Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007406.htm

Reparación de hernia inguinal

Es la cirugía para reparar una hernia en la ingle. Una hernia es un tejido que sobresale por un punto débil en la pared abdominal. Su intestino puede salirse a través de esta zona debilitada.

Descripción

Durante la cirugía para reparar la hernia, el tejido abultado se reintroduce. Su pared abdominal se fortalece y se soporta con suturas (puntos), y en ocasiones con malla. Esta reparación se puede realizar a través de una cirugía abierta o laparoscópica. Usted y su cirujano determinarán qué tipo de cirugía es ideal para usted.

Su cirujano decidirá qué tipo de anestesia recibirá:

En la cirugía abierta:

  • El cirujano hace una incisión cerca de la hernia.
  • Se localiza la hernia y se separa de los tejidos a su alrededor. Se extirpa el saco de la hernia o esta se reintroduce suavemente dentro del abdomen.
  • Posteriormente, el cirujano cierra los músculos abdominales debilitados con puntos de sutura.
  • Con frecuencia, también se cose un pedazo de malla en el lugar para fortalecer la pared abdominal. Esto repara la debilidad en la pared del abdomen.
  • Al terminar la reparación, las incisiones se suturan para cerrarlas.

En la cirugía laparoscópica:

  • El cirujano realiza de tres a cinco incisiones pequeñas en la parte inferior de su abdomen.
  • Se inserta un dispositivo médico llamado laparoscopio a través de una de las incisiones. Este dispositivo es una sonda delgada e iluminada con una cámara en el extremo. Le permite al cirujano ver dentro de su abdomen. 
  • Se bombea un gas inofensivo dentro del abdomen para ampliar el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para observar y trabajar.
  • Otros instrumentos se introducen a través de las otras incisiones. El cirujano utiliza estos instrumentos para reparar la hernia.
  • Se hará la misma reparación que en la cirugía abierta.
  • Al terminar la reparación, el laparoscopio y los otros instrumentos se retiran. Las incisiones se suturan para cerrarlas.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede sugerir la cirugía para una hernia si usted tiene dolor o la hernia le molesta durante sus actividades cotidianas. Si la hernia no le está causando problemas, posiblemente no necesite cirugía. Sin embargo, estas hernias en la mayoría de los casos no desaparecen por sí solas y pueden volverse más grandes.

Algunas veces, el intestino puede quedar atrapado en el interior de la hernia. Esto se conoce como una hernia encarcelada o estrangulada. Este tipo de hernia puede cortar el suministro de sangre a los intestinos. Esto puede ser potencialmente mortal. Si esto sucede, usted necesitaría una cirugía urgente.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Daño a otros vasos sanguíneos u órganos
  • Daño a nervios
  • Daño a los testículos si un vaso sanguíneo conectado a ellos resulta lesionado
  • Dolor prolongado en la zona de la incisión
  • Reaparición de la hernia

Antes del procedimiento

Coméntele al cirujano o al personal de enfermería:

  • Si está o podría estar embarazada
  • Si está tomando cualquier medicamento, incluyendo fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta médica

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar medicamentos anticoagulantes. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin), naproxeno (Aleve, Naproxen) y otros.
  • Pregúntele al cirujano qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome los medicamentos que el cirujano le indicó con un sorbo pequeño de agua.
  • Llegue al hospital a tiempo.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas pueden bajarse de la cama una hora más o menos después de esta cirugía. La mayoría puede irse a casa el mismo día, pero algunas posiblemente necesiten quedarse en el hospital de un día para otro.

Algunos hombres pueden tener problemas para eliminar la orina después de la cirugía de la hernia. Si usted tiene problemas para orinar, puede necesitar una sonda. Esta es un tubo delgado y flexible que se inserta en su vejiga durante un corto tiempo para drenar la orina.

Siga las instrucciones sobre el nivel de actividad que debe tener durante su recuperación. Estas pueden incluir:

  • Regresar a las actividades ligeras poco después de volver a casa, pero evitar las actividades extenuantes y levantar objetos pesados durante algunas semanas.
  • Evitar actividades que puedan incrementar la presión en la ingle y el abdomen. Muévase lentamente de una posición acostada a estar sentado.
  • Evitar estornudar o toser con fuerza.
  • Beber muchos líquidos y comer mucha fibra para prevenir el estreñimiento.

Siga cualquier otra instrucción de cuidados personales para ayudar a acelerar su recuperación.

Expectativas (pronóstico)

El resultado de esta cirugía por lo regular es muy bueno. En algunas personas, la hernia regresa.

Nombres alternativos

Herniorrafia; Hernioplastia - inguinal

Instrucciones para el paciente

Referencias

Kuwada T, Stefanidis D. The management of inguinal hernia. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:623-627.

Malangoni MA, Rosen MJ. Hernias. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 44.

Ultima revisión 2/11/2017

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.