Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001213.htm

Cáncer tiroideo

Es el cáncer que comienza en la glándula tiroides, la cual está localizada en el interior y al frente de la parte baja del cuello.

Causas

El cáncer tiroideo puede ocurrir en todos los grupos de edades.

La radiación incrementa el riesgo de padecer cáncer de tiroides. La exposición puede ocurrir a raíz de:

  • Radioterapia en el cuello (especialmente en la niñez)
  • Exposición a la radiación por desastres en plantas nucleares

Otros factores de riesgo son antecedentes familiares de cáncer tiroideo y de bocio crónico (agrandamiento de la glándula tiroidea).

Existen varios tipos de cáncer tiroideo:

  • El carcinoma anaplásico (también llamado cáncer de células gigantes y fusiformes) es la forma más peligrosa de cáncer tiroideo. Es poco común y se disemina rápidamente.
  • El tumor folicular tiene una mayor probabilidad de reaparecer y diseminarse.
  • El carcinoma medular es un cáncer de células no tiroideas que normalmente están presentes en la glándula tiroides. Esta forma de cáncer de tiroides tiende a ser hereditaria.
  • El carcinoma papilar es el tipo más común y generalmente afecta a mujeres en edad reproductiva. Se disemina lentamente y es el tipo de cáncer tiroideo menos peligroso.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo del tipo de cáncer tiroideo, pero pueden abarcar:

  • Tos
  • Dificultad para deglutir
  • Agrandamiento de la glándula tiroides
  • Ronquera o cambios en la voz
  • Hinchazón en el cuello
  • Tumor (nódulo) tiroideo

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Esto puede revelar una protuberancia en la tiroides o inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

  • Examen de calcitonina en la sangre para buscar cáncer medular de tiroides
  • Laringoscopia (mirar dentro de la garganta con un espejo o una sonda flexible llamada laringoscopio puesta a través de la boca)
  • Biopsia de tiroides
  • Gammagrafía de la tiroides
  • TSH, T4 libre (exámenes de sangre para la función tiroidea)
  • Ultrasonido de la tiroides
  • Tomografía computarizada del cuello (para determinar la magnitud de la masa cancerosa)
  • TEP

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de cáncer tiroideo. El tratamiento de la mayoría de los tipos de cáncer tiroideo es efectivo si se diagnostican oportunamente.

Casi siempre se lleva a cabo una cirugía. Por lo general se extirpa toda la glándula tiroides. Si el proveedor sospecha que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello, estos también se extirparán.

Se puede realizar radioterapia con o sin cirugía. Esta se puede llevar a cabo:

  • Apuntando la radiación de haz externo (rayos X) a la tiroides
  • Tomando yodo radiactivo por vía oral

Después del tratamiento para cáncer de tiroides, usted debe tomar pastillas de hormona tiroidea por el resto de su vida. La dosis generalmente es un poco mayor de lo que necesita el cuerpo. Esto ayuda a impedir que el cáncer reaparezca. Las pastillas también reemplazan a la hormona tiroidea que su cuerpo necesita para funcionar de manera normal.

Si el cáncer no responde a la cirugía ni a la radioterapia y se ha diseminado a otras partes del cuerpo, se puede utilizar la quimioterapia o la terapia dirigida. Esto solo es efectivo para un pequeño número de personas.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones del cáncer de tiroides pueden abarcar:

  • Lesión a la laringe y ronquera después de la cirugía de la tiroides.
  • Niveles bajos de calcio por la extirpación accidental de las glándulas paratiroides durante la cirugía.
  • Diseminación del cáncer al pulmón, a los huesos o a otras partes del cuerpo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si nota una tumoración en el cuello.

Prevención

No se conoce ninguna forma de prevención. Conocer el factor de riesgo (como la radioterapia previa en el cuello) puede permitir el diagnóstico y el tratamiento más temprano.

Algunas veces, a las personas con antecedentes familiares y mutaciones genéticas relacionadas con el cáncer tiroideo se les extirpará la glándula tiroides para prevenir el cáncer.

Nombres alternativos

Tumor tiroideo; Cáncer tiroideo; Nódulo - cáncer tiroideo; Carcinoma papilar tiroideo; Carcinoma medular tiroideo; Carcinoma anaplástico tiroideo; Cáncer folicular tiroideo

Instrucciones para el paciente

Referencias

Kim M, Ladenson PW. Thyroid. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 226.

National Cancer Institute website. Thyroid cancer treatment (adult) (PDQ) - health provisional version. www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/thyroid/HealthProfessional. Updated February 1, 2018. Accessed March 22, 2018.

Smith PW, Hanks LR, Salomone LJ, Hanks JB. Thyroid. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 36.

Thompson LDR. Malignant neoplasms of the thyroid gland. In: Thompson LDR, Bishop JA, eds. Head and Neck Pathology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 25.

Ultima revisión 1/19/2018

Versión en inglés revisada por: Richard LoCicero, MD, private practice specializing in hematology and medical oncology, Longstreet Cancer Center, Gainesville, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.