Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007410.htm

Anestesia general

Es un tratamiento con ciertos medicamentos que inducen el sueño profundo de manera que usted no siente dolor durante la cirugía. Después de que usted reciba estos medicamentos, no estará consciente de lo que está sucediendo a su alrededor.

Descripción

La mayoría de las veces, un médico llamado anestesiólogo le dará anestesia. Algunas veces, una enfermera anestesista certificada y registrada cuidará de usted.

El medicamento se le dará a través de una vena. Le pueden solicitar que inhale (respire) un gas especial a través de una máscara. Una vez que usted está dormido, el médico puede insertarle un tubo en la tráquea para ayudarlo a respirar y proteger los pulmones.

Lo vigilarán muy de cerca mientras esté dormido y monitorearán su presión arterial, el pulso y respiración. El proveedor de atención médica que lo cuida pueden cambiar su nivel de profundidad del sueño durante la cirugía.

Usted no se moverá, no sentirá ningún dolor ni tendrá ningún recuerdo del procedimiento gracias a este medicamento.

Por qué se realiza el procedimiento

La anestesia general es una manera segura de permanecer dormido y sin dolor durante procedimientos que:

  • Serían demasiado dolorosos.
  • Tomarían mucho tiempo.
  • Afectarían su capacidad para respirar.
  • Le causarían molestia.
  • Le causarían demasiada ansiedad.

Usted posiblemente también pueda tener sedación consciente durante el procedimiento, aunque, algunas veces, no es suficiente para hacerlo sentir cómodo. Los niños pueden necesitar anestesia general para un procedimiento médico o dental con el fin de manejar cualquier dolor o ansiedad que puedan sentir.

Riesgos

La anestesia general normalmente es segura para personas sanas. Usted puede tener un riesgo más alto de presentar problemas con la anestesia general si usted:

  • Abusa del consumo del alcohol o las medicinas
  • Tiene alergias o un historial familiar de alergia a las medicinas
  • Tiene problemas cardíacos, pulmonares o hepáticos
  • Fuma
Pregúntele al médico acerca de estas complicaciones:

Antes del procedimiento

Dígale a su proveedor de atención médica:

  • Si podría estar embarazada
  • Qué medicinas está tomando, incluso medicamentos o hierbas que haya comprado sin una receta

Durante los días antes de la cirugía:

  • Un anestesiólogo le tomará una historia clínica completa para determinar el tipo y cantidad de anestesia que necesita. Esto incluye preguntas sobre cualquier alergia, problemas de salud, medicinas y antecedentes de la anestesia.
  • Varios días o hasta una semana antes de la operación, le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele a su proveedor de atención médica qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Siempre trate de dejar de fumar. El médico le puede ayudar.

En el día de la cirugía:

  • Probablemente se le solicitará no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía. Esto es para evitar que usted vomite mientras está bajo el efecto de la anestesia. Vomitar puede causar que el alimento en el estómago sea inhalado hacia los pulmones. Esto puede provocar problemas respiratorios.
  • Tome los fármacos que su proveedor de atención médica le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Llegue a tiempo al hospital.

Después del procedimiento

Usted se despertará cansado y aturdido en la sala de recuperación o en el quirófano. También puede sentir náuseas, tener la boca reseca, dolor de garganta, o sentir frío o inquietud hasta que el efecto de la anestesia pase. El personal de enfermería vigilará estos efectos secundarios. Estos irán desapareciendo, pero puede tardar algunas horas. Algunas veces, las náuseas y los vómitos pueden tratarse con otros medicamentos.

Siga las instrucciones de su cirujano mientras se recupera y cuide su herida quirúrgica.

Expectativas (pronóstico)

La anestesia general por lo regular es segura gracias a los equipos, medicinas y estándares de seguridad modernos. La mayoría de las personas se recuperan por completo y no tienen ninguna complicación.

Referencias

Cohen NH. Perioperative management. In: Miller RD, ed. Miller's Anesthesia. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 3.

Sherwood ER, Williams CG, Prough DS. Anesthesiology principles, pain management, and conscious sedation. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 16.

Actualizado 3/8/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados