Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003924.htm

Biopsia de músculo

Es la extirpación de una pequeña muestra de tejido muscular para ser examinado.

Forma en que se realiza el examen

Este procedimiento normalmente se hace mientras usted está despierto. El proveedor de atención médica aplicará un medicamento insensibilizador (anestesia local) en la zona de la biopsia.

Hay 2 tipos de biopsia de músculo:

  • Una biopsia por punción implica introducir una aguja dentro del músculo. Cuando se retira la aguja, queda un pequeño pedazo de tejido en ella. Se puede necesitar más de una punción con aguja para obtener una muestra suficientemente grande.
  • Una biopsia abierta implica hacer una pequeña incisión en la piel y dentro del músculo. Luego, se retira el tejido muscular.

Después de cualquiera de los tipos de biopsia, el tejido se envía a un laboratorio para su análisis.

Preparación para el examen

Por lo general, no se necesita ninguna preparación especial. Si le van a poner anestesia, siga las instrucciones respecto a no comer ni beber nada antes del examen.

Lo que se siente durante el examen

La molestia que se siente durante la biopsia generalmente es poca o ninguna. Se pueden experimentar sensaciones de presión o tirón.

Cuando se inyecta la anestesia, se puede experimentar una sensación de ardor o una punzada (antes de insensibilizar el área). Después de que desaparece el efecto de la anestesia, la zona puede doler alrededor de una semana.

Razones por las que se realiza el examen

Una biopsia de músculo se puede realizar para identificar o detectar:

  • Enfermedades inflamatorias musculares (como la polimiositis o la dermatomiositis)
  • Enfermedades del tejido conectivo y de los vasos sanguíneos (como la poliarteritis nodosa)
  • Infecciones que afectan los músculos (como la triquinosis o la toxoplasmosis)
  • Trastornos musculares hereditarios como la distrofia muscular o la miopatía congénita
  • Defectos metabólicos del músculo
  • Efectos de los medicamentos, toxinas o los trastornos de electrólitos

Una biopsia de músculo también se puede hacer para diferenciar entre trastornos nerviosos y musculares.

Un músculo que se ha lesionado recientemente, por ejemplo por una aguja de EMG, o que está afectado por un padecimiento preexistente, como una compresión del nervio, no es una buena opción para una biopsia.

Resultados normales

Un resultado normal significa que el músculo está normal.

Significado de los resultados anormales

Una biopsia de músculo puede ayudar a diagnosticar las siguientes afecciones:

  • Pérdida de masa muscular (atrofia)
  • Enfermedad muscular que involucra inflamación y una erupción de la piel (dermatomiositis)
  • Trastorno muscular hereditario (Distrofia muscular de Duchenne)
  • Inflamación del músculo
  • Diversas distrofias musculares
  • Destrucción del músculo (cambios miopáticos)
  • Muerte tisular del músculo (necrosis)
  • Trastornos que involucran la inflamación de los vasos sanguíneos y de los músculos afectados (vasculitis necrosante)
  • Daño muscular traumático
  • Músculos paralizados
  • Enfermedad inflamatoria que causa debilidad muscular, hinchazón, sensibilidad y daño tisular (polimiositis)
  • Problemas nerviosos que afectan a los músculos
  • Tejido muscular debajo de la piel (fascia) que se hincha, inflama y engrosa (fascitis eosinofílica)

Hay otras afecciones bajo las cuales se puede realizar el examen.

Riesgos

Los riesgos de este examen son pequeños, pero pueden ser:

  • Sangrado
  • Hematoma
  • Daño del tejido muscular o de otros tejidos en el área (muy poco común)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Nombres alternativos

Biopsia muscular

Imágenes

Referencias

Dubowitz V, Sewry CA, Oldfors A. The procedure of muscle biopsy. In: Dubowitz V, Sewry CA, Oldfors A, eds. Muscle Biopsy: A Practical Approach. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 1.

Ultima revisión 7/21/2016

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.