Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007409.htm

Sedación consciente para procedimientos quirúrgicos

Es una combinación de un medicamento para ayudarlo a relajarse (un sedante) y bloquear el dolor (un anestésico) durante un procedimiento médico o dental. Usted probablemente permanecerá despierto, pero tal vez no pueda hablar.

La sedación consciente le permite recuperarse rápidamente y retornar a sus actividades cotidianas poco después del procedimiento.

Descripción

Una enfermera, un médico o un odontólogo le suministrarán sedación consciente en el hospital o clínica para pacientes ambulatorios. La mayoría de las veces, no será un anestesiólogo. El efecto del medicamento desaparece rápidamente, de manera que se utiliza para procedimientos cortos y sencillos.

Usted puede recibir el medicamento a través de una vía intravenosa (IV, en una vena) o una inyección intramuscular. Empezará a sentirse soñoliento y relajado muy rápidamente. Si el médico le da el medicamento para que lo tome, usted sentirá los efectos después de aproximadamente 30 a 60 minutos.

Su respiración bajará lentamente y su presión arterial puede caer un poco. Su proveedor de atención médica lo vigilará durante el procedimiento para verificar que esté bien. Esta persona permanecerá a su lado en todo momento durante el procedimiento.

Usted no debería necesitar ayuda con la respiración. Sin embargo, puede recibir oxígeno extra a través de una máscara o líquidos intravenosos a través de un catéter (sonda) dentro de una vena.

Puede quedarse dormido, pero despertará fácilmente para responderles a las personas que se encuentran en el cuarto. Igualmente, puede ser capaz de responder a indicaciones verbales. Después de la sedación consciente, puede sentirse soñoliento y no recordar mucho sobre el procedimiento.

Por qué se realiza el procedimiento

La sedación consciente es segura y efectiva para personas que necesitan cirugía menor o un procedimiento para diagnosticar una afección.

Algunos de los exámenes y procedimientos para los que se puede usar la sedación consciente son:

  • Biopsia de mama.
  • Cirugía reconstructiva o prótesis dental.
  • Reparación de fractura ósea menor.
  • Cirugía menor del pie.
  • Cirugía menor de la piel.
  • Cirugía plástica o reconstructiva.
  • Procedimientos para diagnosticar y tratar algunas afecciones del estómago (endoscopia de vías digestivas altas), el colon (colonoscopia), el pulmón (broncoscopia) y la vejiga (cistoscopia).

Riesgos

La sedación consciente normalmente es segura. Sin embargo, si le administran demasiada cantidad del medicamento, se pueden presentar problemas con la respiración. Un proveedor de atención médica estará vigilándolo durante todo el procedimiento.

Los proveedores de atención siempre tienen un equipo especial para ayudarlo con su respiración, de ser necesario. Sólo algunos profesionales de la salud calificados pueden suministrar la sedación consciente.

Antes del procedimiento

Coméntele a su proveedor de atención médica:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué medicinas está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante los días antes del procedimiento:

  • Coméntele al proveedor de atención acerca de alergias o problemas de salud que tenga, qué medicamentos está tomando y qué tipo de anestesia o sedación ha recibido antes.
  • Le pueden hacer exámenes de sangre y orina y un examen físico.
  • Haga los arreglos para que un adulto responsable lo transporte hasta y desde el hospital o la clínica cuando se realice el procedimiento.
  • Si fuma, trate de dejar el cigarrillo. Fumar incrementa el riesgo de problemas como una recuperación lenta. Pídale ayuda al proveedor de atención para dejar de fumar.

En el día del procedimiento:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • NO tome alcohol la noche anterior ni en el día del procedimiento.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • Llegue al hospital o la clínica a tiempo.

Después del procedimiento

Después de la sedación consciente, usted se sentirá soñoliento y puede tener dolor de cabeza o sentir náuseas. Durante la recuperación, su dedo irá sujetado a un dispositivo especial (oxímetro de pulso) para verificar los niveles de oxígeno en la sangre. La presión arterial se verificará con un esfigmomanómetro en el brazo aproximadamente cada 15 minutos.

Usted debe ser capaz de irse para la casa de 1 a 2 horas después del procedimiento.

Cuando esté en la casa:

  • Consuma una comida saludable para restablecer su energía.
  • Usted debería ser capaz de retornar a sus actividades cotidianas al día siguiente.
  • Evite conducir, operar maquinaria, tomar alcohol y tomar decisiones legales durante al menos 24 horas.
  • Verifique con su médico antes de tomar cualquier medicamento o suplemento herbario.
  • Si lo operaron, siga las instrucciones del médico para la recuperación y el cuidado de la herida.

Expectativas (pronóstico)

La sedación consciente generalmente es segura y es una opción para procedimientos o exámenes de diagnóstico.

Nombres alternativos

Anestesia consciente

Referencias

Sherwood ER, Williams CG, Prough DS. Anesthesiology principles, pain management, and conscious sedation. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 16.

Vuyk J, Sitsen E, Reekers M. Intravenous anesthetics. In: Miller RD, ed. Miller's Anesthesia. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 30.

Ultima revisión 3/13/2015

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados