Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003918.htm

Laparoscopia diagnóstica

Es un procedimiento que le permite a un médico mirar directamente el interior del abdomen o la pelvis.

Forma en que se realiza el examen

El procedimiento generalmente realiza en el hospital o en un centro quirúrgico ambulatorio usando anestesia general (mientras usted está inconsciente y no puede sentir dolor). El procedimiento se lleva a cabo de la siguiente manera:

  • El cirujano hace una incisión (corte) pequeña debajo del ombligo.
  • Se introduce una aguja en la incisión. Luego, se pasa dióxido de carbono hacia el abdomen a través de la aguja o la sonda. El gas ayuda a expandir el área, dándole al cirujano más espacio para trabajar y ayudándole a ver los órganos con mayor claridad.
  • Se coloca una sonda a través de la incisión en el abdomen. Se pasa una videocámara diminuta (laparoscopio) a través de esta sonda y se utiliza para observar el interior de la pelvis y el abdomen. Se pueden hacer más incisiones pequeñas en caso de que se necesiten otros instrumentos para lograr una mejor vista de ciertos órganos.
  • Si se le está realizando una laparoscopia ginecológica, puede que se le inyecte un colorante en el área cervical de manera que el cirujano pueda observar las trompas de falopio.
  • Después del examen, se extraen el gas, el laparoscopio y los instrumentos, y se cierran las incisiones. Usted tendrá vendajes sobre esas áreas.

Preparación para el examen

Siga las instrucciones de no comer ni beber antes de la cirugía.

Puede que necesite dejar de tomar medicamentos, incluyendo analgésicos, en el día del examen o el día anterior. No cambie ni deje de tomar ningún medicamento sin antes consultar con su proveedor de atención médica.

Siga cualquier otra instrucción de cómo prepararse para el procedimiento.

Lo que se siente durante el examen

Usted no sentirá ningún dolor durante el procedimiento. Posteriormente, las incisiones pueden estar adoloridas. Su médico le puede que recetar un analgésico.

Puede que también tenga dolor en el hombro por unos pocos días. El gas empleado durante el procedimiento puede irritar el diafragma, que comparte algunos de los mismos nervios con el hombro. Puede que también sienta un aumento en la necesidad de orinar, debido a que el gas puede ejercer presión en la vejiga.

Usted se recuperará por unas pocas horas en el hospital antes de irse a casa. Es poco probable quedarse de un día para otro después de una laparoscopia.

No se le permitirá que conduzca hasta su casa. Alguien debe estar disponible para recogerlo después del procedimiento.

Razones por las que se realiza el examen

La laparoscopia diagnóstica a menudo se hace para:

  • Encontrar la causa de un dolor o crecimiento en el abdomen y zona pélvica cuando los resultados de una radiografía o un ultrasonido no es claro.
  • Después de un accidente para ver si hay una lesión en el abdomen.
  • Antes de procedimientos para tratar cáncer para descubrir si se ha diseminado. Si es así, el tratamiento cambiará.

Resultados normales

La laparoscopia es normal si no hay sangre en el abdomen, no hay hernias, obstrucción intestinal, o cáncer en ningún órgano visible. El útero, las trompas de falopio y los ovarios presentan tamaño, forma y color normales. El hígado está normal.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden deberse a varias afecciones, incluyendo:

Riesgos

Existe un riesgo de infección. Puede que reciba antibióticos para prevenir esta complicación.

Existe el riesgo de punzar un órgano. Esto puede ocasionar que el contenido de los intestinos escape. También puede haber sangrado hacia la cavidad abdominal. Estas complicaciones podrían llevar a una cirugía abierta inmediata (laparotomía).

Puede que una laparoscopia diagnóstica no se pueda realizar si usted tiene el intestino inflamado o tiene líquido en el abdomen (ascitis), o si ha tenido cirugía en el pasado.

Nombres alternativos

Laparoscopia - diagnóstico; Laparoscopia exploratoria

Referencias

Falcone T, Walters MD. Diagnostic laparoscopy. In: Baggish MS, Karram MM, eds. Atlas of Pelvic Anatomy and Gynecologic Surgery. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 115.

Wexner SD, McLemore EC. Staging laparoscopy for gastrointestinal cancer. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:1403-1405.

Ultima revisión 5/24/2016

Versión en inglés revisada por: Mary C. Mancini, MD, PhD, Department of Surgery, Louisiana State University Health Sciences Center-Shreveport, Shreveport, LA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.