Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000910.htm

Cáncer endometrial

Es un cáncer que comienza en el endometrio, el revestimiento del útero (matriz).

Causas

El cáncer endometrial es el tipo más común de cáncer uterino. No se conoce su causa exacta. Un aumento de los niveles de la hormona estrógeno parece ser un factor influyente. Esta estimula la formación del revestimiento del útero. Esto puede llevar a que se presente un crecimiento anormal del endometrio y cáncer.

La mayoría de los casos de cáncer endometrial ocurre entre los 60 y los 70 años de edad. Unos pocos casos se pueden presentar antes de los 40 años.

Los siguientes factores relacionados con las hormonas incrementan el riesgo para cáncer endometrial:

Las mujeres con las siguientes afecciones también parecen estar en mayor riesgo para cáncer endometrial:

Síntomas

Los síntomas de cáncer endometrial incluyen:

  • Sangrado anormal de la vagina, incluyendo sangrado entre períodos normales o manchado/sangrado después de la menopausia
  • Episodios de sangrado vaginal frecuentes, fuertes o extremadamente prolongados después de los 40 años
  • Dolor abdominal bajo o calambres pélvicos

Pruebas y exámenes

Durante las primeras etapas de la enfermedad, hacer un examen de pelvis suele ser normal.

  • En las etapas avanzadas, pueden verse cambios en el tamaño, la forma o la palpación del útero o de sus estructuras circundantes.
  • Una citología vaginal (puede suscitar la sospecha de cáncer endometrial, pero no lo diagnostica)

Según los síntomas y otros hallazgos, se puede requerir otros exámenes. Algunos se pueden hacer en el consultorio de su proveedor de atención médica. Otros pueden hacerse en un hospital o centro quirúrgico:

  • Biopsia endometrial: usando un catéter pequeño o delgado (sonda) se toma una muestra de tejido del revestimiento del útero (endometrio). Las células se examinan bajo el microscopio para detectar si alguna aparenta ser anormal o cancerosa.
  • Histeroscopia: se introduce un pequeño dispositivo similar a un telescopio a través de la vagina y la abertura del cuello uterino. Este dispositivo le permite al proveedor observar el interior del útero.
  • Ultrasonido: se utilizan ondas de sonido para formar una imagen de los órganos pélvicos. El ultrasonido puede realizarse en el abdomen o la vagina. Un ultrasonido puede determinar si el revestimiento del útero es anormal o se ha engrosado.
  • Histerosonografía: se deposita líquido en el útero a través de una pequeña sonda, mientras se toman imágenes vaginales del útero por ultrasonido. Este procedimiento puede realizarse para determinar la presencia de alguna masa uterina anormal que pueda ser un indicador de cáncer.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): en este examen por imágenes, se usan imanes potentes para crear imágenes de los órganos internos.

Si se descubre cáncer, los exámenes por imágenes se pueden realizar para saber si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Esto se llama estadificación.

Los estadios del cáncer endometrial son:

  • Estadio 1: el cáncer está solo en el útero.
  • Estadio 2: el cáncer está en el útero y en el cuello uterino.
  • Estadio 3: el cáncer se ha diseminado fuera del útero, pero no más allá del área de la pelvis. Puede comprometer los ganglios linfáticos en la pelvis o cerca de la aorta (la arteria principal en el abdomen).
  • Estadio 4: el cáncer se ha diseminado hacia la superficie interior del intestino, la vejiga, el abdomen u otros órganos.

El cáncer también se describe como grado 1, 2 o 3. El grado 1 es el menos agresivo y el grado 3 es el más agresivo. Agresivo significa que el cáncer se multiplica y se propaga rápidamente.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento incluyen:

La cirugía para extirpar el útero (histerectomía) se puede llevar a cabo en mujeres con cáncer uterino incipiente en estadio 1. El médico también puede extirpar las trompas y los ovarios.

La cirugía combinada con radioterapia es otra opción de tratamiento. A menudo se utiliza para mujeres con:

  • Enfermedad en estadio 1 que tiene una probabilidad alta de retornar, que se ha diseminado a los ganglios linfáticos o es de grado 2 o 3
  • Enfermedad en estadio 2

La quimioterapia o la terapia hormonal se pueden considerar en algunos casos, casi siempre para aquellas personas con la enfermedad en estadios 3 y 4.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar al unirse a un grupo de apoyo para el cáncer. Compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarla a que no se sienta sola.

Expectativas (pronóstico)

El cáncer endometrial suele ser diagnosticado en una etapa inicial.

Si el cáncer no se ha diseminado, el 95% de las mujeres están vivas después de 5 años. Si el cáncer se ha diseminado a órganos distantes, aproximadamente el 25% de las mujeres están vivas después de 5 años.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir cualquiera de las siguientes:

  • Anemia debido a la pérdida de sangre (antes del diagnóstico)
  • Perforación (orificio) del útero, lo cual puede ocurrir durante una dilatación y legrado o una biopsia endometrial
  • Problemas a raíz de la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor si tiene cualquiera de lo siguiente:

  • Sangrado o manchado que ocurre después del inicio de la menopausia 
  • Sangrado o manchado después de una relación sexual o una ducha vaginal
  • Sangrado que dura más de 7 días
  • Periodos irregulares que ocurren dos veces al mes
  • Nuevo flujo después de que la menopausia haya comenzado
  • Cólicos o dolor pélvico que no desaparece

Prevención

No existe una prueba de detección específica para el cáncer endometrial (uterino).

Las mujeres con factores de riesgo para el cáncer endometrial deben recibir controles más estrictos por parte de sus médicos. Esto incluye a mujeres que estén tomando:

  • Terapia de reemplazo de estrógenos sin progesterona 
  • Tamoxifeno durante más de 2 años

Los exámenes pélvicos frecuentes, las pruebas de Papanicolaou, los ultrasonidos vaginales y la biopsia del endometrio se pueden considerar en algunos casos.

El riesgo para cáncer endometrial se reduce:

  • Manteniendo un peso normal
  • Usando píldoras anticonceptivas durante más de un año

Nombres alternativos

Adenocarcinoma endometrial; Adenocarcinoma uterino; Cáncer uterino; Adenocarcinoma - endometrio; Adenocarcinoma - útero; Cáncer - uterino; Cáncer - endometrial; Cáncer del cuerpo uterino

Referencias

Armstrong DK. Gynecologic cancers. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 189.

Boggess JF, Kilgore JE, Tran A-Q. Uterine cancer. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 85.

Morice P, Leary A, Creutzberg C, Abu-Rustum N, Darai E. Endometrial cancer. Lancet. 2016;387(10023):1094-1108. PMID: 26354523 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26354523/.

National Cancer Institute website. Endometrial cancer treatment treatment (PDQ)-health professional version. www.cancer.gov/types/uterine/hp/endometrial-treatment-pdq. Updated December 17, 2019. Accessed March 24, 2020.

National Comprehensive Cancer Network website. NCCN clinical practice guidelines in oncology (NCCN guidelines): uterine neoplasms. Version 1.2020. www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/uterine.pdf. Updated March 6, 2020. Accessed March 24, 2020.

Ultima revisión 1/27/2020

Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.