Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007260.htm

Osteonecrosis

Es la muerte del hueso causada por un riego sanguíneo insuficiente. Es más común en la cadera y el hombro, pero puede afectar otras articulaciones grandes, como la rodilla, el codo, la muñeca y el tobillo.

Causas

La osteonecrosis ocurre cuando parte del hueso no recibe sangre y muere. Después de un tiempo, el hueso puede colapsar. Si la osteonecrosis no recibe tratamiento, la articulación se deteriorará, lo cual lleva a que se presente artritis grave.

La osteonecrosis puede ser causada por una enfermedad o por un traumatismo grave, como una fractura o dislocación, que afecta el riego sanguíneo al hueso. La osteonecrosis también se puede presentar sin ningún traumatismo o enfermedad. Esto se denomina “osteonecrosis idiopática”, lo cual significa que ocurre sin una causa conocida.

Las siguientes son posibles causas:

  • Uso de esteroides intravenosos u orales
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Anemia drepanocítica
  • Radioterapia
  • Enfermedad de Gaucher
  • Enfermedad por descompresión a causa de mucho buceo en el mar a grandes profundidades
  • Dislocación o fracturas alrededor de una articulación
  • Trastornos de la coagulación
  • VIH o tomar medicamentos para el VIH

Cuando ocurre osteonecrosis en la articulación del hombro, generalmente se debe a un tratamiento prolongado con esteroides o a antecedentes de traumatismo en esa parte.

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es una afección similar que se observa en niños y adolescentes.

Síntomas

No se presentan síntomas en las etapas iniciales de la enfermedad. A medida que el daño óseo empeora, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en la articulación que se puede incrementar gradualmente y que se torna muy fuerte si el hueso colapsa.
  • Dolor que se presenta incluso en reposo.
  • Rango de movimiento limitado.
  • Dolor en la ingle si la articulación afectada es la cadera.
  • Cojera, si la afección ocurre en o por debajo de la cadera.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico para averiguar si usted tiene alguna enfermedad o trastorno que puedan afectar los huesos. Le harán preguntas con respecto a los síntomas y a la historia clínica.

No olvide comentarle al proveedor de atención acerca de cualquier medicamento o suplemento vitamínico que esté tomando, incluso los medicamentos de venta libre.

Después del examen, el proveedor ordenará uno o más de los siguientes:

Tratamiento

Si su proveedor de atención conoce la causa del desarrollo de la osteonecrosis, parte del tratamiento se enfocará hacia la afección subyacente. Por ejemplo, si la causa es un trastorno en la coagulación de la sangre, el tratamiento constará, en parte, de medicamentos trombolíticos.

Si la afección se descubre de forma muy temprana, usted tomará analgésicos y limitará el uso de la zona afectada. Esto puede incluir el uso de muletas si la cadera, la rodilla o el tobillo están afectados. Usted puede necesitar ejercicios de rango de movimiento. El tratamiento no quirúrgico a menudo puede retrasar el progreso de la osteonecrosis, pero la mayoría de las personas necesitará cirugía.

Las opciones quirúrgicas son, entre otras:

  • Un injerto óseo.
  • Un injerto óseo junto con su riego sanguíneo (injerto óseo vascularizado).
  • Cortar el hueso y cambiar su alineación con el fin de aliviar el estrés sobre dicho hueso o la articulación (osteotomía).
  • Reemplazo total de la articulación.
  • Extracción de parte del interior del hueso (descompresión del núcleo) para aliviar la presión y permitir que se formen nuevos vasos sanguíneos.

Grupos de apoyo

Usted puede encontrar más información y recursos de apoyo en las siguientes organizaciones:

  • National Osteonecrosis Foundation: www.nonf.org
  • Avascular Necrosis / Osteonecrosis Support Group International Association: osteonecrosisavnsupport.org
  • The Arthritis Foundation: www.arthritis.org
  • Center for Osteonecrosis Research and Education (CORE): www.osteonecrosis.org

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de lo siguiente:

  • La causa de la osteonecrosis
  • La etapa de la enfermedad en el momento del diagnóstico
  • La cantidad de hueso comprometida
  • Su edad y salud general

El desenlace clínico puede variar desde la curación completa hasta un daño permanente en el hueso afectado.

Posibles complicaciones

La osteonecrosis avanzada puede llevar a osteoartritis y disminución permanente de la movilidad. Los casos graves pueden requerir el reemplazo de la articulación.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si presenta síntomas.

Prevención

Muchos casos de osteonecrosis no tienen una causa conocida, de tal forma que su prevención puede no ser posible. En algunos casos, usted puede reducir el riesgo haciendo lo siguiente:

  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar el uso prolongado y las dosis altas de corticosteroides, en lo posible.
  • Bucear en forma segura para evitar la enfermedad por descompresión.

Nombres alternativos

Necrosis avascular; Infarto óseo; Necrosis ósea isquémica; AVN; Necrosis aséptica

Referencias

McAlindon T, Ward RJ. Osteonecrosis. In: Hochberg MC, Silman AJ, Smolen JS, Weinblatt ME, Weisman MH, eds. Rheumatology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2015:chap 184.

Whyte MP. Osteonecrosis, osteosclerosis/hyperstosis, and other disorders of the bone. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 248.

Actualizado 5/9/2015

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados