Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003190.htm

Pérdida de la función muscular

La pérdida de la función muscular se presenta cuando un músculo no trabaja ni se mueve normalmente. El término médico para la pérdida completa de la función muscular es parálisis.

Consideraciones

La pérdida de la función muscular puede ser causada por:

  • Una enfermedad del músculo en sí (miopatía)
  • Una enfermedad del área en la que se encuentran el músculo y el nervio (unión neuromuscular)
  • Una enfermedad del sistema nervioso: daño a nervios (neuropatía), lesión de la médula espinal (mielopatía) o daño cerebral (accidente cerebrovascular u otra lesión cerebral)

La pérdida de la función muscular después de este tipo de eventos puede ser grave, en algunos casos, es posible que la fuerza muscular no se recupere por completo, aun después del tratamiento.

La parálisis puede ser temporal o permanente y puede afectar un área pequeña (localizada) o extensa (generalizada). Puede afectar un solo lado (unilateral) o ambos lados (bilateral).

Si la parálisis afecta la mitad inferior del cuerpo y ambas piernas, se denomina paraplejia. Si afecta tanto los brazos como las piernas, se denomina cuadriplejia. Si afecta los músculos que causan la respiración, es potencialmente mortal de manera rápida.

Causas

Las enfermedades de los músculos que causan la pérdida de la función muscular abarcan:

Las enfermedades del sistema nervioso que causan pérdida de la función muscular abarcan:

Cuidados en el hogar

La pérdida súbita de la función muscular es una emergencia. Busque ayuda médica de inmediato.

Después de que haya recibido tratamiento médico, su proveedor de atención médica puede recomendar algunas de las siguientes medidas:

  • Seguir la terapia prescrita.
  • Si hay daño en los nervios que van a la cara o a la cabeza, usted puede tener dificultad para masticar y deglutir o para cerrar los ojos. En estos casos, se puede recomendar una dieta blanda. También se necesitará alguna forma de protección ocular, como un parche en los ojos mientras está dormido.
  • La inmovilidad prolongada puede causar complicaciones graves. Cambie de posición con frecuencia y tenga cuidado con la piel. Los ejercicios de amplitud de movimiento pueden ayudar a mantener algo del tono muscular.
  • El uso de férulas (tablilla) puede ayudar a prevenir las contracturas musculares, una afección en la cual un músculo se vuelve corto de manera permanente.

Cuándo contactar a un profesional médico

La parálisis muscular siempre requiere atención médica inmediata. Si usted nota debilitamiento gradual o problemas con un músculo, consiga atención médica lo más pronto posible.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas, como:

Localización:

  • ¿Qué parte(s) del cuerpo está(n) afectada(s)?
  • ¿Afecta a uno o ambos lados del cuerpo?
  • ¿Se presentó con un patrón de arriba hacia abajo (parálisis descendente) o de abajo hacia arriba (parálisis ascendente)?
  • ¿Tiene dificultad para levantarse de una silla o subir escaleras?
  • ¿Tiene dificultad para levantar el brazo por encima de la cabeza?
  • ¿Tiene problemas para extender o levantar la muñeca (muñeca caída)?
  • ¿Tiene dificultad para agarrar (asir)?

Síntomas:

Patrón de tiempo:

  • ¿Son los episodios repetitivos (recurrentes)?
  • ¿Cuánto tiempo duran?
  • ¿Está empeorando la pérdida de la función muscular (progresiva)?
  • ¿Está progresando lenta o rápidamente?
  • ¿Empeora a medida que avanza el día?

Factores agravantes o atenuantes:

  • ¿Qué, de haberlo, empeora la parálisis?
  • ¿Empeora luego de tomar suplementos de potasio u otros medicamentos?
  • ¿Mejora después del reposo?

Los exámenes que pueden realizarse son:

Es posible que se requiera alimentación intravenosa o por sondas de alimentación en los casos graves. Se puede recomendar fisioterapia, terapia ocupacional o logopedia.

Nombres alternativos

Pérdida del movimiento; Parálisis; Paresia; Disfunción motora

Referencias

Griggs RC, Jozefowicz RF, Aminoff MJ. Approach to the patient with neurologic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 396.

Selcen D. Muscle diseases. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 421.

Warner WC, Sawyer JR. Neuromuscular disorders. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 35.

Ultima revisión 2/27/2018

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper Medical School at Rowan University, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.