Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/suddencardiacarrest.html

Paro cardíaco

Otros nombres: Muerte cardíaca repentina, Muerte cardíaca súbita

Introducción

¿Qué es un paro cardíaco?

El paro cardíaco, también conocido como paro cardiaco repentino o súbito, es una afección en la que el corazón deja de latir en forma repentina. Cuando esto ocurre, la sangre deja de fluir hacia el cerebro y otros órganos vitales. Si no se trata, el paro cardiaco suele causar la muerte en cuestión de minutos. Sin embargo, el tratamiento rápido con un desfibrilador puede salvarle la vida.

¿Cuál es la diferencia entre un paro cardíaco y un ataque cardíaco?

Un ataque cardíaco es diferente a un paro cardiaco. Un ataque cardíaco ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre al corazón. Durante un ataque cardíaco, en general el corazón no deja de latir repentinamente. En el paro cardiaco el corazón deja de latir.

A veces, un paro cardíaco puede ocurrir después o durante la recuperación de un ataque cardíaco.

¿Qué causa un paro cardíaco?

Su corazón tiene un sistema eléctrico que controla la frecuencia y el ritmo de sus latidos. Un paro cardíaco puede ocurrir cuando el sistema eléctrico del corazón no funciona bien y causa latidos cardíacos irregulares conocidos como arritmias. Hay diferentes tipos. Pueden hacer que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o con un ritmo irregular. Algunos pueden hacer que el corazón deje de bombear sangre al cuerpo, causando un paro cardíaco.

Ciertas enfermedades y afecciones pueden causar problemas eléctricos que lleven a un paro cardíaco. Estas incluyen:

  • Fibrilación ventricular: Tipo de arritmia en la que los ventrículos (las cámaras inferiores del corazón) no laten en forma normal. En cambio, laten muy rápido y muy irregularmente. No logran bombear sangre al cuerpo. Es la causa más común de paro cardíaco
  • Enfermedad de las arterias coronarias: También llamada enfermedad isquémica del corazón, esta afección ocurre cuando las arterias del corazón no pueden transportar suficiente sangre rica en oxígeno al corazón. A menudo, es causada por la acumulación de placa, una sustancia cerosa, dentro del revestimiento de las arterias coronarias más grandes. La placa bloquea parte o la totalidad del flujo sanguíneo al corazón
  • Algunos tipos de estrés físico pueden hacer que falle el sistema eléctrico de su corazón, como:
    • Actividad física intensa en la que su cuerpo libera adrenalina. Esta hormona puede desencadenar un paro cardíaco en personas que tienen problemas del corazón
    • Niveles muy bajos de potasio o magnesio en la sangre: Estos minerales juegan un papel importante en el sistema eléctrico de su corazón
    • Pérdida importante de sangre
    • Falta severa de oxígeno
  • Ciertos trastornos hereditarios que pueden causar arritmias o problemas con la estructura de su corazón
  • Cambios estructurales en el corazón: Estos incluyen agrandamiento del corazón debido a presión arterial alta o enfermedad cardíaca avanzada. Las infecciones cardíacas también pueden causar cambios en la estructura del corazón

¿Quién tiene un mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco?

Usted tiene un mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco si:

  • Tiene enfermedad de las arterias coronarias: La mayoría de las personas que sufren un paro cardiaco tienen enfermedad de las arterias coronarias. Pero, en general, la enfermedad de las arterias coronarias no causa síntomas, por lo que es posible que no sepa que la tiene
  • Personas mayores (el riesgo aumenta con la edad)
  • Es hombre (es más común en hombres que en mujeres)
  • Es afroamericano, especialmente si tiene otras afecciones como diabetes, presión arterial alta, insuficiencia cardíaca o enfermedad renal crónica
  • Tiene historia clínica o familiar de latidos cardíacos irregulares (arritmia)
  • Tiene historia clínica o familiar de paro cardíaco o trastornos hereditarios que pueden causar arritmia
  • Tiene un problema de uso de drogas o alcohol
  • Ha tenido un infarto
  • Tiene insuficiencia cardíaca

¿Cuáles son los síntomas de un paro cardíaco?

Por lo general, el primer signo de un paro cardíaco es la pérdida del conocimiento (desmayo). Esto sucede cuando el corazón deja de latir.

Algunas personas pueden tener latidos cardíacos acelerados o sentirse mareados o aturdidos justo antes de desmayarse. Y, en ocasiones, las personas presentan dolor de pecho, dificultad para respirar, náuseas o vómitos dentro de una hora antes de tener un paro cardiaco.

¿Cómo se diagnostica un paro cardíaco?

Un paro cardiaco ocurre sin previo aviso y requiere tratamiento de emergencia. Los profesionales de la salud rara vez diagnostican un paro cardíaco con pruebas médicas cuando está ocurriendo. En cambio, generalmente se diagnostica después de que ocurre. Los profesionales de la salud hacen esto descartando otras causas del colapso repentino de una persona.

Si tiene un alto riesgo de sufrir un paro cardíaco, su profesional de la salud puede derivarlo a un cardiólogo, un especialista en enfermedades cardíacas. El cardiólogo puede solicitarle varias pruebas de salud del corazón para ver qué tan bien está funcionando. El médico trabajará con usted para decidir si necesita tratamiento para prevenir un paro cardíaco.

¿Cuáles son los tratamientos para el paro cardíaco?

Un paro cardíaco es una emergencia. Una persona que tiene un paro cardíaco debe ser tratada de inmediato con un desfibrilador, un dispositivo que envía una descarga eléctrica al corazón. La descarga eléctrica puede restaurar un ritmo normal a un corazón que dejó de latir. Para que funcione bien, debe aplicarse a los pocos minutos de ocurrir un paro cardíaco.

La mayoría de los oficiales de policía, técnicos de emergencias médicas y otros socorristas están capacitados y equipados para usar un desfibrilador. Llame al 911 de inmediato si alguien tiene signos o síntomas de paro cardíaco. Cuanto antes solicite ayuda, antes se podrá comenzar el tratamiento que salve vidas.

¿Qué debo hacer si creo que alguien ha tenido un paro cardíaco?

Muchos lugares públicos, como escuelas, empresas y aeropuertos, tienen desfibriladores externos automáticos. Estos dispositivos son desfibriladores especiales que personas no capacitadas pueden usar si creen que alguien ha tenido un paro cardíaco. Los desfibriladores externos automáticos están programados para dar una descarga eléctrica si detectan una arritmia peligrosa. Esto evita dar una descarga a alguien que puede haberse desmayado pero que no tiene un paro cardíaco.

Si cree que alguien ha tenido un paro cardíaco, debe administrarle reanimación cardiopulmonar hasta que se pueda realizar la desfibrilación.

Las personas que están en riesgo de sufrir un paro cardíaco repentino pueden considerar tener un desfibrilador externo automático en casa. Pídale a su cardiólogo que lo ayude a decidir si tener este dispositivo en su hogar puede ayudar.

¿Cuáles son los tratamientos después de sobrevivir a un paro cardíaco?

Si sobrevive a un paro cardíaco, es probable que lo hospitalicen para recibir atención y tratamiento continuos. En el hospital, su equipo médico vigilará de cerca su corazón. Es posible que le receten medicamentos para tratar de reducir el riesgo de otro paro cardíaco.

También intentarán averiguar la causa del paro cardíaco. Si le diagnostican enfermedad de las arterias coronarias, es posible que le realicen una angioplastía o una cirugía de derivación de las arterias coronarias. Estos procedimientos ayudan a restaurar el flujo sanguíneo a través de arterias coronarias estrechas o bloqueadas.

A menudo, a las personas que han tenido un paro cardiaco se les coloca un desfibrilador cardioversor implantable. Este pequeño dispositivo se implanta con una operación debajo de la piel de su pecho o abdomen. Un desfibrilador cardioversor implantable utiliza impulsos eléctricos o descargas para ayudar a controlar arritmias peligrosas.

¿Se puede prevenir un paro cardíaco?

Es posible que pueda reducir su riesgo de sufrir un paro cardíaco si sigue un estilo de vida saludable para el corazón. Si tiene una enfermedad de las arterias coronarias u otra enfermedad del corazón, el tratamiento de esa afección también puede reducir su riesgo de paro cardíaco. Si ha tenido un paro cardíaco, la colocación de un desfibrilador cardioversor implantable puede reducir sus probabilidades de sufrir otro evento.

NIH: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre

Comience aquí

Prevención y factores de riesgo

Tratamientos y terapias

Asuntos relacionados

Información de referencia

Adolescentes

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud.