Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000446.htm

Precauciones de aislamiento

Las precauciones de aislamiento crean barreras entre las personas y los microbios. Estos tipos de precauciones ayudan a prevenir la propagación de microbios en el hospital.

Cualquiera que visite a un paciente de hospital que tenga una señal de aislamiento por fuera de su puerta debe detenerse en el puesto de enfermería antes de ingresar a la habitación de dicho paciente. Se puede limitar la cantidad de visitantes y el personal que entra en la habitación del paciente.

Los diferentes tipos de precauciones de aislamiento protegen contra diferentes tipos de microbios.

Precauciones normales

Siga las precauciones normales con todos los pacientes.

Cuando esté manipulando o esté cerca de sangre, líquido corporal, tejidos corporales, membranas mucosas o zonas de piel abierta, debe utilizar equipo de protección personal (EPP). Dependiendo de la exposición anticipada, los tipos de EPP requeridos incluyen:

  • Guantes
  • Máscaras y gafas
  • Delantales, batas y cubiertas de zapatos

También es importante limpiar posteriormente de manera apropiada.

Precauciones con base en la transmisión

Las precauciones con base en la transmisión son medidas adicionales a seguir para las enfermedades causadas por ciertos microbios. Las precauciones con base en la transmisión se siguen además de las precauciones normales. Algunas infecciones requieren más de 1 tipo de precaución con base en la transmisión.

Siga las precauciones con base en la transmisión apenas se sospeche de la enfermedad por primera vez. Deje de seguirlas sólo cuando la enfermedad se haya tratado o descartado y se haya limpiado la habitación.

Los pacientes deben permanecer en sus habitaciones tanto como sea posible mientras existan estas precauciones. Es posible que necesiten usar una máscara cuando salgan de sus habitaciones.

Se pueden necesitar precauciones por la transmisión aérea para microbios que sean tan pequeños que pueden flotar en el aire y viajar largas distancias.

  • Las precauciones por la transmisión aérea ayudan a impedir que otras personas, el personal y los visitantes inhalen estos microbios y se enfermen.
  • Los microbios que justifican las precauciones por transmisión aérea incluyen la bacteria de varicela, sarampión y tuberculosis (TB).
  • Las personas que tienen estos microbios deben estar en un cuarto especial donde el aire se aspira suavemente y no se permite que fluya hacia los corredores. Esto se llama cuarto de presión negativa.
  • Toda persona que entre al cuarto debe ponerse una máscara de respiración bien ajustada antes de ingresar.

Se pueden necesitar precauciones por contacto para los microbios que se propagan a través del contacto.

  • Estas precauciones ayudan a evitar que el personal y los visitantes propaguen los microbios después de tocar a una persona o a un objeto que la persona haya tocado.
  • Algunos de los microbios de los que nos protegen las precauciones de contacto son el C. difficile y el norovirus. Estos microbios pueden causar infección grave en los intestinos.
  • Cualquiera que entre al cuarto y que pueda tocar a la persona u objetos en la habitación debe usar una bata y guantes.

Las precauciones por las gotitas se usan para evitar el contacto con moco y otras secreciones de la nariz y los senos paranasales, la garganta, las vías respiratorias y los pulmones.

  • Cuando una persona habla, estornuda o tose, las gotitas que contienen microbios pueden viajar hasta unos 3 pies (90 cm).
  • Las enfermedades que requieren precauciones por las gotitas incluyen las paperas, la influenza (gripe) y la tos ferina.
  • Toda persona que entre en el cuarto debe usar una máscara quirúrgica.

Referencias

Calfee DP. Prevention and control of health care-associated infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 282.

Huskins WC, Sammons JS, Coffin SE. Health care-associated infections. In: Cherry JD, Harrison GJ, Kaplan SL, et al., eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 243.

Maki, DG, Tsigrelis C. Nosocomial infection in the intensive care unit. In: Parillo JE, Dellinger RP, eds. Critical Care Medicine: Principles of Diagnosis and Management in the Adult. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 50.

Siegel JD, Rhinehart E, Jackson M, et al. eds. 2007 Guideline for isolation precautions: preventing transmission of infectious agents in healthcare settings. Available at: www.cdc.gov/hicpac/pdf/isolation/isolation2007.pdf. Accessed October 27, 2015.

Actualizado 10/29/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.