Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000419.htm

Bursitis

Es la hinchazón e irritación de una bursa (bolsa), un saco lleno de líquido que actúa como amortiguador entre los músculos, los tendones y los huesos. 

Causas

La bursitis es a menudo el resultado de la sobrecarga. Puede ser causada por un cambio en el nivel de actividad, como el entrenamiento para una maratón o el sobrepeso.

La bursitis también puede ser causada por traumatismo, artritis reumatoidea, gotao infecciones. A veces, la causa no se puede determinar.

La bursitis comúnmente se presenta en el hombro, la rodilla, el codo y la cadera. Otras áreas que pueden verse afectadas abarcan el tendón de Aquiles y el pie. 

Síntomas

Los síntomas de la bursitis pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Sensibilidad y dolor articular cuando se presiona alrededor de la articulación
  • Rigidez y dolor cuando se mueve la articulación afectada
  • Hinchazón, calor o enrojecimiento sobre la articulación
  • Dolor mientras hay movimiento y cuando descansa
  • El dolor puede sentirse también en áreas cercanas a la zona afectada

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica le preguntará sobre su historial médico y realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

Tratamiento

Su proveedor hablará con usted acerca de un plan de tratamiento que le ayude a reanudar su actividad normal.

Consejos para aliviar el dolor de la bursitis:

  • Aplique hielo de 3 a 4 veces al día durante los primeros 2 o 3 días.
  • Cubra la zona adolorida con una toalla y coloque hielo sobre ella durante 15 minutos. NO se quede dormido con el hielo puesto. Si lo deja demasiado tiempo, puede sufrir una quemadura.
  • Al dormir, no se acueste sobre el lado que tiene bursitis.

Para la bursitis alrededor de la cadera, las rodillas o los tobillos:

  • Trate de no estar de pie durante largos períodos.
  • Párese sobre una superficie suave y acolchada, con igual peso en cada pierna.
  • Colocar una almohada entre las rodillas cuando esté acostado de lado puede ayudarle a disminuir el dolor.
  • Los zapatos planos que estén acolchados y confortables a menudo ayudan.
  • Si tiene sobrepeso, bajar de peso también puede ser útil.

Usted debe evitar las actividades que involucren movimientos repetitivos de cualquier parte del cuerpo siempre que sea posible.

Otros tratamientos incluyen:

  • Antinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno
  • Fisioterapia
  • Ejercicio que usted realiza en el hogar para aumentar la fuerza y mantener la articulación móvil a medida que el dolor desaparece
  • Extraer líquido de la bolsa y recibir una inyección de corticosteroides

A medida que el dolor desaparece, el médico o el personal de enfermería puede recomendarle ejercicios para aumentar la fuerza y mantener el movimiento en la zona adolorida.

En pocas ocasiones será necesaria la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

Algunas personas responden bien al tratamiento. Cuando la causa no se puede corregir, puede presentarse dolor crónico.

Posibles complicaciones

Si la bursa se infecta, se inflama y es dolorosa.  En este caso, generalmente se requeren antibióticos o cirugía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si los síntomas se repiten o no mejoran después de 3 a 4 semanas de tratamiento o si el dolor empeora.

Prevención

Cuando sea posible, evite actividades que involucren movimientos repetitivos de cualquier parte del cuerpo.

Nombres alternativos

Codo de estudiante; Bursitis del olécranon; Rodilla del ama de casa; Bursitis prepapelar; Nalgas de tejedor; Bursitis isquiática; Quiste de Baker; Gastrocnemia - bursa semimembranosa

Referencias

Biundo JJ. Bursitis, tendinitis, and other periarticular disorders of sports medicine. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 263.

Schmidt MJ, Adams SL. Tendinopathy and bursitis. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 117.

Ultima revisión 9/22/2016

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados