Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000933.htm

Cómo lidiar con el cáncer crónico

Algunas veces, el cáncer no puede ser completamente tratado. Esto significa que no hay manera de deshacerse del cáncer por completo, aún así, es probable que la enfermedad no progresar rápidamente.

Es posible controlar el cáncer durante meses o años. Para esto se requiere un tratamiento continuo para ayudar a evitar que el cáncer progrese durante el mayor tiempo posible. Por lo tanto, se convierte en algo parecido a una enfermedad crónica.

Cáncer que no desaparece

Ciertos tipos de cáncer son más propensos a convertirse en crónicos y a nunca desaparecer por completo:

A menudo, estos cánceres se han propagado a otras partes del cuerpo (metástasis). Estos no se pueden curar, pero a menudo pueden ser controlados por un período de tiempo.

Controlar el cáncer crónico

Cuando usted tiene un cáncer crónico, la atención se centra en mantenerlo bajo control, no en curarlo. Esto significa tratar de evitar que el tumor se haga más grande o se extienda a otras áreas. El tratamiento para el cáncer crónico también puede ayudar a controlar los síntomas.

Cuando el cáncer no está creciendo, se le llama estar en remisión o tener una enfermedad estable. Su proveedor de atención médica mantendrá una estrecha vigilancia sobre el cáncer para buscar cualquier crecimiento. Es posible que necesite tratamiento continuo para ayudar a mantener el cáncer bajo control. Esto se conoce como tratamiento de mantenimiento.

Si su cáncer comienza a crecer o a propagarse, es probable que necesite un tratamiento diferente para tratar de reducirlo o que deje de crecer. Su cáncer puede pasar por varias rondas de crecimiento y encogimiento. O su cáncer puede no crecer en lo absoluto durante muchos años.

Debido a que cada persona y cada cáncer es diferente, su proveedor puede que no sea capaz de decirle exactamente el tiempo en el que el cáncer puede ser controlado.

Tratamiento para el cáncer crónico

La quimioterapia (quimio) o terapia biológica se puede utilizar para cánceres crónicos. Existen muchos tipos de medicamentos de donde escoger. Si un tipo no funciona o deja de funcionar, su proveedor puede sugerirle utilizar otro.

A veces, el cáncer puede volverse resistente a todos los tratamientos aprobados para tratarlo. Si esto sucede, hable con su proveedor acerca de sus opciones. Es posible que desee probar con otro tratamiento, participar en un ensayo clínico o pueda decidir suspender el tratamiento.

Sea cual sea el tratamiento que recibe, es muy importante seguir las instrucciones de su proveedor para tomar el medicamento. Vaya a sus citas con el médico como están programadas. Si usted tiene cualquier efecto secundario, informe a su proveedor de atención médica. Puede haber maneras de disminuir los efectos secundarios. NO deje de tomar ningún medicamento sin antes consultar con su proveedor

Por cuánto tiempo continuar el tratamiento

No hay un límite de cuánto tiempo puede continuar el tratamiento para el cáncer crónico. Es una decisión personal que necesita hacer con la ayuda de su proveedor de atención médica y sus seres queridos. Su decisión puede depender de:

  • El tipo de cáncer que padece
  • Su edad
  • Su estado general de salud
  • Cómo se siente después del tratamiento
  • Qué tan bien funciona el tratamiento para controlar su cáncer
  • Los efectos secundarios que tenga con el tratamiento

Si usted decide suspender el tratamiento que ya no está funcionando, usted aún puede obtener cuidados paliativos o cuidados en un centro para pacientes terminales para tratar los síntomas de su cáncer. Esto no ayuda a tratar el cáncer, pero puede ayudarlo a sentirse mejor durante el tiempo que le queda.

Vivir con cáncer

No es fácil vivir con un cáncer que usted sabe que no va a desaparecer. Usted puede sentirse triste, enojado o con miedo. Estas sugerencias pueden ayudarlo a afrontarlo:

  • Haga cosas que disfruta. Esto puede incluir ir a conciertos o el teatro, viajar, o pescar. Sea lo que sea, haga el tiempo para hacerlas.
  • Disfrute el presente. Trate de enfocarse en disfrutar del presente en lugar de preocuparse por el futuro. Enfóquese en cosas pequeñas que le traen alegría todos los días, tales como pasar tiempo con la familia, leer un buen libro o caminar en el bosque.
  • Comparta sus sentimientos. Compartir sus sentimientos con otras personas puede ayudarlo a sentirse mejor. Usted puede hablar con un miembro cercano de la familia o un amigo, unirse a un grupo de apoyo, o reunirse con un consejero o miembro del clero.
  • Deje de lado la preocupación. Sentirse preocupado es normal, pero trate de que estos pensamientos no se apoderen de usted. Reconozca estos temores y luego practique dejarlos ir.

Referencias

American Cancer Society. When Cancer Doesn't Go Away. Updated December 12, 2016. Cancer.org. www.cancer.org/treatment/survivorshipduringandaftertreatment/when-cancer-doesnt-go-away. Accessed August 4, 2016.

National Cancer Institute. When Cancer Returns. September 2014. Cancer.gov. www.cancer.gov/cancertopics/coping/when-cancer-returns/page1. Accessed August 4, 2016.

Susan O, Elias J. The chronic leukemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 184.

Ultima revisión 9/30/2014

Versión en inglés revisada por: Christine Zhang, MD, Medical Oncologist, Fresno, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados