato si:

  • Escucha voces que no provienen de las personas que lo rodean.
  • Presenta episodios frecuentes de llanto con poca o ninguna razón.
  • Su depresión está perturbando la vida laboral, escolar o familiar.
  • Piensa que las medicinas que está tomando actualmente no están haciendo efecto o están causando efectos secundarios. Sin embargo, NO cambie ni suspenda las medicinas sin consultar con el médico.

Prevención

NO tome alcohol ni consuma drogas ilícitas. Estas sustancias pueden empeorar la depresión y llevar a pensamientos de suicidio.

Tome las medicinas exactamente como su proveedor le indicó. Aprenda a reconocer los signos iniciales de que la depresión está empeorando.

Siga asistiendo a las sesiones de psicoterapia.

Caminar y la salud

Los siguientes consejos podrían ayudarle a sentirse mejor:

  • Hacer más ejercicio
  • Mantener buenos hábitos de sueño
  • Realizar actividades que le brinden placer
  • Ofrecerse como voluntario o participar en actividades de grupo
  • Hablar con alguien de confianza acerca de cómo se está sintiendo
  • Tratar de rodearse de gente cariñosa y positiva

Aprenda más sobre la depresión poniéndose en contacto con una clínica local de salud mental. El programa de asistencia laboral al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) en su lugar de trabajo también es un buen recurso. Los recursos en línea también pueden proporcionar buena información.

Nombres alternativos

Depresión - grave; Depresión - clínica; Depresión unipolar; Trastorno depresivo grave

Referencias

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013.

American Psychiatric Association. Practice guideline for the treatment of patients with major depressive disorder. 3rd ed. 2010. psychiatryonline.org/pb/assets/raw/sitewide/practice_guidelines/guidelines/mdd.pdf. Accessed March 3, 2016.

Fava M, Ostergaard SD, Cassano P. Mood disorders. In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 29.

Ultima revisión 2/2/2016

Versión en inglés revisada por: Fred K. Berger, MD, addiction and forensic psychiatrist, Scripps Memorial Hospital, La Jolla, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados