Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000207.htm

Estenosis esofágica benigna

La estenosis esofágica benigna es un estrechamiento del esófago (el conducto que va de la boca al estómago). Esto ocasiona dificultad para tragar.

Benigna significa que no es causada por cáncer del esófago.

Causas

La estenosis esofágica puede ser causada por:

  • Reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Esofagitis eosinofílica.
  • Lesiones causadas por un endoscopio.
  • Uso prolongado de una sonda nasogástrica (un tubo que pasa a través de la nariz hasta el estómago).
  • Ingestión de sustancias que dañan el revestimiento del esófago. Estas pueden incluir limpiadores de uso doméstico, lejía, pilas de botón o ácido de batería.
  • Tratamiento de várices esofágicas.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Usted puede necesitar los siguientes exámenes:

Tratamiento

La dilatación (estiramiento) del esófago utilizando un cilindro o globo delgado que se inserta a través de un endoscopio es el tratamiento principal para la estenosis relacionada al reflujo gastroesofágico. Usted puede necesitar que le repitan este tratamiento después de un tiempo para evitar que la estenosis se estreche de nuevo.

Los inhibidores de la bomba de protones (medicamentos que bloquean los ácidos) pueden impedir la reaparición de una estenosis péptica. En pocas ocasiones se necesita una cirugía.

Si usted presenta esofagitis eosinofílica, puede necesitar tomar medicamentos o hacer cambios a su alimentación para reducir la inflamación. En algunos casos, se lleva a cabo la dilatación.

Expectativas (pronóstico)

La estenosis puede reaparecer en el futuro. Esto requeriría una repetición de la dilatación.

Posibles complicaciones

Los problemas para tragar pueden impedir que usted reciba suficientes líquidos y nutrientes. El alimento sólido, especialmente la carne, puede quedar atorado por encima de la estenosis. En ese caso, se necesitaría una endoscopia para extraer el alimento atorado.

Además, hay un mayor riesgo de que el alimento, los líquidos o el vómito ingresen a los pulmones con la regurgitación. Esto puede causar ahogamiento o neumonía por aspiración.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor de atención médica si tiene problemas para tragar que no desaparecen.

Prevención

Tome medidas de seguridad para evitar la ingestión de sustancias que puedan dañar su esófago. Mantenga los químicos peligrosos fuera del alcance de los niños. Consulte con su proveedor si presenta enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Instrucciones para el paciente

Referencias

El-Omar E, McLean MH. Gastroenterology. In: Ralston SH, Penman ID, Strachan MWJ, Hobson RP, eds. Davidson's Principles and Practice of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 21.

Pfau PR, Hancock SM. Foreign bodies, bezoars, and caustic ingestions. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 27.

Richter JE, Friendenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 44.

Ultima revisión 10/22/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.