Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002916.htm

Laparoscopia pélvica

Es una cirugía para examinar órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio. La cirugía también se usa para tratar ciertas enfermedades de los órganos pélvicos.

Descripción

Mientras usted se encuentra profundamente dormida y sin sentir dolor bajo anestesia general, el médico hace una incisión quirúrgica de media pulgada (1.25 centímetros) en la piel, por debajo del ombligo. Luego, se insufla dióxido de carbono en el abdomen para ayudarle al médico a ver los órganos más fácilmente.

Se introduce el laparoscopio, un instrumento similar a un pequeño telescopio con una luz y una cámara de video, de manera que el médico pueda observar el área.

Se pueden introducir otros instrumentos a través de otras incisiones quirúrgicas pequeñas en la parte baja del abdomen. Mientras mira en un monitor de video, el médico puede:

  • Obtener muestras de tejido (biopsia)
  • Buscar la causa de cualquier síntoma
  • Extraer tejido cicatricial u otro tejido anormal, como el de una endometriosis
  • Reparar o extirpar parte o todos los ovarios o las trompas
  • Reparar o extirpar parte del útero
  • Realizar otros procedimientos quirúrgicos (como apendicectomía, extirpación de ganglios linfáticos)

Después de la laparoscopia, se libera el dióxido de carbono y se cierran las incisiones con suturas.

Por qué se realiza el procedimiento

En la laparoscopia se hace una incisión quirúrgica más pequeña que en la cirugía abierta. La mayoría de las personas que se someten a este procedimiento pueden regresar a casa el mismo día. Una incisión más pequeña también significa una recuperación más rápida. Hay menos pérdida de sangre con la cirugía laparoscópica y menos dolor después de la cirugía.

La laparoscopia pélvica se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. Se puede recomendar para:

  • Una masa pélvica anormal o un quiste ovárico encontrados en un ultrasonido de la pelvis
  • Cáncer (ovárico, endometrial o cervical) con el fin de ver si se ha diseminado o para extirpar tejido o ganglios linfáticos cercanos
  • Dolor pélvico crónico (prolongado), si no se ha encontrado otra causa
  • Embarazo (tubárico) ectópico
  • Endometriosis
  • Dificultad para quedar embarazada o tener un bebé (esterilidad)
  • Dolor pélvico súbito e intenso

Una laparoscopia pélvica también se puede hacer para:

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía de la pelvis abarcan:

  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos en la pierna o las venas de la pelvis, los cuales podrían viajar hasta los pulmones y, en raras ocasiones, ser mortales
  • Problemas respiratorios
  • Daño a órganos y tejidos adyacentes
  • Problemas cardíacos
  • Infección

La laparoscopia es más segura que un procedimiento abierto para corregir el problema.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre a su proveedor de atención médica:

  • Si está o podría estar embarazada
  • Qué fármacos está tomando, lo que incluye medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin receta

Durante los días antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele a su proveedor qué fármacos puede seguir tomando, incluso el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de parar. Pídale ayuda a su proveedor.
  • Haga los arreglos necesarios para que alguien lo lleve a casa después de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Generalmente, se le solicitará que no beba ni coma nada a partir de la medianoche anterior a la cirugía u 8 horas antes de la operación.
  • Tome los fármacos que su proveedor le dijo con apenas un sorbo de agua.
  • Su proveedor le dirá a qué hora debe llegar al hospital o la clínica.

Después del procedimiento

Usted pasará algún tiempo en el área de recuperación a medida que despierte de la anestesia.

Muchas personas pueden ir a casa el mismo día del procedimiento. Algunas veces, puede ser necesario quedarse de un día para otro, según el tipo de cirugía que se realizó utilizando laparoscopio.

El gas insuflado en el abdomen puede causar malestar abdominal durante 1 o 2 días después del procedimiento. Algunas personas sienten dolor de cuello y hombro varios días después de una laparoscopía debido a que el gas de dióxido de carbono irrita el diafragma. A medida que se absorbe el gas, este dolor va a desaparecer. Recostarse puede ayudar a disminuir el dolor.

Le darán una receta para analgésicos o le dirán cuáles medicamentos para el dolor de venta libre puede tomar.

Usted puede regresar a sus actividades normales en 1 o 2 días. Sin embargo, NO levante objetos de más de 10 libras (4.5 kilogramos) durante las 3 semanas siguientes a la cirugía para disminuir el riesgo de desarrollar una hernia en sus incisiones.

Dependiendo del procedimiento que se realizó, usted puede por lo general iniciar actividades sexuales tan pronto como se haya detenido cualquier sangrado. Si ha tenido una histerectomía, es necesario esperar más tiempo antes de tener relaciones sexuales de nuevo. Pregúntele a su proveedor qué se recomienda de acuerdo al procedimiento que usted haya tenido.

Llame a su proveedor si tiene:

  • Sangrado vaginal
  • Fiebre que no se va
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal severo

Nombres alternativos

Celioscopia; Cirugía de curitas; Laparoscopia ginecológica; Pelviscopia; Laparoscopia ginecológica exploratoria

Referencias

Backes FJ, Cohn DE, Mannel RS, Fowler JM. Role of minimally invasive surgery in gynecologic malignancies. In: DiSaia PJ, Creasman WT, Mannel RS, McMeekin DS, Mutch DG, eds. Clinical Gynecologic Oncology. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 21.

Burney RO, Giudice LC. Endometriosis. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 130.

Carlson SM, Goldberg J, Lentz GM. Endoscopy: hysteroscopy and laparoscopy: indications, contraindications, and complications. In:  Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 10.

Ordon M, Eichel L, Landman J. Fundamentals of laparoscopic and robotic urologic surgery. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 10.

Ultima revisión 1/14/2018

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.