Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001918.htm

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos X de alta potencia, partículas o semillas radiactivas para destruir las células cancerígenas.

Información

Las células cancerígenas se multiplican más rápidamente que las células normales en el cuerpo. Dado que la radiación es más dañina para las células que se reproducen rápidamente, la radioterapia causa más daño a las células cancerígenas que a las células normales. Esto impide que estas aumenten y se dividan, y lleva a que se presente muerte celular.

La radioterapia se usa para combatir muchos tipos de cáncer. Algunas veces, es el único tratamiento necesario. Igualmente, se puede utilizar para: 

  • Reducir el tamaño de un tumor lo más que se pueda antes de una cirugía
  • Ayudar a evitar que el cáncer reaparezca después de la cirugía o la quimioterapia
  • Aliviar los síntomas causados por un tumor
  • Tratar cánceres que no se pueden extirpar con cirugía

TIPOS DE RADIOTERAPIA

La radiación de haz externo es la forma más común. Este método apunta en forma cuidadosa partículas o rayos X de alta potencia directamente al tumor desde fuera del cuerpo. Los nuevos métodos proveen un tratamiento más efectivo con menos daño al tejido. Estos abarcan:

  • Radioterapia de intensidad modulada (RIM)
  • Radioterapia guiada por imágenes (RGI)

La Terapia de protones es otro tipo de radiación utilizada para tratar el cáncer. En lugar de utilizar rayos X para destruir las células cancerígenas, la terapia de protones utiliza un haz de partículas especiales llamadas protones. Debido a que causa menos daño al tejido sano, la terapia de protones a menudo se emplea para cánceres que estén muy cerca a partes críticas del cuerpo. Solamente es utilizada en ciertos tipos de cánceres.

La radiación de haz interno se coloca dentro del cuerpo. 

  • Un método utiliza semillas radiactivas que se colocan directamente dentro o cerca del tumor. Este método se denomina braquiterapia y se emplea para tratar el cáncer de próstata. Se utiliza con menos frecuencia para tratar los cánceres de mama, cuello uterino, pulmón u otros cánceres.  
  • Otro método consiste en recibir radiación bebiéndola, tragándose una píldora o por vía intravenosa. La radiación líquida viaja por todo el cuerpo, buscando y destruyendo las células cancerosas. El cáncer de tiroides se puede tratar de esta manera.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA RADIOTERAPIA

La radioterapia también puede dañar o destruir las células sanas. La destrucción de estas células puede conducir a efectos secundarios.

Estos efectos secundarios dependen de la dosis de la radiación y de la frecuencia con que se realice la terapia. La radiación de haz externo puede causar cambios en la piel, tales como pérdida del cabello, ardor o enrojecimiento de la piel, adelgazamiento del tejido cutáneo o incluso el desprendimiento de la capa externa de la piel.

Otros efectos secundarios dependen de la parte del cuerpo que recibe la radiación: 

Nombres alternativos

Radioterapia; Cáncer - terapia de radiación; Terapia de radiación - semillas radioactivas; Radioterapia de intensidad modulada (RIM); Radioterapia guiada por imágenes (RGI) 

Referencias

Doroshow JH. Approach to the patient with cancer. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 179.

National Cancer Institute. Radiation therapy and you: support for people who have cancer. Updated May 2007. www.cancer.gov/cancertopics/coping/radiation-therapy-and-you. Accessed June 30, 2016.

Zeman EM, Schreiber EC, Tepper JE. Basics of radiation therapy. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2014:chap 27.

Instrucciones para el paciente

Ultima revisión 5/20/2016

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados