Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001191.htm

Infertilidad

Infertilidad significa que usted no puede quedar embarazada (concebir).

Hay dos tipos de infertilidad:

  • La infertilidad primaria se refiere a las parejas que no han podido quedar en embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos.
  • La infertilidad secundaria se refiere a las parejas que han podido quedar embarazadas al menos una vez, pero que ahora no pueden.

Causas

La infertilidad puede ser causada por muchos factores físicos y emocionales. Puede deberse a problemas en el hombre, la mujer o en ambos.

INFERTILIDAD FEMENINA

La infertilidad femenina puede ocurrir cuando:

  • Un óvulo fecundado o el embrión no sobrevive una vez que se fija al revestimiento de la matriz (útero).
  • El óvulo fecundado no se fija al revestimiento del útero.
  • Los óvulos no pueden movilizarse desde el ovario hasta la matriz.
  • Los ovarios tienen problemas para producir óvulos.

La infertilidad femenina puede ser causada por:

  • Trastornos autoimmunitarios, como el síndrome antifosfolípídico (SAFL).
  • Defectos congénitos que afectan el tracto reproductor.
  • Cáncer o tumor.
  • Trastornos de la coagulación.
  • Diabetes.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Ejercicio excesivo.
  • Trastornos alimentarios o desnutrición.
  • Neoplasias (como miomas o pólipos) en el útero y el cuello uterino.
  • Uso de ciertos medicamentos, como por ejemplo fármacos quimioterapéuticos.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Obesidad.
  • Edad avanzada.
  • Quistes ováricos y síndrome de ovario poliquístico (SOPQ).
  • Infección pélvica o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
  • Cicatrización a raíz de infección de transmisión sexual, cirugía abdominal previa o endometriosis.
  • Tabaquismo.
  • Cirugía para prevenir el embarazo (ligadura de trompas) o falla de la cirugía de recanalización de trompas (reanastomosis).
  • Enfermedad tiroidea.

INFERTILIDAD MASCULINA

La infertilidad masculina puede deberse a:

  • Una disminución de la cantidad de espermatozoides.
  • Un bloqueo que impide que los espermatozoides sean liberados.
  • Defectos en los espermatozoides.

La infertilidad masculina puede ser causada por:

  • Defectos congénitos
  • Tratamientos para el cáncer, incluso quimioterapia y radiación
  • Exposición a mucho calor durante períodos prolongados
  • Consumo compulsivo de alcohol, de marihuana o de cocaína
  • Desequilibrio hormonal
  • Impotencia
  • Infección
  • Consumo de ciertos fármacos, como cimetidina, espironolactona y nitrofurantoina
  • Obesidad
  • Edad avanzada
  • Eyaculación retrógrada
  • Cicatrización a raíz de enfermedades de transmisión sexual, lesión o cirugía
  • Tabaquismo
  • Toxinas en el medioambiente
  • Vasectomía o falla de la vasovasostomía

Las probabilidades de un embarazo en parejas saludables menores de 30 años y que tengan relaciones con regularidad son de aproximadamente un 25 a 30% mensual.

Una mujer alcanza su mayor fertilidad entre los 20 y los 25 años de edad. Las probabilidades de que una mujer quede embarazada disminuyen considerablemente después de los 35 años (y especialmente después de los 40). La edad en la que la fertilidad comienza a declinar varía de una mujer a otra.

Los problemas de infertilidad y las tasas de abortos espontáneos aumentan considerablemente luego de los 35 años de edad. Actualmente existen opciones para la recolección y el almacenamiento de óvulos para las mujeres de entre 20 y 30 años. Esto ayudará a garantizar un embarazo exitoso si este se aplaza hasta después de los 35 años. Se trata de una opción costosa, pero para las mujeres que saben que necesitarán aplazar la maternidad, puede valer la pena tenerlo en mente.

Pruebas y exámenes

La decisión sobre el momento para buscar tratamiento para la infertilidad depende de su edad. Los proveedores de atención médica a menudo sugieren que las mujeres menores de 30 años deben tratar de quedar embarazadas por sí solas durante un año antes de hacerse exámenes.

Muchos expertos recomiendan que las mujeres mayores de 35 años intenten concebir únicamente durante 6 meses. Si no se presenta un embarazo en ese período de tiempo, deben hablar con su proveedor de atención.

Las pruebas para determinar la infertilidad incluyen una historia clínica y un examen físico completos de ambos compañeros.

En la mayoría de los casos, se necesitarán exámenes de sangre e imagenológicos. En las mujeres, estos exámenes pueden incluir:

  • Exámenes de sangre para verificar el nivel de hormonas, por ejemplo, progesterona y hormona foliculoestimulante.
  • Kits caseros para la detección de la ovulación en la orina.
  • Medición de la temperatura corporal todas las mañanas para verificar si los ovarios están liberando óvulos.
  • Hormona foliculoestimulante y prueba de provocación con Clomid.
  • Prueba de la hormona Antimülleriana (HAM)
  • Histerosalpingografía (HSG).
  • Ecografía de la pelvis.
  • Laparoscopia.
  • Pruebas de la función tiroidea.

Los exámenes en los hombres pueden incluir:

  • Análisis de semen.
  • Examen de los testículos y del pene.
  • Ecografía de los genitales masculinos (algunas veces se hace).
  • Exámenes de sangre para verificar los niveles hormonales.
  • Biopsia testicular (rara vez se hace).

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la infertilidad y puede consistir en:

  • Educación y asesoría acerca del trastorno.
  • Tratamientos para la fertilidad, como inseminación intrauterina (IIU) y fecundación in vitro (FIV).
  • Medicamentos para tratar infecciones y trastornos de coagulación.
  • Medicamentos que ayudan a la formación y liberación de óvulos de los ovarios.

Las parejas pueden incrementar las probabilidades de quedar embarazada cada mes teniendo relaciones sexuales al menos cada tres días antes y durante la ovulación.

La ovulación ocurre aproximadamente dos semanas antes de que el siguiente ciclo menstrual (periodo) empiece. Si una mujer tiene su periodo cada 28 días, la pareja debe tener relaciones sexuales al menos cada tres días entre el 10.º y 18.º día después del inicio de su periodo.

Tener relaciones sexuales antes de que se presente la ovulación es de gran ayuda.

  • Los espermatozoides pueden vivir en el cuerpo de una mujer durante al menos 3 días.
  • Sin embargo, un óvulo solamente puede ser fecundado por el espermatozoide durante unas pocas horas después de ser liberado.

Las mujeres que estén bajas de peso o con sobrepeso pueden incrementar sus probabilidades de quedar embarazadas si logran un peso más saludable.

Grupos de apoyo

Muchas personas encuentran útil participar en grupos de apoyo para personas con inquietudes similares. Le puede solicitar al proveedor de atención médica que le recomiende grupos de apoyo locales.

Expectativas (pronóstico)

Hasta 1 de cada 5 parejas a quienes se les diagnostica la infertilidad finalmente logran quedar en embarazo sin tratamiento.

Más de la mitad de las parejas con infertilidad resultan embarazadas después de un tratamiento. Esta cifra no contempla técnicas avanzadas como la fecundación in vitro (FIV).

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si no puede quedar embarazada.

Prevención

La prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS), como gonorrea y clamidia, puede reducir el riesgo de infertilidad.

Mantener una dieta, peso y estilo de vida saludables puede aumentar las probabilidades de quedar embarazada y tener un embarazo saludable.

Nombres alternativos

Incapacidad para concebir; Incapacidad para quedar embarazada (esterilidad)

Referencias

American Society for Reproductive Medicine. Diagnostic evaluation of the infertile female: a committee opinion. Fertil Steril. 2012;98:302-7. PMID: 22698637 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22698637.

American Society for Reproductive Medicine. Diagnostic evaluation of the infertile male: a committee opinion. Fertil Steril. 2015;103:18-25. PMID: 25597249 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25597249.

Bulun SE. Physiology and pathology of the female reproductive axis. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 17.

Lobo RA. Infertility: etiology, diagnostic evaluation, management, prognosis. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 41.

Actualizado 1/16/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados