Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002963.htm

Injerto óseo

Es una cirugía para colocar hueso nuevo o sustitutos óseos dentro de los espacios ubicados alrededor de un hueso roto o de defectos óseos.

Descripción

Un injerto óseo se puede tomar de un hueso sano de la misma persona (esto se denomina autoinjerto). O de un hueso donado y congelado (aloinjerto). En algunos casos, se utiliza un sustituto de hueso artificial (sintético).

Usted estará dormido y no sentirá dolor (anestesia general).

Durante la cirugía, el cirujano hace una incisión sobre el defecto óseo. Se moldea el injerto óseo y se introduce dentro y alrededor del área. El injerto óseo se puede sostener en su lugar con clavos, placas o tornillos.

Por qué se realiza el procedimiento

Los injertos óseos se utilizan para:

  • Fusionar articulaciones para impedir el movimiento
  • Reparar huesos rotos (fracturas) que tengan pérdida ósea
  • Reparar hueso lesionado que no ha sanado

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de la cirugía en general incluyen:

  • Reacciones a los medicamentos, problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección 

Los riesgos de esta cirugía incluyen:

  • Dolor en el lugar del cuerpo de donde se extrajo el hueso
  • Lesión de los nervios alrededor del área del injerto
  • Rigidez en la zona 

Antes del procedimiento

Coméntele al cirujano los medicamentos que esté tomando. Estos incluyen medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta médica.

Siga las indicaciones acerca de dejar de tomar los medicamentos que dificultan la coagulación sanguínea. Estos pueden aumentar el sangrado durante la cirugía.

El día de la cirugía:

  • Siga las indicaciones con respecto a no comer ni beber nada antes de la cirugía 
  • Tome los medicamentos que su proveedor le dijo que tomara con un pequeño sorbo de agua 
  • Si va de su casa al hospital, asegúrese de llegar a la hora programada

Después del procedimiento

El tiempo de recuperación depende de la lesión o el defecto que se esté tratando y del tamaño del injerto óseo. Su recuperación puede llevar de 2 semanas a 3 meses. El injerto óseo tardará hasta 3 meses o más en sanar.

A usted le pueden decir que evite el ejercicio extremo hasta por 6 meses. Pregunte al médico o al personal de enfermería lo que puede y no puede hacer sin correr riesgos.

Será necesario que mantenga el área del injerto óseo limpia y seca. Siga las instrucciones respecto a la forma de ducharse.

NO fume. El tabaquismo reduce o impide la consolidación del hueso. Si usted fuma, es más probable que el injerto falle. Debe saber que los parches de nicotina, al igual que el tabaquismo, retardan la curación.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los injertos óseos ayudan a que el defecto óseo sane con poco riesgo de rechazo.

Nombres alternativos

Autoinjerto - óseo; Aloinjerto - óseo; Fractura - injerto óseo; Cirugía - injerto óseo; Autólogo - injerto óseo

Referencias

Brinker MR, O'Connor DP. Nonunions: evaluation and treatment. In: Browner BD, Jupiter JB, Krettek C, Anderson PA, eds. Skeletal Trauma: Basic Science, Management, and Reconstruction. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 25.

Seitz IA, Teven CM, Reid RR. Repair and grafting of bone. In: Neligan PC, ed. Plastic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 21.

Ultima revisión 9/22/2016

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.