Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000989.htm

Enfermedad de Kawasaki

Es una afección poco común que involucra inflamación de los vasos sanguíneos. Se presenta en los niños.

Causas

La enfermedad de Kawasaki se presenta con más frecuencia en Japón, donde se descubrió por primera vez. Ocurre más en niños que en niñas. La mayoría de los niños que la padecen son menores de 5 años

La enfermedad de Kawasaki no se ha comprendido bien y su causa aún se desconoce. Puede tratarse de un trastorno autoinmunitario. El problema afecta las membranas mucosas, los ganglios linfáticos, las paredes de los vasos sanguíneos y el corazón.

Síntomas

La enfermedad de Kawasaki generalmente inicia con fiebre de 102ºF (38.9ºC) o más alta que no desaparece. La fiebre con frecuencia llega hasta los 104ºF (40ºC). Una fiebre persistente que dure por lo menos 5 días es un signo común de este trastorno. La fiebre puede durar hasta dos semanas y generalmente no desaparece con dosis normales de paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno.

Otros síntomas con frecuencia incluyen:

  • Ojos demasiado inyectados de sangre o rojos (sin pus ni supuración)
  • Labios rojos brillantes, con hendiduras o agrietados
  • Membranas mucosas rojas en la boca
  • Lengua de fresa, lengua con una capa blanca o con protuberancias rojas en la parte posterior de la misma
  • Palmas de las manos y plantas de los pies rojas e hinchadas
  • Erupciones cutáneas en la parte media del cuerpo, SIN apariencia de ampollas
  • Descamación de la piel en la zona genital, en las manos y en los pies (especialmente alrededor de las uñas, de las palmas de las manos y de las plantas de los pies)
  • Inflamación de ganglios linfáticos (con frecuencia solo uno de ellos se inflama) en el cuello
  • Inflamación y dolor articular, con frecuencia en ambos lados del cuerpo

Los síntomas adicionales pueden incluir:

  • Irritabilidad
  • Diarrea, vómitos y dolor abdominal
  • Tos y rinorrea (goteo nasal)

Pruebas y exámenes

No se puede diagnosticar la enfermedad de Kawasaki solamente con exámenes. La mayoría de las veces, el proveedor de atención médica diagnosticará la enfermedad cuando el niño tenga la mayoría de los síntomas comunes.

En algunos casos, un niño puede presentar una fiebre que dura más de 5 días, pero no todos los síntomas clásicos de la enfermedad. A estos niños, se les puede diagnosticar la enfermedad de Kawasaki atípica.

Todos los niños que presenten fiebre que dure más de 5 días deben ser vistos por un proveedor para que los examine en busca de la enfermedad de Kawasaki. Los niños con esta enfermedad necesitan tratamiento oportuno para un buen desenlace clínico. 

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

Los procedimientos como ECG y la ecocardiografía se hacen para buscar signos de miocarditispericarditis e inflamación de las arterias coronarias. También se puede presentar artritis y meningitis aséptica.

Tratamiento

Los niños con la enfermedad de Kawasaki necesitan tratamiento hospitalario. El tratamiento se tiene que iniciar de inmediato para prevenir el daño a las arterias coronarias y al corazón.

El tratamiento estándar para esta enfermedad es la gammaglobulina intravenosa que se administra en dosis altas. El estado del niño a menudo mejora mucho al cabo de 24 horas de tratamiento con dicha gammaglobulina.

El ácido acetilsalicílico (aspirin) en dosis altas usualmente se administra junto con la gammaglobulina intravenosa.

Incluso con el tratamiento estándar, 1 de cada 4 niños puede aún desarrollar problemas en las arterias coronarias. En los niños más enfermos, o los que tienen signos de enfermedades cardíacas, agregar esteroides o inhibidores de necrosis tumoral (FNT) como inifliximab (Remicade) o etanercept (Enbrel) al tratamiento estándar puede ayudar. Sin embargo, todavía se necesitan mejores exámenes para indicar cuáles niños se beneficiarán de las formas de tratamiento adicionales.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los niños se puede recuperar por completo cuando la enfermedad se detecta y se trata a tiempo. Aproximadamente 1 de cada 100 niños muere por problemas cardíacos causados por la enfermedad. Las personas que han sufrido esta enfermedad deben realizarse una ecocardiografía cada uno o dos años para buscar problemas cardíacos.

Posibles complicaciones

La enfermedad de Kawasaki puede causar inflamación de los vasos sanguíneos en las arterias, especialmente las arterias coronarias. Esto puede llevar a un aneurisma. En pocas ocasiones, pueden causar ataque cardíaco a una edad temprana o posteriormente en la vida.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si se presentan síntomas de la enfermedad de Kawasaki. Labios rajados y rojos, hinchazón y enrojecimiento en las palmas y las plantas de los pies. Si se presenta este problema junto a una fiebre alta y persistente que no disminuye con paracetamol o ibuprofeno, su hijo debe ser evaluado por un proveedor.

Prevención

No existen formas conocidas de prevenir este trastorno.

Nombres alternativos

Síndrome de los ganglios linfáticos mucocutáneos; Poliarteritis infantil

Referencias

Mason JC. Rheumatic diseases and the cardiovascular system. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 84.

McCrindle BW, Rowley AH, Newburger JW, et al. Diagnosis, treatment, and long-term management of Kawasaki disease: a scientific statement for health professionals from the American Heart Association. Circulation. 2017;135(17):e927-e999. PMID: 28356445 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28356445.

Raees M. Cardiology. In: Hughes HK, Kahl LK, eds. Harriet Lane Handbook. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 7.

Son MBF, Newburger JW. Kawasaki disease. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 166.

Ultima revisión 4/24/2017

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.