Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001332.htm

Fiebre tifoidea

Es una infección que causa diarrea y una erupción cutánea. Es causada más comúnmente por un tipo de bacteria llamada Salmonella typhi (S. typhi).

Causas

La bacteria que causa la fiebre tifoidea, Salmonella typhi, se propaga a través de alimentos, agua o bebidas contaminadas. Si usted come o bebe algo que esté contaminado, las bacterias ingresan al cuerpo. Viajan hacia el intestino y luego hacia el torrente sanguíneo. En la sangre, viajan a los nódulos linfáticos, la vesícula, el hígado, el bazo y otras partes del cuerpo.

Algunas personas pueden convertirse en portadores de la bacteria Salmonella typhi y continuar expulsando la bacteria en sus heces por años, diseminando la enfermedad.

La fiebre tifoidea es común en países en desarrollo, pero menos de 400 casos se notifican en los Estados Unidos cada año. La mayoría de los casos en los Estados Unidos proviene de otros países en donde la fiebre tifoidea es común.

Síntomas

Los síntomas iniciales incluyen fiebre, indisposición general y dolor abdominal. A medida que empeora la enfermedad, se presenta una fiebre alta (típicamente por encima de 39.5°C/103°F) y diarrea profusa.

Algunas personas presentan una erupción llamada "manchas rosas", que son pequeños puntos rojos en el abdomen y el tórax.

Otros síntomas que se presentan incluyen:

Pruebas y exámenes

Un conteo sanguíneo completo (CSC) mostrará una cantidad alta de glóbulos blancos en la sangre.

Un hemocultivo durante la primera semana de la fiebre puede mostrar la bacteria Salmonella typhi.

Otros exámenes que pueden ayudar a diagnosticar esta afección son:

Tratamiento

Se pueden suministrar líquidos y electrolitos a través de una vena (vía intravenosa) o le pueden solicitar que beba agua con paquetes de electrolitos.

Se administran antibióticos apropiados para destruir las bacterias. Hay crecientes tasas de resistencia a los antibióticos en todo el mundo, de manera que su proveedor de atención médica verificará las recomendaciones actuales antes de escoger un antibiótico.

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas por lo general mejoran en dos a cuatro semanas con tratamiento. El pronóstico probablemente sea bueno con tratamiento oportuno, pero se vuelve desalentador si se presentan complicaciones.

Los síntomas pueden retornar si el tratamiento no ha curado por completo la infección.

Posibles complicaciones

Los problemas de salud que se pueden presentar incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si presenta alguno de los siguientes:

  • Ha estado expuesto a alguien que tiene fiebre tifoidea.
  • Ha estado en una zona en la que hay personas infectadas con fiebre tifoidea y presenta síntomas de fiebre tifoidea.
  • Ha tenido fiebre tifoidea y los síntomas reaparecen.
  • Presenta dolor abdominal fuerte, disminución del gasto urinario u otros síntomas nuevos.

Prevención

Se recomiendan las vacunas para viajar fuera de los Estados Unidos a lugares donde hay fiebre tiroidea. El sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tiene información sobre los lugares en los que la fiebre tifoidea es común -- www.cdc.gov/nczved/divisions/dfbmd/diseases/typhoid_fever. Pregúntele a su proveedor de atención si debe llevar paquetes de electrolitos por si se enferma.

Al viajar beba sólo agua hervida o embotellada y coma alimentos bien cocidos.

El tratamiento del agua, la eliminación de desechos y la protección de los suministros de alimentos contra la contaminación son importantes medidas de salud pública. No se debe permitir que los portadores de tifoidea trabajen como manipuladores de alimentos.

Nombres alternativos

Fiebre entérica

Referencias

Harris JB, Ryan ET. Enteric fever and other causes of fever and abdominal symptoms. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 102.

Wain J, Hendriksen RS, Mikoleit ML, Keddy KH, Ochiai RL. Typhoid fever. Lancet. 2015;385;1136-45. PMID: 25458731 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25458731.

Actualizado 5/1/2015

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados