Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000376.htm

Osteomalacia

Es el reblandecimiento de los huesos. Se presenta a menudo debido a una falta de vitamina D, la cual le ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El cuerpo necesita el calcio para mantener la fuerza y dureza de los huesos.

En niños, el trastorno se llama raquitismo

Causas

La falta de la cantidad adecuada de calcio conduce a huesos débiles y blandos.

La vitamina D se absorbe de los alimentos o es producida por la piel cuando se expone a la luz solar. La falta de vitamina D producida por la piel puede ocurrir en personas que:

  • Viven en climas con poca exposición a la luz solar
  • Deben permanecer en el interior
  • Trabajan en el interior durante las horas del día
  • Usan ropa que cubre la mayor parte de su piel
  • Tienen pigmentación oscura de la piel
  • Usan protector solar muy fuerte

Usted puede no obtener suficiente vitamina D de su dieta si usted:

  • Es intolerante a la lactosa (tiene problemas para digerir los productos lácteos)
  • No come o bebe productos lácteos (más común en los adultos mayores)
  • Sigue una dieta vegetariana
  • No es capaz de absorber bien la vitamina D en el intestino, por ejemplo después de una cirugía de bypass gástrico

Otras afecciones que pueden causar osteomalacia incluyen:

  • Cáncer
  • Insuficiencia renal y acidosis
  • Falta de fosfatos suficientes en la dieta
  • Enfermedad hepática, y por consiguiente no convierte a la vitamina D en su forma activa
  • Efectos secundarios de medicamentos empleados para tratar crisis epilépticas

Síntomas

Los síntomas incluyen:

Los síntomas pueden ocurrir debido a niveles bajos de calcio. Estos pueden ser:

Pruebas y exámenes

Se harán exámenes de sangre para verificar los niveles de vitamina D, creatinina, calcio, fosfato, electrólitos, fosfatasa alcalina y hormonas paratiroideas.

Las radiografías óseas y una prueba de densidad ósea pueden ayudar a detectar seudofracturas, pérdida ósea y reblandecimiento de los huesos. Más importante, la osteomalacia puede verse como debilidad de los huesos por osteoporosis en una prueba de densidad ósea.

En algunos casos, se tomará una biopsia ósea para ver si hay reblandecimiento de los huesos.

Tratamiento

El tratamiento puede consistir en suplementos orales de vitamina D, calcio y fósforo. Las personas que no pueden absorber bien los nutrientes a través de los intestinos pueden necesitar dosis más grandes de vitamina D y calcio. Esto incluye a personas que tienen ciertos tipos de cirugías para perder peso.

Igualmente, las personas con ciertas afecciones pueden requerir exámenes regulares de sangre para el control de los niveles sanguíneos de fósforo y calcio.

Expectativas (pronóstico)

Algunas personas con trastornos de deficiencia vitamínica mejorarán al cabo de unas pocas semanas. Con tratamiento, la curación debe suceder en cuestión de 6 meses.

Posibles complicaciones

Los síntomas pueden reaparecer.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de osteomalacia o si cree que puede estar en riesgo de padecer este trastorno.

Prevención

Consumir una dieta rica en vitamina D y recibir muy buena luz solar y calcio pueden ayudar a prevenir la osteomalacia debida a una deficiencia de dicha vitamina.

Nombres alternativos

Deficiencia de vitamina D - osteomalacia; Calcio - osteomalacia

Imágenes

Referencias

Bringhurst FR, Demay MB, Kronenberg HM. Hormones and disorders of mineral metabolism. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 28.

Demay MB, Krane SM. Disorders of mineralization. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 71.

Weinstein RS. Osteomalacia and rickets. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 244.

Ultima revisión 5/2/2016

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados