Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003808.htm

Radiografía de hueso

Una radiografía del hueso es un examen imagenológico para examinar los huesos.

Forma en que se realiza el examen

El examen lo realiza un técnico en rayos X, en el departamento de radiología de un hospital o en el consultorio médico. Para el examen, usted ubicará el hueso al que se le va a tomar la radiografía sobre la mesa. Luego, se tomarán imágenes y el hueso se reubicará para obtener diferentes planos.

Preparación para el examen

Coméntele al médico si está embarazada. Usted debe quitarse todo tipo de joyas para la radiografía.

Lo que se siente durante el examen

Los rayos X son indoloros. Cambiar de posición para lograr diferentes planos puede ser incómodo.

Razones por las que se realiza el examen

Una radiografía ósea se utiliza para buscar lesiones o enfermedades que afecten los huesos.

Significado de los resultados anormales

Entre los resultados anormales se encuentran:

  • Fracturas o huesos rotos
  • Tumores óseos
  • Afecciones óseas degenerativas
  • Osteomielitis (inflamación del hueso causada por una infección)

Otras afecciones por las cuales se puede realizar el examen son:

Riesgos

Hay una exposición baja a la radiación. Los equipos de rayos X se configuran para generar la mínima cantidad de exposición a la radiación necesaria para producir la imagen. La mayoría de los expertos consideran que el riesgo es bajo en comparación con los beneficios.

Los niños y los fetos de mujeres embarazadas son más sensibles a los riesgos de los rayos X. Se puede utilizar un escudo protector sobre las zonas que no se están examinando.

Nombres alternativos

Radiografía ósea

Referencias

Mettler, FA. Skeletal system. In: Mettler FA, ed. Essentials of Radiology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 8.

Actualizado 5/9/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.