Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002679.htm

Sobredosis de Metadona

La metadona es un analgésico muy potente. También se emplea para tratar la adicción a la heroína. La sobredosis de metadona ocurre cuando alguien toma accidental o intencionalmente más de la cantidad normal o recomendada de este medicamento. Esto puede ser por accidente o intencionalmente.

La sobredosis de metadona también se puede presentar si una persona toma metadona junto con ciertos analgésicos. Estos analgésicos incluyen Oxycontin, hidrocodona (Vicodin) o morfina.

Este artículo solo tiene fines informativos. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (como 911 en los Estados Unidos) o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

La metadona puede ser tóxica en grandes cantidades.

Dónde se encuentra

Los medicamentos con estas marcas comerciales contienen metadona:

  • Dolophine
  • Methadose
  • Physeptone

Otros medicamentos también pueden contener metadona. Los mencionados anteriormente incluyen productos de metadona que se pueden tragar o inyectar en una vena, en el músculo o debajo de la piel.

Síntomas

A continuación, se encuentran los síntomas de una sobredosis de metadona en diferentes partes del cuerpo.

OJOS, OÍDOS, NARIZ Y GARGANTA

  • Pupilas pequeñas

ESTÓMAGO E INTESTINOS

CORAZÓN Y SANGRE

PULMONES

SISTEMA NERVIOSO

PIEL

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que el centro de toxicología o un proveedor de atención médica se lo indiquen.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (concentración, si se conoce)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

El proveedor medirá y vigilará sus signos vitales, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. 

Los exámenes que pueden hacerse incluyen:

  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)

El tratamiento puede incluir: 

  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamento para neutralizar los efectos de la metadona (un antídoto) y para tratar otros síntomas
  • Carbón activado
  • Laxantes
  • Soporte respiratorio, incluyendo una sonda a través de la boca y conectada a un respirador (ventilador)

Expectativas (pronóstico)

Su pronóstico depende de la cantidad de tóxico ingerido y de qué tan rápido se haya recibido el tratamiento. Cuanto más rápido reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Si se puede administrar un antídoto, la recuperación de una sobredosis comienza de inmediato. Sin embargo, dado que los efectos de la metadona pueden durar alrededor de un día, generalmente la persona permanece hospitalizada de un día para otro y puede recibir varias dosis del antídoto.

Las personas que tomaron una sobredosis grande puede que dejen de respirar. Pueden tener convulsiones si no reciben este antídoto rápidamente. Las complicaciones, como neumonía, daño muscular por permanecer sobre una superficie dura durante un período prolongado o daño cerebral por la falta de oxígeno pueden ocasionar discapacidad permanente.

La muerte puede ocurrir en casos graves.

Referencias

Aronson JK. Opioid receptor agonists. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:348-380.

Kowalchuk A, Reed BC. Substance use disorders. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 50.

Nikolaides JK, Thompson TM. Opioids. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 156.

Ultima revisión 9/23/2017

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.