Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/shingles.html

Culebrilla (herpes zóster)

En esta página

Para ver, jugar y aprender

  • Información no disponible

Investigaciones

  • Información no disponible

Recursos

Introducción

¿Qué es la culebrilla?

La culebrilla o herpes zóster es una erupción de sarpullido o ampollas en la piel. Es causada por el virus de la varicela-zoster, el mismo que causa la varicela. Después de tener varicela, el virus permanece en su cuerpo. Puede que no cause problemas por muchos años, pero a medida que envejece el virus puede reaparecer como culebrilla.

¿Es contagiosa la culebrilla?

La culebrilla no es contagiosa, pero puede contagiar la varicela de alguien con culebrilla. Si nunca ha tenido varicela ni se ha puesto la vacuna contra la varicela, trate de mantenerse alejado de alguien que tenga culebrilla.

Si usted tiene culebrilla, trate de evitar acercarse a quienes no hayan tenido varicela o no se hayan puesto la vacuna contra la varicela, o cualquier persona que pueda tener un sistema inmunitario débil.

¿Quién está en riesgo de tener culebrilla?

Cualquier persona que haya tenido varicela corre el riesgo de padecer culebrilla. Pero este riesgo aumenta a medida que envejece. La culebrilla es más común en personas mayores de 50 años.

Las personas con sistemas inmunitarios débiles corren un mayor riesgo de tener culebrilla. Esto incluye a aquellos que:

Su sistema inmunitario puede estar debilitado cuando tiene una infección o está estresado. Esto puede aumentar su riesgo de culebrilla.

Es raro tener culebrilla más de una vez, pero puede ocurrir.

¿Cuáles son los síntomas de la culebrilla?

Los primeros signos de culebrilla incluyen ardor o dolor punzante y hormigueo o picazón. En general, se presenta a un lado del cuerpo o la cara. El dolor puede ser de leve a severo.

Entre uno a 14 días después, tendrá una erupción. Esta consiste en ampollas que generalmente duran entre siete y 10 días. El sarpullido suele presentarse en una sola banda alrededor del lado izquierdo o derecho del cuerpo. En otros casos, la erupción ocurre en un lado de la cara. En raras ocasiones, usualmente en personas con sistemas inmunitarios debilitados, la erupción puede estar más extendida y parecerse a una erupción de varicela.

Algunas personas también pueden presentar otros síntomas, como:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Dolor abdominal

¿Cuáles son las complicaciones del herpes zóster?

La culebrilla puede causar complicaciones, como:

  • Neuralgia posherpética: Es la complicación más común de la culebrilla. Causa dolor intenso en las áreas donde tuvo la erupción de culebrilla. En general, mejora en unas pocas semanas o meses. Pero algunas personas pueden tener dolor por neuralgia posherpética durante muchos años y puede interferir con la vida diaria
  • Si la culebrilla afecta su ojo puede tener pérdida de la visión. Puede ser temporal o permanente
  • Problemas de audición o equilibrio: Son posibles si tiene culebrilla dentro o cerca de su oído. También puede tener debilidad de los músculos en ese lado de la cara. Estos problemas pueden ser temporales o permanentes

En muy raras ocasiones, la culebrilla también puede causar neumonía, inflamación del cerebro (encefalitis) o la muerte.

¿Cómo se diagnostica la culebrilla?

En general, su proveedor de atención médica puede diagnosticar la culebrilla viendo su historial médico y observando la erupción. En algunos casos, puede sacar una muestra del tejido de la erupción o del líquido de las ampollas y enviarla a un laboratorio para su análisis.

¿Cuáles son los tratamientos para la culebrilla?

No existe una cura para la culebrilla. Los medicamentos antivirales pueden ayudar a que el brote sea más corto y menos severo. También pueden ayudar a prevenir la neuralgia postherpética. Los medicamentos son más efectivos si puede tomarlos dentro de los tres días posteriores a la aparición de la erupción. Por ello, si cree que podría tener culebrilla, hable con su proveedor de atención médica lo antes posible.

Los analgésicos también pueden ayudar con el dolor. Una toalla fría, loción de calamina y baños de avena pueden ayudar a aliviar parte de la picazón.

¿Se puede prevenir la culebrilla?

Existen vacunas para prevenir la culebrilla o disminuir sus efectos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los adultos sanos de 50 años o más reciban la vacuna Shingrix. Usted necesita dos dosis de la vacuna, separadas entre dos a seis meses. Otra vacuna, Zostavax, se puede usar en ciertos casos.

Comience aquí

Diagnóstico y exámenes

Prevención y factores de riesgo

Viviendo con...

Asuntos relacionados

Asuntos específicos

Niños/as

Adolescentes

Personas mayores