Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000331.htm

Carcinoma (cáncer) papilar tiroideo

Es el cáncer más común de la glándula tiroides. Esta glándula está localizada en el interior y al frente de la parte baja del cuello.

Causas

Alrededor del 85% de todos los cánceres de tiroides diagnosticados en los Estados Unidos son de tipo carcinoma papilar. Este es más común en mujeres que en hombres. Se puede presentar en la infancia, pero casi siempre se observa en adultos entre las edades de 20 y 60 años.

No se conoce la causa de este cáncer. Una anomalía genética o el historial familiar de la enfermedad pueden ser un factor de riesgo.

La radiación incrementa el riesgo de desarrollo de este tipo de cáncer. La exposición puede ocurrir a raíz de:

  • Tratamientos de radiación externa en altas dosis al cuello, especialmente durante la niñez, empleados para tratar cáncer infantil o algunas afecciones benignas de la infancia
  • Exposición a la radiación a raíz de desastres en plantas nucleares

La radiación administrada a través de una vena (vía intravenosa) durante exámenes y tratamientos médicos no incrementa el riesgo de padecer cáncer de tiroides.

Síntomas

El cáncer de tiroides a menudo comienza como un pequeño tumor (nódulo) en la glándula tiroides.

Aunque algunos pequeños tumores o protuberancias pueden ser cáncer, la mayoría (90%) de los nódulos tiroideos son inofensivos y no son cancerosos.

La mayoría de las veces no hay otros síntomas.

Pruebas y exámenes

Si usted tiene un tumor en la tiroides, su proveedor de atención médica puede ordenarle los siguiente sexámenes:

También se puede realizar una prueba genética en la muestra de la biopsia para ver los cambios genéticos (mutaciones) que puedan estar presentes. Saber esto ayudará a guiar las recomendaciones del tratamiento.

Las pruebas de la función tiroidea a menudo son normales en personas con cáncer de tiroides.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer de tiroides puede incluir:

  • Cirugía
  • Yodo radiactivo
  • Terapia de supresión tiroidea (terapia de reemplazo de hormonas tiroideas)
  • Radioterapia de haz externo (EBRT)

La cirugía se realiza para extirpar la mayor cantidad de cáncer posible. Cuanto más grande sea el tumor, mayor será la cantidad de glándula tiroides que se deba extirpar. Con frecuencia, se saca toda la glándula.

Después de la cirugía, usted puede recibir terapia de yodo radiactivo, que a menudo se toma por vía oral. Esta sustancia destruye cualquier tejido tiroideo remanente. También ayuda a obtener imágenes más claras, de manera que los médicos puedan ver si quedó algo del cáncer o si este reaparece posteriormente.

El control posterior del cáncer dependerá de muchos factores, incluyendo:

  • Tamaño de cualquier tumor que esté presente
  • Ubicación del tumor
  • Tasa de crecimiento del tumor
  • Síntomas que tenga
  • Sus propias preferencias 

Si la cirugía no es una opción, puede servir la terapia radiactiva externa.

Después de la cirugía o la terapia con yodo radiactivo, usted necesitará tomar un medicamento llamado levotiroxina por el resto de su vida. Esta reemplaza la hormona que la tiroides normalmente produciría.

Es probable que el proveedor le ordene realizarse un examen de sangre con un lapso de varios meses para verificar los niveles tiroideos. Otros exámenes de control que se pueden hacer después del tratamiento para el cáncer de tiroides incluyen:

Grupos de apoyo

Usted puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. Compartir con otros que tienen experiencias y problemas comunes puede ayudarlo a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)

La tasa de supervivencia correspondiente al cáncer papilar tiroideo es excelente. Más del 90% de los adultos con este tipo de cáncer sobrevive al menos de 10 a 20 años. El pronóstico es mejor para las personas menores de 40 años y para aquellos con tumores más pequeños.

Los siguientes factores pueden disminuir la tasa de supervivencia:

  • Mayores de 55 años de edad
  • Cáncer que se ha diseminado a partes distantes del cuerpo
  • Cáncer que se ha diseminado a tejidos blandos
  • Tumor grande

Posibles complicaciones

Las complicaciones abarcan:

  • Extirpación accidental de las glándulas paratiroideas, que ayuda a regular los niveles de calcio en la sangre
  • Daño al nervio que controla las cuerdas vocales
  • Diseminación del cáncer a los ganglios linfáticos (poco frecuente)
  • Diseminación del cáncer a otros sitios (metástasis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor si tiene un tumor o protuberancia en el cuello.

Nombres alternativos

Carcinoma papilar de tiroides; Cáncer papilar tiroideo; Carcinoma papilar tiroideo

Referencias

Haddad RI, Nasr C, Bischoff L. NCCN Guidelines Insights: Thyroid Carcinoma, Version 2.2018. J Natl Compr Canc Netw. 2018;16(12):1429-1440. PMID: 30545990 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30545990/.

Haugen BR, Alexander Erik K, Bible KC, et al. 2015 American Thyroid Association Management Guidelines for Adult Patients with Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer: The American Thyroid Association Guidelines Task Force on Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer. Thyroid. 2016;26(1):1-133. PMID: 26462967 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26462967/.

Kwon D, Lee S. Invasive thyroid cancer. In: Myers EN, Snyderman CH, eds. Operative Otolaryngology Head and Neck Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 82.

National Cancer Institute website. Thyroid cancer treatment (adult) (PDQ) - health provisional version. www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/thyroid/HealthProfessional. Updated January 30, 2020. Accessed February 1, 2020.

Thompson LDR. Malignant neoplasms of the thyroid gland. In: Thompson LDR, Bishop JA, eds. Head and Neck Pathology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 25.

Tuttle RM and Alzahrani AS. Risk stratification in differentiated thyroid cancer: from detection to final follow-up. J Clin Endocrinol Metab. 2019;104(9):4087-4100. PMID: 30874735 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30874735/.

Ultima revisión 1/21/2020

Versión en inglés revisada por: Robert Hurd, MD, Professor of Endocrinology and Health Care Ethics, Xavier University, Cincinnati, OH. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.