Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000013.htm

Alta tras la amputación de un pie

A usted le amputaron un pie. Puede haber tenido un accidente o su pie puede haber tenido una infección o enfermedad y los médicos no pudieron salvarlo.

Qué esperar en el hogar

Usted puede sentirse triste, enfadado, frustrado o deprimido. Todos estos sentimientos son normales y pueden surgir en el hospital o cuando llegue a casa.

Le llevará tiempo aprender a usar un caminador y una silla de ruedas. También le llevará tiempo aprender a subirse y bajarse de la silla de ruedas.

Además puede recibir una prótesis, una parte artificial para reemplazar la extremidad que le quitaron. Usted tendrá que esperar a que le hagan la prótesis y, cuando la tenga, acostumbrarse a ella también le llevará tiempo.

Probablemente tendrá dolor en la extremidad durante varios días después de la cirugía. Igualmente puede experimentar una sensación de que la extremidad todavía está allí. Esto se denomina sensación del miembro fantasma.

Cuidados personales

La familia y los amigos pueden ayudar. Hablar con ellos sobre lo que siente puede ayudarlo a sentirse mejor. También pueden ayudarlo a hacer cosas en la casa o cuando sale.

Si se siente triste o deprimido, pregúntele a su proveedor de atención médica sobre una consejería de salud mental, para ayudarlo con sus sentimientos sobre su amputación.

Si tiene diabetes, mantenga el nivel de azúcar en sangre bajo control.

Si tiene un mala circulación en su pie, siga las instrucciones de su proveedor sobre dieta y medicamentos.

Puede comer sus comidas normales cuando vuelva a casa.

Cuidado de las heridas y de los pies

NO use la extremidad hasta que su proveedor le diga que puede hacerlo. Esto será por lo menos 2 semanas o más después de la cirugía. NO ponga absolutamente ningún peso sobre la herida. NI siquiera toque el suelo con ella, a menos que el médico se lo indique. NO conduzca.

Mantenga la herida limpia y seca. NO tome baños, ni empape la herida ni nade. Si el médico le dice que puede hacerlo, límpiela con cuidado con jabón suave. NO la frote. Sólo deje que el agua fluya suavemente sobre ella.

Después de que la herida sane, manténgala destapada a menos que el médico o la enfermera le digan algo diferente. Después de quitar los apósitos, lave el muñón con jabón suave y agua todos los días. No lo empape. Séquelo bien.

Inspeccione la extremidad todos los días. Use un espejo si se le dificulta mirar alrededor de ella. Busque cualquier área roja o suciedad.

Use un vendaje elástico o una media de compresión en el muñón todo el tiempo. Si está usando un vendaje elástico, envuélvalo de nuevo cada 2 a 4 horas. Verifique que no tenga pliegues. Use el protector del muñón siempre que esté fuera de la cama.

Solicítele a su proveedor ayuda para el dolor. Dos cosas que pueden ayudar son:

  • Dar palmaditas a lo largo de la cicatriz y en pequeños círculos a lo largo del muñón, si no duele.
  • Frotar la cicatriz y el muñón suavemente con un trozo de tela de hilo o algodón suave.

Practique traslados en casa:

  • Pase de la cama a una silla, a la silla de ruedas o al inodoro.
  • Pase de una silla a la silla de ruedas.
  • Pase de la silla de ruedas al inodoro.

Si utiliza un caminador, manténgase lo más activo que pueda con él.

Mantenga el muñón a nivel del corazón o por encima de éste cuando esté acostado. Cuando se siente, NO cruce las piernas. Esto puede detener el riego sanguíneo al muñón.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • El muñón luce más rojo o hay rayas rojas en la piel que suben por la pierna
  • La piel se siente más caliente al tacto
  • Hay hinchazón o protuberancia alrededor de la herida
  • Hay un nuevo sangrado o secreción de la herida
  • Hay nuevas aberturas en la herida y la piel alrededor de la herida se está desprendiendo
  • Le sube la temperatura por encima de 101.5°F (38.6ºC) más de una vez
  • La piel alrededor del muñón o la herida está oscura o está poniéndose negra
  • El dolor es peor y los analgésicos no lo están controlando
  • La herida se ha vuelto más grande
  • Un olor fétido sale de la herida

Nombres alternativos

Alta después de la amputación de un pie; Alta tras amputación transmetatarsiana

Referencias

Department of Veterans Affairs, Department of Defense. VA/DOD Clinical Practice Guideline for Management for Rehabilitation of Lower Limb Amputation. Updated January 2008. www.healthquality.va.gov/amputation/amp_sum_508.pdf. Accessed May 11, 2016.

Richardson DR. Amputations of the Foot. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 15.

Toy PC. General Principles of Amputations. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 14.

Actualizado 4/17/2016

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados