Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001407.htm

Neuralgia

La neuralgia es un dolor agudo y espantoso que sigue la ruta de un nervio y se debe a la irritación o daño al nervio.

Las neuralgias comunes abarcan:

Causas

Las causas de la neuralgia incluyen:

En muchos casos, la causa se desconoce.

La neuralgia posherpética y la neuralgia del trigémino son las dos formas más comunes de neuralgia. Una neuralgia relacionada pero menos común afecta al nervio glosofaríngeo, el cual suministra sensibilidad a la garganta.

La neuralgia es más común en las personas de edad avanzada, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Aumento de la sensibilidad de la piel a lo largo de la ruta del nervio dañado, de manera que cualquier contacto o presión se siente como dolor
  • Dolor a lo largo de la ruta del nervio que es agudo o punzante y aparece en el mismo lugar en cada episodio; puede aparecer y desaparecer (intermitente) o ser constante y ardiente, y puede empeorar cuando el área se mueve
  • Debilidad o parálisis completa de los músculos inervados por el mismo nervio

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica lo examinará y le hará preguntas acerca de los síntomas. 

El examen puede mostrar:

  • Sensibilidad anormal en la piel
  • Problemas de reflejos
  • Pérdida de la masa muscular
  • Falta de sudoración (la sudoración está controlada por los nervios)
  • Sensibilidad a lo largo de un nervio
  • Puntos dolorosos (áreas donde incluso un ligero contacto desencadena dolor)

Es posible que necesite ver a un odontólogo si el dolor es en la cara o la mandíbula. Un examen dental puede descartar trastornos dentales que puedan causar dolor facial, como abscesos dentales.

Otros síntomas (como enrojecimiento o inflamación) pueden ayudar a descartar afecciones, como infecciones, fracturas óseas o artritis reumatoidea.

No existen exámenes específicos para la neuralgia, pero se pueden hacer los siguientes para encontrar su causa:

Tratamiento

Los tratamientos dependen de la causa, la ubicación y la severidad del dolor.

Los medicamentos para controlar el dolor pueden incluir:

  • Antidepresivos 
  • Anticonvulsivos 
  • Analgésicos de venta libre o recetados
  • Medicamentos para el dolor en forma de parches o cremas para la piel

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Inyecciones de medicamentos para aliviar el dolor (anestésicos)
  • Bloqueo de nervios
  • Fisioterapia (se puede necesitar para algunos tipos de neuralgia, especialmente neuralgia posherpética)
  • Procedimientos para reducir la sensibilidad en el nervio (como ablación mediante radiofrecuencia, calor, compresión con globo e inyección de químicos) 
  • Cirugía para aliviar la presión de un nervio
  • Terapias alternativas como la acupuntura o biorretroalimentación

Los procedimientos pueden no mejorar los síntomas y pueden provocar pérdida de la sensibilidad, o sensaciones anormales.

Cuando otros métodos de tratamiento fallan, los médicos pueden probar la estimulación de la médula espinal o los nervios. En raras ocasiones, se intenta un procedimiento llamado estimulación de la corteza motora (MCS, por sus siglas en inglés). Se coloca un electrodo sobre parte del nervio, la médula espinal o el cerebro y se conecta a un generador de pulsos bajo la piel. Esto cambia la forma en la que los nervios envían señales y puede reducir el dolor.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las neuralgias no son potencialmente mortales ni son signos de otros trastornos que puedan poner en peligro la vida. Para el dolor intenso que no mejora, vea a un especialista en dolor con el fin de poder explorar todas las opciones terapéuticas.

La mayoría de las neuralgias responderán al tratamiento. Los ataques de dolor generalmente son intermitentes. Sin embargo, pueden volverse más frecuentes en algunos personas a medida que envejecen.

Algunas veces, la afección puede mejorar por sí sola o desaparecer con el tiempo, incluso cuando no se encuentra la causa. 

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Complicaciones de la cirugía
  • Discapacidad producida por el dolor
  • Efectos secundarios de los medicamentos utilizados para controlar el dolor
  • Procedimientos dentales que no son necesarios antes del diagnóstico de la neuralgia

Cuándo contactar a un profesional médico

Póngase en contacto con su proveedor si:

  • Presenta herpes zóster
  • Tiene síntomas de neuralgia, sobre todo si no se alivian con analgésicos de venta libre
  • Presenta dolor intenso (vea a un especialista en dolor)

Prevención

El control estricto de la glucemia puede prevenir el daño nervioso en personas con diabetes. En caso de herpes zóster, los antivirales y la vacuna contra el virus del herpes zóster pueden prevenir la neuralgia.

Nombres alternativos

Dolor de nervio o dolor nervioso; Neuropatía dolorosa; Dolor neuropático

Referencias

Katirji B. Disorders of peripheral nerves. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 107.

Scadding JW, Koltzenberg M. Painful peripheral neuropathies. In: McMahon SB, Koltzenburg M, Tracey I, Turk DC, eds. Wall and Melzack's Textbook of Pain. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 65.

Shy ME. Peripheral neuropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 420.

Ultima revisión 5/30/2016

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.