Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000149.htm

Miocarditis

Es la inflamación del músculo cardíaco.

La afección se denomina miocarditis pediátrica cuando ocurre en los niños.

Causas

La miocarditis es un trastorno poco común. Casi siempre es causada por una infección que afecta el corazón.

Cuando usted tiene una infección, el sistema inmunitario del cuerpo produce células especiales para combatir la enfermedad. Si la infección afecta el corazón, las células que combaten la enfermedad entran al corazón. Sin embargo, los químicos producidos por estas células también pueden dañar el músculo cardíaco. Como resultado, el corazón se torna grueso, inflamado y débil.

Muchos casos son causados por un virus que llega al corazón. Estos pueden incluir el virus de la influenza (gripe), el virus coxsackie, el parovirus, el citomegalovirus, el adenovirus y otros.

También puede ser causada por infecciones bacterianas como la enfermedad de Lyme, estreptococos, micoplasmas y clamidia.

Miocarditis

Otras causas de miocarditis pueden abarcar:

  • Reacciones alérgicas a ciertos medicamentos, como a ciertas drogas de quimioterapia
  • Exposición a químicos del medio ambiente, como metales pesados
  • Infecciones debidas a hongos o parásitos
  • Radiación
  • Trastornos autoinmunitarios que causan inflamación en todo el cuerpo

Es posible que algunas veces no se descubra la causa exacta.

Síntomas

Es posible que no haya síntomas. Los síntomas pueden ser similares a los de la gripe. Si se presentan, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor torácico que se puede asemejar a un ataque cardíaco
  • Fatiga y sensación de desmayo
  • Fiebre y otros signos de infección, incluso dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de garganta, diarrea o erupciones cutáneas
  • Inflamación o dolor articular
  • Hinchazón de las piernas
  • Palidez, manos y pies fríos (señal de una mala circulación)
  • Respiración rápida
  • Ritmo cardíaco rápido

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

Pruebas y exámenes

La miocarditis puede ser difícil de diagnosticar porque las señales y síntomas a menudo se asemejan a otros de enfermedades cardíacas y pulmonares, o a los de una mala gripe.

El proveedor de atención médica puede oír un latido cardíaco rápido o sonidos cardíacos anormales mientras ausculta el pecho de un niño con un estetoscopio. Un examen físico puede detectar fluido en los pulmones e inflamación en las piernas en niños mayores.

Puede haber señales de infección, incluso fiebre y erupciones.

Una radiografía de tórax puede mostrar agrandamiento (inflamación) del corazón. Si el proveedor sospecha miocarditis basada en el examen y en la radiografía de tórax, puede hacerse un electocardiograma para ayudar a hacer el diagnóstico.

Otras pruebas que pueden necesitarse incluyen:

  • Hemocultivos para detectar infección
  • Exámenes de sangre para anticuerpos contra virus o en el mismo miocardio
  • Exámenes de sangre para chequear la función del hígado y riñón
  • Conteo completo de sangre
  • Biopsia de corazón (la manera más precisa de confirmar el diagnóstico, pero que no siempre se necesita)
  • Pruebas especiales para detectar la presencia de virus en sangre (PCR viral)

Tratamiento

El tratamiento está encaminado hacia la causa del problema y puede consistir en:

  • Antibióticos para luchar contra la infección bacteriana
  • Medicamentos antinflamatorios para reducir la hinchazón
  • Inmunoglobulina intravenosa, una medicina hecha de sustancias (llamadas anticuerpos) que el cuerpo produce para combatir la infección, para controlar el proceso inflamatorio
  • Diuréticos para eliminar el exceso de agua del cuerpo
  • Dieta con poca sal
  • Reducción de la actividad

Si el miocardio está débil, el médico recetará medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca. Los ritmos cardíacos anormales pueden requerir el uso de otros medicamentos. También puede necesitar un dispositivo como un marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable para corregir un ritmo cardíaco irregular. Si se presenta un coágulo sanguíneo en una cámara del corazón, también recibirá anticoagulante.

En raras ocasiones, se puede necesitar un trasplante de corazón si el miocardio se ha vuelto muy débil o usted tiene otros problemas de salud.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico puede variar, dependiendo de la causa del problema y de su salud general. Algunas personas se pueden recuperar por completo. Otras pueden padecer insuficiencia cardíaca permanente.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de miocarditis, especialmente después de una infección reciente.

Busque asistencia médica inmediata si:

Prevención

El tratamiento oportuno de las afecciones que causan la miocarditis reduce el riesgo.

Nombres alternativos

Inflamación - miocardio

Referencias

Cooper LT, Knowlton KU. Myocarditis. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 67.

Knowlton KU, Narezkina A, Savoia MC, Oxman MN. Myocarditis and pericarditis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 86.

McKenna WJ, Elliott P. Diseases of the myocardium and endocardium. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 60.

Actualizado 2/24/2016

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados